“Mizoguchi. Esencial”, Ciclo dedicado al maestro japonés en el Cine Albéniz

El Cine Albéniz de Málaga homenajeará del 14 de febrero al 18 de abril de 2019 al maestro Kenji Mizoguchi con una retrospectiva de ocho películas. Tres obras restauradas y cinco digitalizadas componen “Mizoguchi. Esencial“, un ciclo junto a Capricci Cine para acercarnos al genio japonés.

El Cine Albéniz y Capricci Cine organizan una retrospectiva de ocho títulos de la obra de Kenji Mizoguchi, uno de los directores claves de la filmografía japonesa y universal. Además de corregir la dificultad de acceso a las películas del director nipón mediante copias remasterizadas y un nuevo trabajo de subtitulación, podremos disfrutar de tres títulos de Mizoguchi restaurados en 4K por la Kadokawa Corporation y The Film Foundation, creada por Martin Scorsese. El ciclo, que comienza el 14 de febrero y finaliza el 18 de abril, tendrá la siguiente programación, para la que ya están las entradas a la venta en las taquillas del Cine Albéniz y a través de la plataforma http://www.unientradas.es a un precio de 4,5 euros (4 euros para los socios del Club Albéniz). Todas las películas, en VOSE, se proyectan a las 20.00 horas:

  • 14 febrero: La señorita Oyu, 1951 (Oyû sama)
  • 21 febrero: Los músicos de Gion, 1953 (Gion bayashi)
  • 28 febrero: Cuentos de la luna pálida, 1953 (Ugetsu monogatari)
  • 7 marzo: La mujer crucificada, 1954 (Uwasa no onna)
  • 28 marzo: Los amantes crucificados, 1954 (Chikamatsu monogatari)
  • 4 abril: El intendente Sansho, 1954 (Sanshô dayû)
  • 11 abril: La emperatriz Yang Kwei-fei, 1955 (Yôkihi)
  • 18 abril: La calle de la vergüenza, 1956 (Akasen chitai)

SOBRE KENJI MIZOGUCHI:

Nacido en 1898, en los albores del cine, Mizoguchi se forma en pintura occidental y trabaja como ilustrador entre 1915 y 1920 hasta que a principios de los años 20 recala en Tokio y empieza a vincularse con el arte cinematográfico. Aunque muchas de sus primeras películas se han perdido, la gran cantidad de trabajos que realiza durante los años 20 y 30 le permite aprender, experimentar y sintetizar un estilo que culmina en la década de los años 50 cuando realiza, entre otras, las ocho obras maestras que podremos ver en este ciclo. Como diría el crítico Jean Douchet: “Kenji Mizoguchi representa para el cine lo mismo que J.S. Bach en la música, Cervantes en la literatura, Shakespeare en el teatro o Tiziano en la pintura: el más grande”. Mizoguchi es reputado como el cineasta que más y mejor ha retratado el mundo de las geishas y la prostitución en el cine japonés, como demuestran títulos como “Los músicos de Gion” (1953), “La mujer crucificada” (1954) o “La calle de la vergüenza” (1956). Pero además de las geishas, su visión única del universo femenino y la posición de la mujer dentro de la sociedad japonesa han sido espléndidamente retratadas en “Los amantes crucificados” (1954) o “La señorita Oyu” (1951). La belleza y sutilidad de las imágenes de “La emperatriz Yang Kwei-Fei” (1955), una de sus dos únicas películas filmadas en color; la misteriosa y enigmática “Cuentos de la luna pálida” (1953), y la potencia conmovedora de “El intendente Sansho” (1954) completan la lista de títulos que nos presentan junto a Capricci Cine en ‘Mizoguchi. Esencial’, donde el arte de Mizoguchi se encuentra a su más alto nivel.

Enlaces: Cine Albéniz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .