La chica a la orilla del mar (うみべの女の子), de Inio Asano -Vol.2-

No es habitual que reseñemos un manga por separado, pero en el caso de ‘La chica a la orilla del mar‘ (Umibe no Onnanoko / うみべの女の子) de Inio Asano, ya que son únicamente dos tomos, vamos a acompañar la reseña que dedicamos al tomo 1 con esta segunda entrega y así poner cierre a esta fantástica historia.

A veces hay que arriesgarse, ponerse a prueba uno mismo y tomar las riendas…

Avisamos de antemano que es posible que si no habéis leido el primer tomo de ‘La chica a la orilla del mar’, os encontréis con algún spoiler en esta reseña. No es nuestra intención, pero para comentar ciertos aspectos de la historia es imposible no hacer mención a algunos detalles concretos, aunque de manera muy sutil y de pasada. Sato e Isobe, dos jóvenes adolescentes que viven sus días de instituto en un tranquilo pueblo costero. Un pueblo no muy grande en apariencia, en el que se puede pasear o ver el amanecer y el atardecer en la playa, con el mecer de las olas. Ella, Koume Sato, es una chica aparentemente normal, a la que le va bien en los estudios -aunque saque notas medias- pero a la que no se le dan tan bien los asuntos relacionados con el amor.

Él por su parte lleva menos tiempo en la ciudad y pasa horas y horas solo en su casa pues su hermano desapareció hace mucho y sus padres están largas temporadas fuera (el padretrabaja en una empresa de videojuegos y la madre en una editorial de Taiwan). Koume (Sato) acaba de salir de la que es su primera “relación” con un chico llamado Misaki. Una relación corta que encima dejará ciertos rumores sobre ella. Isobe sigue estando enamorado de ella, y fruto del interés, ambos deciden embarcarse en una relación que intentarán mantener en secreto y que se convertirá en algo puramente físico. A esa relación se suma un tercero, Kashima, un chico que conoce a Koume desde que eran pequeños y que siente por ella algo más que atracción física, pero cuyos sentimientos, desgraciadamente, no son correspondidos.

El triangulo amoroso está servido, pero pronto se darán cuenta que por encima de eso y por encima de todas sus preocupaciones, dudas y temores, dejar de lado los sentimientos resulta ser algo más complicado de lo que esperaban… Después del verano llega el esperado desenlace. Ella, arrogante y fría. Él, arrogante y trastornado. Tanto Sato como Isobe deberán enfrentarse a la realidad que les atañe y es que con el paso del tiempo y la monotonía, hace acto de presencia la precariedad de los sentimientos, no todo es como pensaban y el afecto que se procesan cada uno lo ve desde un punto de vista muy diferente, lo que les llevará a pasar del amor al dolor e inevitablemente, al final de la ilusión…

No permitas que se te vaya la vida sin hacer nada. Quejándote y lamentándote de todo…

Inio Asano pone broche final a esta fantástica historia con este segundo tomo donde, una vez más, nos encontramos con un “slice of life” en toda regla. La verdad es que cada vez más me estoy aficionando a este tipo de mangas seinen, por el realismo que transmite tanto su historia como el dibujo del autor. Si ya en el primer tomo este aspecto era más que evidente, en este segundo -y final- volvemos a sumergirnos en los detalles de la ciudad de estos jóvenes, desde las clases del instituto a sus calles, pasando por la habitación de Isobe o la propia playa. No falta un objeto que no haya sido definido y pormenorizado, lo que nos transmite mayor sensación de estar leyendo una historia que podría estar ocurriendo en ese mismo instante. Y ahí Asano mantiene el listón bien alto en cuanto al reflejo de la sociedad que tenemos hoy día y la complejidad emocional de los adolescentes, sumando de paso historias secundarias que rodean a los protagonistas en su grupo de amistades.

El mar se convierte en un tercer protagonista, que sirve de consuelo y desahogo y que con el ir y venir de sus olas, puede hacernos superar ciertas situaciones y animarnos a seguir adelante. Siguen las inquietudes sobre cuál será el futuro que les espera, aunque ahora parece que las riendas van tomando su curso y el mañana parece menos confuso que cuando comenzaron. Otro aspecto que se ve acrecentado es la carga sexual y es que este tipo de escenas son algo menores que en el tomo 1 pero cuentan con más páginas y un mayor número de situaciones. El sexo como ya comentamos es algo que todos tenemos asociado a esas edades y esta pareja no tiene mayores reparos en probar cosas nuevas. Asano no se corta y da rienda suelta a sus ideas, aunque se repite el esquema donde te queda la sensación de que más que por placer lo hacen por pasar el rato, como meros actos físicos y punto.

Ya sabíamos que los protagonistas tienen una fuerte personalidad, cada uno a su manera. Ahora que el tiempo ha pasado, ambos personajes han crecido, tanto en sus experiencias como en su propia psicología, aunque quizás Isobe siga un tanto trastornado por la perdida de su hermano y haya decidido tomar nuevos aires y que Sato demuestre tener cierta dependencia a las relaciones, aunque ahora se lo tome con más calma y de otro modo. La vida -en casi todos sus aspectos- se basa en eso, en caerse y levantarse, y aunque a veces nos llevemos golpes, todo final no tiene porque significar que no habrá nada más, al contrario, siempre hay una nueva oportunidad y nuevos comienzos. Y ahí Asano mantiene el listón bien alto en cuanto al reflejo de la sociedad que tenemos hoy día y la complejidad emocional de los adolescentes, sumando de paso historias secundarias que rodean a los protagonistas en su grupo de amistades. Siguen las inquietudes sobre cuál será su futuro, aunque ahora parece que las riendas van tomando su curso y el mañana parece menos confuso que cuando comenzaron.

Siempre habrá algo más grande…Mucho más grande que todo lo demás. ¡¡El mar!!

Centrándonos un poco en el apartado artístico, es una verdadera maravilla poder disfrutar del dibujo de Asano. El lenguaje no verbal que consigue es estupendo y uno de los puntos que demuestra saber manejar a la perfección y que consigue traspasar el papel impreso. No hacen falta líneas de dialogo, con las miradas de los propios protagonistas es más que suficiente para transmitirnos lo que están sintiendo en determinados momentos. Ya sabéis eso de que se puede se puede decir mucho sin necesidad de hablar, simplemente con una serie de miradas, gestos, posturas corporales, una sonrisa…así como el contacto físico o por el contrario, con la distancia y el mantener un espacio personal. Conductas observables que emitimos con todo nuestro cuerpo y que expresamos cuando nos relacionamos con otras personas, pero que no son expresadas verbalmente.

Es otro aspecto realista más que sumar a la lista de este “slice of life”, desde los propios entornos -ya sean edificaciones o zonas rurales- a los propios personajes (corporalmente) y sus expresiones en primer plano (especialmente las caras, importantes a la hora de expresar) que de nuevo cuentan con un fantástico nivel de detalle en su fisonomía. Inio Asano (Ibaraki, 1980) se ha convertido a sus 34 años en un prestigioso y reputado mangaka que actualmente goza de gran popularidad entre públicos de todas las edades. La apuesta era arriesgada, pero estoy seguro de que Milky way ediciones ha sentido el apoyo de los aficionados con esta obra suya y hace unos días han confirmado que próximamente recuperarán otra obra de Asano que se encontraba descatalogada en nuestro país, como es “Nijigahara Holograph“, junto a la novedad de ‘Hyōryū Net Cafe’ (que se llamará ‘Cibercafé a la deriva’) de Shūzō Oshimi.

La edición contará con una nueva maquetación, papel blanco y doble sobrecubierta. Desde luego que siguen ampliando su colección con contenidos interesantes, diferentes y sobretodo, marcando su personalidad editorial. Habrá quien como hemos leído por Twitter diga que hay una campaña por sobrevalorar todo esto, pero oye, si las cosas se hacen bien sin ser una empresa de una larga trayectoria, creo que es necesario hacerles llegar lo que pensamos, al igual que cuando encontramos fallos los hacemos saber. Por nuestra parte, una vez más, sólo podemos esperar que os animéis a completar esta historia. Es un placer poder leer historias tan interesantes, realistas y con un trabajo tan cuidado como el que ha hecho la editorial -con un trabajo evidentemente excelente como el de Asano-. Y esperamos que no sea la última. Os emplazamos a leer próximas reseñas tanto de cine asiático como de manga, porque seguimos manos a la obra con mucho y nuevo material con el que seguir difundiendo nuestra pasión por la cultura asiática.

Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones y comentarios en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

El tomo 2 de “La chica a la orilla del mar” viene presentados en un formato rústico con sobrecubierta, de tamaño 13 x 18cm y 216 páginas en blanco y negro.

La estética del tomo mantiene la esencia minimalista del anterior, con una cubierta realizada en un papel de unos 200 gramos -mate- y conjuga a la perfección con las tapas interiores, ya que la cubierta como podéis ver en la imagen aporta el toque de color en contraste con el color rosado metalizado que realza el acabado interior.


Compralo en Amazon.es (Aquí) o en la web de Milky Way.


En el faldón trasero interior (que sujeta la cubierta a las tapas) nos encontramos con una pequeña introducción al autor y en el delantero, una breve sinopsis de la trama. En la tapa también encontraremos un índice donde se nos especifica la página donde comienza cada uno de los 10 capítulos en los que está dividido este segundo tomo (del 11 al 20 del total que compone la historia). El acabado del material es excelente en el conjunto de la obra, así como el contraste -al ser blanco y negro- y la definición de las imágenes también.

El sentido de lectura es el oriental -de derecha a izquierda-. El precio es asequible a todos los bolsillos: 8€ a través de su web y poco menos en Amazon.es. Y de nuevo, como aliciente, desde la web de la editorial ofrecen como regalo un póster en tamaño A3 (42x30cm) y tres marcapáginas.

Enlaces de interés: Milky way ediciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s