Kids on the slope (坂道のアポロン) de Yuki Kodama. Jazz y amor en los años 60.

Reseñamos ‘Kids on the slope‘ (坂道のアポロン) de Yuki Kodama, una fantástica historia de amor adolescente y jazz ambientada en los años 60 que se alzó con el Premio Shôgakukan al mejor manga del año 2012 y que nos ha llegado gracias a Milky Way Ediciones.

SINOPSIS MANGA

A principios de verano de 1966 Kaoru Nishimi se muda desde Yokosuka por culpa del trabajo de su padre (que trabaja en la industria naviera). Una vez más en su vida tendrá que cambiar de centro escolar, entrando ahora en un instituto de provincias en Kyushu (Nagasaki). Para alguien como él, que ha cambiado de escuela continuamente desde su infancia, el instituto es algo así como un lugar de sufrimiento. Tachado de empollón y de adinerado, suele ser el centro de burlas de sus compañeros. Sin embargo, en su primer día conoce a Sentarô Kawabuchi, un chico muy peculiar… ¡y el día a día de Kaoru empieza a experimentar un cambio radical…!

De repente, se verá integrado junto a Sentarô y a Ritsuko Mukae “Ricchan”, la delegada de la clase y una chica muy especial por la que Kaoru sentirá algo más que sentimientos desde el primer momento. Una chica cuyo padre regenta una tienda de discos (Record Shop Mukae), junto a la que Kaoru descubrirá que en la planta inferior del edificio compartirán una gran afición por la música y en especial por el jazz.


¿Por qué estás tan asustado siempre? Si te dejas dominar por el miedo, nunca te pasará nada bueno…


En noviembre de 2012 tuve la oportunidad de asistir a la conferencia del Masao Maruyama en el Salón del Manga de Barcelona. Gracias una vez más al trabajo de traductor de Marc Bernabé, descubrí a un maestro del mundo de la animación que acababa de fundar Mappa y que nos recomendaba pedir a nuestras distribuidoras que licenciasen un anime acerca del jazz y las relaciones juveniles. Se trataba ni más ni menos que de ‘Sakamichi no Apollon‘ (Kids on the slope), la adaptación anime que Shinichiro Watanabe había dirigido, basándose en el manga original de Yuki Kodama. Nacida en la prefectura de Nagasaki, debutó en el año 2000 con la historia corta ‘Zakuro (La granada)’, en la revista CUTiE Comic (de la editorial Takarajima-sha). A partir de 2005 comenzó a presentar varias obras en Flowers hasta que su primer tomo recopilatorio, ‘Hikari no umi’ (Un mar de luz, Shôgakukan) apareció en 2007. Quién le iba a decir que en 2012 se alzaría como ganadora del Premio Shôgakukan al mejor manga del año por ‘Sakamichi no Apollon’, que ahora nos trae en una fantástica edición Milky Way Ediciones.

Este manga josei mezcla a la perfección géneros como el drama, romance y el slice of life con un elemento que le aporta ese toque interesante como es la música. No es que sea nada novedoso en nuestro país el hecho de que la música tenga gran importancia en esta historia, pues en menos de un año nos hemos juntado con varios títulos “musicales” como ‘Your lie in april‘ (Naoshi Arakawa, Milky Way Ediciones) o ‘Shônen Note‘ (Yuhki Kamatani, Ediciones Tomodomo); sin embargo, ‘Kids on the slope’ tiene algo que la diferencia de ellas y no es otra cosa más que la música es una parte que funciona como nexo de unión, teniendo una importancia en la trama bastante medida -al menos en este primer tomo-, pues no lleva toda la carga argumental como en aquellos casos.

Las referencias a autores y temas del mundo del jazz está bastante presente en la segunda mitad de este tomo y se agradece que hoy en día podamos poner en Youtube al momento esos títulos para poder meternos más de lleno en la trama, pero lo que realmente me ha llamado la atención (para bien) en el desarrollo de ‘Sakamichi no Apollon’ es el espectacular tratamiento de personajes que se dan cita en esta obra -tanto principales como secundarios-. Unos personajes, un trío protagonista, compuesto por personas muy diferentes entre sí, pero que descubren que gracias a la música tienen más en común de lo que ellos piensan. Un trío formado por un personaje duro, fuerte y problemático como es Sentarô, que se complementa a la perfección con un metódico y formal Kaoru, con el que comparte afinidad por la dulce, amistosa y agradable Ritsuko -que casualmente es amiga desde la infancia de Sentarô y se comporta como si de su hermana pequeña se tratase-.


Por ver su sonrisa creo que soy capaz de cualquier cosa. Me encantaría llevarte conmigo hasta donde fuera…


Evidentemente, aparte de las inquietudes típicas de la adolescencia (por los cambios, los primeros amores y demás) nos encontramos con tres personajes muy diferentes entre sí, con unos roles muy marcados, definidos, con unos valores y mentalidades muy dispares y que evolucionarán a medida que avance la trama y que no se olvidan facilmente. El amor, la amistad, los errores del pasado y del presente, así como las ambiciones del futuro se dan cita en ellos, llegando a convertirse en algo así como la explosión de emociones que se puede sentir cuando escuchas jazz. También he de mencionar que el apartado gráfico es de sobresaliente, unos trazos muy bien definidos y unos personajes muy bien diferenciados entre sí, de gran expresividad sin llegar a la exageración  y con unos rostros que transmiten mucho. Bueno, sus rostros y especialmente sus gestos y sus miradas gozan de gran importancia.

Del mismo modo que la ambientación juega un papel muy importante y que aporta un toque ‘retro’ que más bien considero nostálgico -pues en esta obra los chicos van al instituto sin móviles, tablets, drones ni cosas como las que podemos encontrar hoy en día-. También parece que el tema de la religión (cristianismo) estará presente en la obra, pero sin llegar a ser un elemento destacado o determinante. Se puede decir que el ambiente en sí es algo más “puro”, más como antes. Aunque hay algo que compartimos sea la época que sea y no es otra cosa que las dificultades. Escollos y obstáculos que se nos muestran como cuestas arriba, como la primera página o el propio título de la obra (Los chicos en la pendiente, cuesta abajo…), como esa necesidad de superación que todos tenemos en algún momento de nuestras vidas y que conseguimos en parte gracias a la ayuda y al apoyo de nuestros amigos. Es algo con lo que cualquier lector, sea chico o chica, puede sentirse identificado.

En definitiva -y aunque siempre me quede con la sensación de querer contaros más cosas- con simplemente un tomo leído de ‘Kids on the slope’, creo que nos encontramos ante una serie que llegará bien alto y que supone un toque de aire fresco con el que sumergirnos de lleno en una fantástica historia y en la vida de su trío protagonista, superando realmente la demografía a la que está enfocada (josei). Ahora toca esperar un poco hasta que nos llegue el segundo tomo para continuar con esta aventura. Y por pedir que no quede, ojalá gracias al éxito del manga se anime alguna distribuidora a licenciar el anime. Sería genial (y no, no quiero mirar a nadie Selecta Visión xD).


Mojarme con la lluvia ha sido mucho más agradable de lo que me habría imaginado…


Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones sobre la obra en los comentarios de esta entrada o en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

Lo mejor:

  • El desarrollo y tratamiento de personajes, así como un fantástico dibujo.
  • Bonita historia de amistad, amor y superación.
  • La música como nexo de unión y escape.
  • Una vez más, edición excelente de Milky Way Ediciones.

Lo peor:

  • Nada que añadir, al menos con este primer tomo. ¡Tendremos que ver como avanza la trama!

analisis edicion MANGA

Comprar tomo

He de reconocer que me sorprendió gratamente la noticia de la licencia de ‘Sakamichi no Apollon’ por parte de Milky Way Ediciones , más aún después de lo que os he contado en el primer párrafo de la reseña. ‘Kids on the slope‘ (坂道のアポロン) de Yuki Kodama nos llegará en un total de 9 tomos. Este primer tomo cuenta con un total de 192 páginas en blanco y negro. El formato elegido vuelve a ser el formato rústico con sobrecubierta, de tamaño 11,5 x 17 cm y un grosor de aproximadamente 1,4 cm.  La cubierta está realizada en un material de unos 300 gramos -mate- donde predomina la tonalidad rosada (como podréis ver más abajo). Por otro lado la sobrecubierta a todo color está realizada en unos 200 gramos, con acabado semi-brillo y donde destaca de nuevo el fondo rojizo sobre el que presenta al personaje de Kaoru. El faldón delantero de la sobrecubierta ha sido destinados a darnos una pequeña biografía de la autora. El sentido de lectura elegido es el oriental, de derecha a izquierda.

Para la traducción contamos de nuevo con el fantástico trabajo de Marc Bernabé (Daruma Serveis Lingüistics) y no es por repetirme, pero es que siendo quién es sabemos que estamos ante un excelente trabajo. La rotulación ha sido obra de J-Pop Manga y MWE.

Por su parte, este tomo está dividido en 5 capítulos: 1- Escena 1, 2- Escena 2, 3- Escena 3, 4- Escena 4 y 5- Escena 5, mientras que contamos con una pequeña historia nueva como capítulo extra titulado ‘Taneo’, además de un ‘Epílogo‘. El precio de venta recomendado es de 8,00 € y como siempre, si lo compráis desde su web (con envío gratis a través de Correos) os llevaréis de regalo un precioso marcapáginas a doble cara (hasta agotar existencias) como el que os mostramos a continuación en nuestra galería fotográfica:

Enlaces de interésMilky Way Ediciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s