Taxi Teherán (تاکسی) de Jafar Panahi

A pesar de las represalias y la censura, Jafar Panahí sigue demostrándonos con ‘Taxi Teherán‘ (تاکسی) que es todo un artista y que sabe ingeniárselas para hacer lo que mejor sabe hacer: el cine desde la libertad.

sinopsis-reseña

Un taxi amarillo muy particular recorre las vibrantes y coloridas calles de Teherán. Desde su parabrisas observamos lo que es un día normal entre sus calles: mucho tráfico, un gran descontrol con respecto a la seguridad vial, gente que cruza las calles aún sabiendo que pueden ser atropellados… pero este no es el enfoque desde el que se pone punto de partida a esta historia, pues su conductor no es un taxista a la usanza.

Con la bajada de bandera, al taxi se suben todo tipo de pasajeros, a cual más variopinto, y hablan con el conductor con absoluta franqueza: un atracador, una profesora, un vendedor de películas pirateadas, unas señoras que desean devolver unos peces al río, un estudiante de cine…  Lo que ninguno de ellos sabe es que el conductor, quién les está entrevistando, no es otro que el director Jafar Panahi.

Su cámara, colocada en el salpicadero del vehículo, ha convertido el taxi en un estudio de cine móvil, capturando el espíritu de la sociedad iraní a través de este viaje. Durante las carreras se mezclan drama y comedia, permitiéndole tomar el pulso a la sociedad actual de su país y mostrarnos, una vez más, todo aquello que hace ya muchos años le quisieron robar: su libertad.

La necesidad no es una escusa para poder perjudicar a los demás…

Jafar Panahi tiene muy claro que el cine es lo que le da vida. Su libertad creativa se vio coartada hace ya seis años, allá por 2010, por las altas esferas iraníes: el director fue condenado entre otras cosas a no poder abandonar su país y a no rodar ninguna película ni escribir ningún guión durante veinte años, con la escusa de que sus trabajos recogían y elaboraban propaganda contra el régimen y ponían en peligro la seguridad nacional. Evidentemente -y no hay más que ver sus últimos trabajos-, el director se las ha apañado para conseguir eludir en cierto modo estas represalias y ha seguido rodando, a su manera (se dice que su cinta ‘Esto no es una película‘ consiguió llegar al Festival de Cannes en un pendrive camuflado dentro de una tarta).

Algo que Panahi refleja a la perfección con el comunicado que envió al Festival de Cine de Berlín (Berlinale) en 2015 agradeciendo la proyección de su cinta y el Oso de Oro que se llevó por ella: “Soy un cineasta. No sé hacer otra cosa más que hacer películas. Nada puede impedírmelo. Y cuanto más me han empujado a los rincones más alejados, más he conectado con mi interior. El cine como arte se ha convertido en mi principal preocupación. Y seguiré haciendo películas para sentirme vivo”.

En ‘Taxi Teherán’ el director nos plantea, a través de un falso documental, las particularidades de la vida en Irán. Cosas buenas, pero también cosas menos buenas y bastante más criticables, como las ejecuciones políticas y sociales para dar “ejemplo”, la censura que se sufre en muchos estamentos como el cine o la prensa o el nivel adquisitivo y la pobreza que se vive en las propias calles, desde un niño que mendiga hasta un vendedor de pañuelos o música en un semáforo. Inclusive, apostando por meter en su taxi a diferentes pasajeros, hombres y mujeres -cuando sabemos de la existencia, y se nos muestra, de que hay taxis exclusivamente para mujeres, de color verde-.

Le he reconocido, Sr. Panahi. Incluso con la gorra le he reconocido…

Gracias a los diferentes pasajeros, se da rienda suelta para poder desarrollar esta trama, que incluye inclusive un personaje que me ha resultado muy simpático e interesante: un vendedor de cine pirata que le llevaba cintas al propio director, denominándose a sí mismo como un baluarte de la cultura en su país, porque gracias a él se estaban abriendo las fronteras a otro tipo de cine y a otras culturas en sí mismo (recomendando cintas de Kim Ki-duk o Kurosawa, por citar unos ejemplos). Amigos, conocidos y desconocidos se sirven en primer plano a contar sus experiencias y relatar las costumbres, ya sea apoyándolas o desaprobándolas. Una especie de realismo sórdido (como se nos explica a través del personaje de la sobrina del director que aparece en la cinta -y que fue quien recogió el premio en Berlín muy emocionada en nombre de su tío) del que el director huye, donde la realidad no es más que la realidad que se quiere mostrar, manipulada a favor de unos intereses.

Una realidad que el director no está dispuesto a seguir, puesto que él ya ha sufrido en sus propias carnes la censura y lo que ello conlleva. Una realidad que para él sigue muy presente, recordando incluso el trauma que le persigue de creer reconocer en la calle la voz de la persona que lo interrogó cuando lo retuvieron con los ojos vendados. Una metáfora visual que nos plantea a través de su taxi con respecto al interior del propio director. Una censura exterior pero que dentro de esas cuatro puertas puede saltarse y capotear el temporal. Una censura que sigue persiguiéndolo día a día -lo que para él puede ser una obsesión o manía persecutoria tan real como el final de la cinta-, y que él sigue sabiendo zigzaguear como puede por seguir haciendo eso que tanto le gusta: el cine desde la libertad, la crítica a una sociedad por la que sigue apostando y a la que quiere ayudar con lo que mejor sabe hacer. 

Además, se permite la licencia de hacer diferentes guiños a otras de sus películas que seguro que cualquier aficionado será capaz de reconocer (‘El globo blanco‘, ‘El Espejo‘, ‘Fuera de juego -Offside-‘). En definitiva, disfrutad de esta fantástica cinta, una alegoría a la vida, a la libertad. Una obra maestra -criticada por algunos, alabada por otros como es mi caso-, que a través de la comedia y el drama consigue plasmar la realidad de un país. Ojalá con el tiempo podamos ver al director recoger los premios en persona. Se lo merece. Eso sí, Panahí, como pequeño tirón de orejas le diré que estoy muy a favor de todo lo que se plantea en la cinta y como lo hace, pero eso de conducir hablando por el teléfono móvil -y más viendo el caos que hay en las carreteras de su país- está muy pero que muy mal. Al menos el cinturón de seguridad si que se lo ponen.

Cada película merece ser vista, según el gusto de cada uno…

Dirigida por Jafar Panahí, la cinta no contiene créditos más allá de que el director se ha encargado del montaje, de la dirección de fotografía e incluso es el personaje que articula todo este diálogo -aunque como Jesús Quintero, sabe jugar con sus silencios para dejar que los demás hablen y digan todo lo que quieran decir-. Panahi simplemente se limita a agradecer el esfuerzo a todos los que han aparecido en la cinta y la han hecho posible.

Lo mejor: Un falso documental de un fantástico ritmo. Panahi sigue haciendo lo que mejor sabe hacer, filmar desde su propia libertad, aunque sigan haciendo lo imposible por evitarlo. La cercanía de sus personajes. El reflejo de una sociedad, con su crítica.

Lo peor: Perdérsela. Es una gozada de cinta, una muestra de creatividad y libertad.

Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones sobre la película en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

analisis

Comprar DVD

Sigue pareciéndome impresionante la labor del director Jafar Panahi para seguir rodando. Pese a los impedimentos, pese al control que sufre desde hace años, sigue siendo ingenioso para poder dar rienda suelta a sus inquietudes, a su labor, a rodar y mostrarnos la realiadad de su país, aunque para algunos no sea más que algo negativo y motivo de censura y represalias.

Gracias a Cameo podemos disfrutar de ‘Taxi Teherán’ en Dvd. Ganadora del Oso de Oro de la Berlinale 2015, la película nos llega presentada en un DVD de 4,47 Gb  válido en Zona 2 PAL, que a continuación intentamos desgranar:


  • MENÚ PRINCIPAL:

El menú de inicio, durante el que podemos ir viendo algunas escenas de la película, ha sido dividido en cinco apartados principales: Ver película, Audio/SubtítulosSelección de Escenas, Tráiler y Recomendamos.

  • APARTADO VISUAL:

La película, en color, viene presentada en un formato de pantalla 16:9 anamórfico (compatible con 4:3) y un formato de imagen 1.85:1. Hubiese estado genial que la edición nos llegara en Bluray, pero al menos podemos disfrutar bastante bien con esta versión en DVD. Una calidad de imagen óptima para el formato, teniendo en cuenta que durante la cinta se mezclan planos obtenidos desde distintas fuentes (la cámara del salpicadero del coche, vídeo grabado desde una cámara de fotos o incluso desde un móvil). Buen color y buen contraste.

  • APARTADO SONORO:

La edición cuenta con dos pistas de audio presentadas en Dolby Digital 5.1: Castellano y versión original Persa. Una vez más, genial para los que disfrutamos del séptimo arte en versión original. Aunque he de reconocer que la versión doblada no está nada pero que nada mal, contando con unas voces muy acertadas. No hay mucha banda sonora, dejando más espacio -o silencios- a los diálogos, que es lo que importa realmente en la cinta. En esta ocasión no tenemos más que elegir subtitulos en Castellano si queremos disfrutar de la versión original.

  • SELECCIÓN DE ESCENAS:

Desde este apartado podemos acceder a cualquiera de las 8 escenas en que ha sido dividida la película. Al no tener “títulos”, nos guiaremos simplemente por el número de la escena o por el contenido que se muestra en cada una de las pestañas (cuatro en cada menú).

  • OTROS TÍTULOS:

Por último nos encontramos con los tráilers de otras películas de la distribuidora, como ‘Esto no es una película’, ‘Offside Fuera de juego’, ‘Nader y Simin, una separación’ y ‘A propósito de Elly’. A los que hay que sumar el propio tráiler de la película, que aparece en el menú principal y que tiene una duración de 1’55”.

Con una duración de 92 minutos, ‘Taxi Teherán‘ ha recibido una calificación de ‘No recomendada para menores de 7 años‘.

TRAILER

EnlacesCameoGolem.

Anuncios

Un comentario el “Taxi Teherán (تاکسی) de Jafar Panahi

  1. Pingback: Sorteo 10 Aniversario (VII): El mejor cine asiático de manos de Cameo | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s