“Kaiki, cuentos de terror y locura”. Doce inquietantes y escalofriantes relatos.

Kaiki, cuentos de terror y locura” aúna en un único tomo doce excelentes relatos donde doce grandes escritores nos acercan al fantástico mundo de leyendas y supersticiones que forman parte arraigada de las creencias niponas y que ahora podremos sentir más cercanas gracias a Quaterni.

Hasta la introducción de los ideogramas chinos en el siglo VI, el japonés era una lengua oral que no tenía escritura. Se trata, seguramente, del país con la más amplia y antigua tradición oral. El monogataru era el oficio de contar historias oralmente y de entre todas ellas, las favoritas de los japoneses, que han trascendido más allá de sus fronteras, son las crónicas sobrenaturales y de miedo. En esta recopilación, el lector disfrutará de una selección de escalofriantes relatos, historias que nos arrastrarán a un país plagado de mitos, leyendas ancestrales y supersticiones. Un lugar remoto y exótico en el que sus habitantes conviven con la arraigada creencia de que hay muchos tipos de monstruos, imaginarios y reales, ocultos entre nosotros.

Desde increíbles ermitaños que conservan las cabezas de sus víctimas hasta jóvenes marcados por el destino que anuncian un aciago final a los barcos en los que se suben, estos cuentos se moverán en la fina barrera que separa el mundo real del mitológico. Entre sus páginas, podremos ver la importancia vital del mar en la superstición de un país formado por más de tres mil islas o la oscuridad que ocultan los nuevos adelantos como las películas. Siempre sin olvidar la complejidad de la mentalidad japonesa, cuya fascinación puede llegar a convertirse en algo verdaderamente terrorífico. Prepárese para disfrutar de doce inquietantes relatos que le pondrán los pelos de punta. Una lectura imprescindible para todos los aficionados a la novela gótica y de terror.


“La superficie de mi lengua estaba cubierta de una especie de púas, como la lengua de un gato. Las toqué con un dedo y, sí, estaban duras y pinchaba. ¿Cómo era posible algo tan extraño? Lo que más me sorprendió fue que en el espejo se veía claramente el rostro de un demonio rojo…”


Como seres humanos siempre nos ha atraído de un modo u otro el estudiar y conocer otras culturas que nos aportasen nuevos conocimientos, nuevas historias o simplemente por el hecho de saber más acerca del modo de pensar, de las leyendas y de las supersticiones que existen más allá de lo que conocemos. En este “Kaiki, cuentos de terror y locura” se reúnen doce relatos escritos en la primera mitad del siglo XX, que datan desde el año 1906 hasta 1942. Entre ellos encontraremos nombres de autores más o menos conocidos por aquí, pero que sin duda mantienen el nivel y la talla entre todos ellos: Kaita Murayama, Kidô Okamoto, Kyôka Izumu, Kôtaro Tanaka, Ryûnusuke Akutagawa, Ôgai Mori, Jun’ichirô Tanizaki, Atsushi Nakajima, Rampô Edogawa, Jûran Hisao, Rohan Kôda o Kyûsaku Yumeno. Ellos serán los encargados de presentarnos en conjunto con sus historias un término que tiene un significado concreto, aunque no tengamos una traducción exacta en nuestro idioma: Kaiki. Utilizado para definir las cosas sobrenaturales y tétricas, este tomo recoge doce “kaiki shosetsu” (en el caso de las novelas), doce relatos de terror y locura que nos ayudarán a adentrarnos en el procesoloso mundo de los fantasmas, seres sobrenaturales y mitos populares del país del sol naciente, tal y como nos indica la editorial en la introducción que dedican en este libro.

Sin lugar a dudas, el miedo, el terror, es algo inherente al ser humano, algo que compartimos en todas las culturas, de un modo u otro. Algo que nos asusta, algo que nos hace sobrevivir. Ese sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea, esa sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro, ya sea real o imaginario. Es algo que no entiende de idiomas, no entiende de fronteras. Es algo que, a pesar de generarnos una sensación de alerta, al mismo tiempo es capaz de unirnos. Estos 12 relatos pese a ser diferentes entre sí comparten esta temática y consiguen sumergirnos de lleno en cada una de sus historias como si fuésemos parte de ellas, gracias a una fantástica ambientación, gracias a la riqueza de detalles y matices que los autores aportan a cada uno de sus relatos para crear una atmósfera que si bien no necesariamente es de terror, inevitablemente conseguirá generar en nosotros una gran inquietud, desasosiego, intranquilidad o nerviosismo tanto por lo que iremos descubriendo a medida que avancemos en la lectura como por aquello que nosotros, subjetivamente, vayamos creando en nuestras mentes, queriendo adelantarnos para quizá poder prevenir ese miedo.

Como decía, ese terror oriental que pese a ser diferente en su narración, en su forma, mantiene puntos en común con el terror que hemos “vivido”, que “sentimos” en occidente. Situaciones, lugares, personajes que han convivido y seguirán conviviendo entre nosotros gracias al imaginario colectivo. Todos estos relatos mantienen el interés del lector en todo momento, generando la tensión de querer conocer más, de saber qué está ocurriendo en cada caso. Además a medida que avancemos en la lectura iremos descubriendo nuevos términos, nuevos conceptos culturales que sin duda son la mar de interesantes y ayudan a crear mejor esa atmósfera. No ahondare mucho en cada uno de los relatos para que podáis descubrir y vivir vosotros mismos los sentimientos que en mi caso han despertado, pero si que me gustaría hacer un pequeño repaso de los doce relatos que componen este libro para dar a conocer un poco más a sus autores y que os intereséis por sus historias.


“¿Había escuchado bien? ¿Fantasmas? Yo tampoco creía en ellos. De hecho, me reía cada vez que alguien me contaba una de esas historias. Pero precisamente yo, que no creía en ellos, estoy siendo ahora mismo acosado por uno…”


El relato con el que iniciamos este viaje es “La lengua del diablo“, donde Kaita Murayama nos presenta al hijo de una geisha cuyo peculiar apetito se fue perfeccionando tanto que no podía llegar a controlarlo. “El demonio del cabello blanco” de Kidô Okamoto nos introduce en la historia de un brillante estudiante que quiere ser abogado pero que no consigue aprobar su examen después de varios intentos por culpa de una presencia inquietante. “Kaiiki, un relato de espíritus marinos” de Kyôka Izumu nos traslada hasta un terror ambientado en el mundo marino, donde la mujer y la hija de un pescador esperan su vuelta mientras deambulan por el relato monstruos, fuegos infernales y hasta un monje de malas intenciones. “La cara dentro de la hornilla” de Kôtaro Tanaka jvuelve al mundo rural con una historia donde un jugador de go (juego que seguro conoceréis -yo al menos lo conocí gracias al anime “Hikaru no go” que desde aquí aprovecho para recomendaros) conoce a un extraño bonzo solitario que no está acostumbrado a recibir visitas en su morada. “Una noche de primavera” de Ryûnusuke Akutagawa es uno de los relatos más cortos, pero que deja un suspense al final por todo lo alto en la relación entre una enfermera y el hijo pequeño de la familia a la que servía. “La serpiente” de Ôgai Mori, una historia de venganza y locura en el seno de una familia donde las relaciones se enturbian de tal modo que sacan a relucir algo ya conocido, que el ser humano siempre esconde algo detrás de sus acciones. “Jimensô: el bubón con rostro humano” de  Jun’ichirô Tanizaki es un excelente trabajo que nos traslada a la vida de una actriz que no recuerda haber grabado una película. A través del argumento de la película, iremos descubriendo qué es realidad y qué ficción, como el propio mundo del séptimo arte. En “La momia” de Atsushi Nakajima un capitán descubre que es capaz de leer jeroglíficos y que de algún modo está vinculado a una momia de hace miles de años.

El demonio está en el espejo” de  Rampô Edogawa es una delirante obra de locura por el juego que dan los espejos -la óptica, la luz, el reflejo…- y como esto puede llevar a una persona a una obsesión muy poco saludable para su mente. “La sombra de la muerte” de Jûran Hisao nos traslada a la historia de un profesor de arte y su joven y atractiva alumna, que pese a tener unas prácticas un tanto cuestionables, consiguen atrapar al maestro en una espiral masoquista. Entramos en los relatos finales del libro con “Una historia de apariciones” de Rohan Kôda juega a moverse entre el mar y la montaña para narrar sus tramas -si, son dos en el mismo relato-. Por último le toca el turno a  Kyûsaku Yumeno y “El muchacho de los naufragios“, que como su título indica no da lugar a la imaginación más allá de conocer la historia de un chico que se prostituye y que causa la debacle en los navíos donde embarca. Como podéis ver, nos vamos a encontrar con relatos muy diferenciados entre sí, pero que nos trasladan a una época donde podremos conocer muchos detalles -inquietudes sociales, temas tabú, …- y a la psique de unos autores, que no dejarán indiferente a nadie.

En definitiva, si os gusta el cine de terror asiático o simplemente si os gusta la literatura de terror, no dudéis en deleitar vuestras mentes inquietas con estos fantásticos relatos. A veces jugarán con nosotros a través del terror, pero moviéndose en una delgada línea que los separa, otras seremos nosotros los que dentro de la locura -como también se titula el libro-, daremos rienda suelta y crearemos esos monstruos internos que en muchas ocasiones han sacado a relucir la verdadera naturaleza humana. Si os apetece, como siempre, espero conocer vuestras impresiones sobre la obra en los comentarios de esta entrada o a través de Facebook y Twitter.


“Una extraña voz vibraba en todos los rincones de aquel mar negro. Un momento parecía lejana, al siguiente la sentía al lado. En ese momento me asusté y no lo pude evitar: lloré…”


Lo mejor:

  • Poder disfrutar de relatos tan variados a la vez que mantienen una temática central en común.
  • Poder conocer historias y leyendas que se han mantenido durante el paso de los años en la cultura nipona.
  • Contar con relatos de autores que quizá de otro modo nunca habríamos llegado a poder conocer.
  • La ambientación tan cuidada gracias a unos detalles muy bien detallados.

Lo peor:

  • Quizá algún relato, por extensión, sea más pesado que el resto.
  • Echo en falta alguna ilustración entre relatos (las añadidas a la reseña no pertenecen al libro).

analisis edicion MANGA

Comprar tomo

Desde finales del pasado mes de marzo de 2017 y gracias a Quaterni contamos con este excelente tomo titulado “Kaiki cuentos de terror y locura“. El tomo nos llega presentado en formato rústico con solapas (sin sobrecubiertas) y con una medida de 15,5 x 23 cm. y 1,6 cm. de grosor. El acabado de la cubierta es similar al laminado y la verdad es que es muy agradable al tacto y da mayor fortaleza a la cubierta. Si tenéis algún otro ejemplar de la editorial, sabréis a lo que me refiero. El sentido de lectura es el oriental (de izquierda a derecha) y el libro cuenta con un total de 208 páginas en blanco y negro (impreso en papel ecológico libre de cloro, de tono amarillento). Para la traducción contamos con el fantástico trabajo realizado por Isami Romero Hoshino y Juan Antonio Yáñez. El prólogo por su parte, donde conoceremos un poco más del pasado personal de cada uno de los autores, está escrito por Jun’ichi Shibaguchi, Profesor de literatura japonesa de la Universidad Agroveternaria de Obihiro -escrito en Octubre de 2016).

Kaiki, cuentos de terror y locura” cuenta con 12 capítulos precedidos por el Prólogo de Jun’ichi Shibaguchi, las Notas de traducción de Isami Romero y Juan Antonio Yáñez y la Introducción de Quaterni. Los títulos de los 12 capítulos, aunque los hemos desglosado en la reseña, son: 01- “La lengua del diablo”, 02- “El demonio del cabello blanco”. 03- “Kaiiki, un relato de espíritus marinos”, 04- “La cara dentro de la hornilla”, 05- “Una noche de primavera”, 06- “La serpiente”, 07- “Jimensô: el bubón con rostro humano”, 08- “La momia”, 09- “El demonio está en el espejo”, 10- “La sombra de la muerte”, 11- “Una historia de apariciones” y 12- “El muchacho de los naufragios”.

Podéis haceros con él desde la web de Quaterni o en cualquier tienda especializada. El precio oficial es de 19,50€ y de regalo incluye unos marcapáginas muy chulos. ¡No os lo penséis, merece la pena!

 

Enlaces de interés:Quaterni

Anuncios

Un comentario el ““Kaiki, cuentos de terror y locura”. Doce inquietantes y escalofriantes relatos.

  1. Pingback: Sorteo 11 Aniversario (IV): Novelas de samuráis de Quaterni Editorial | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.