The taste of tea (茶の味), la excéntrica familia de Katsuhito Ishii

The taste of tea” (茶の味) de Katsuhito Ishii es un claro homenaje al cine costumbrista clásico japonés con pinceladas de realismo mágico donde la familia es la base para la creación de multitud de pequeñas historias de sus diferentes miembros. Cinta atípica y cálida, que no deja indiferente.

cha-nowei.jpg

“The taste of tea” (Cha no aji). 2004. Katsuhito Ishii. Japón.


Katsuhito Ishii es un director procedente del mundo publicitario quien siempre disfrutó mostrando en pantalla personajes y mundos extraños y extravagantes. Su debut en la dirección de largometrajes tuvo lugar con “Shark Skin Man and Peach Hip Girl” (Samehada otoko to momojiri onna, 1998), un relato con yakuzas de por medio donde ya empieza a hacer gala de un gusto por lo delirante y lo excéntrico de sus personajes. También contaba con la presencia de Tadanobu Asano, quien se convertiría en habitual de sus repartos durante muchos años. Tarantino vio el film y le gustó, lo que hizo que años más tarde se acordará de él para el segmento animado de “Kill Bill” (2003). “Party 7” (2000) sería su siguiente película, de nuevo un demencial relato criminal que transcurría prácticamente en un único escenario. Tras otro coqueteo con la animación en “Trava: Fist Planet” (2003), llegaría su película más reconocida, “The Taste of Tea” (茶の味), que resultaba un hibridaje perfecto entre su mundo delirante y el relato costumbrista. Tras ella, “Funky Forest: The First Contact” (Naisu no mori: The First Contact, 2005), el culmen de su universo loco y surrealista, tras lo cual ya solo podía regresar al mundo real con una historia convencional como “My Darling of the Mountains” (Yama no anata – Tokuichi no koi, 2008).

“The taste of tea” es un fragmento de la vida de una serie de personajes relacionados entre sí por el vínculo familiar, con sus detalles, sus rarezas y sus vivencias cotidianas: La hija, una niña pequeña, sufre de la compañía perenne de una versión de sí misma agigantada y lucha por hacerla desaparecer; el hijo, adolescente, se enamora de una compañera de clase que comparte con él la afición al juego japonés del go; la madre es animadora de dibujos animados y trabaja desde casa; el padre se dedica al hipnotismo; el hermano de éste es dibujante de manga y compone una horrible canción apoyado por el peculiar padre de estos dos; el hermano de la madre es un ingeniero de sonido que por obligación familiar se tendrá que encargar de la grabación de la canción de su cuñado…

La película tiene varias virtudes: la primera de ellas es la enorme naturalidad y la cotidianidad que transmite de las historias que cuenta. Para ello el director Katsuhito Ishii se apoya en una realización muy básica, basada en largos planos, cámara estática y en curiosos momentos sin diálogo en que los actores permanecen plantados ante el espectador sin pronunciar palabra. La segunda virtud es la de lograr que una película de cerca de dos horas y media como es esta no llegue a hacerse pesada en ningún momento e incluso provoque la inusual sensación de querer seguir conociendo más detalles de esta, por momentos, peculiar familia. Y es que éste es el mayor logro del film, el retrato de un grupo familiar con situaciones fácilmente identificables (las fantasías infantiles, los enamoramientos de la adolescencia…) que hace que rápidamente conectemos con este microcosmos planteado por el director. Lástima que la voz en off femenina que ejerce de narradora al comienzo del film desaparezca al poco de comenzar, ya que le daba un toque de realismo mágico a la historia (ese flash-back con la anécdota del tío y el yakuza fantasma) que se va diluyendo a medida que transcurre la película. Como dato anecdótico, comentar la presencia en el reparto (que tiene a Tadanobu Asano como protagonista) de Hideaki Anno, el célebre creador del anime “Evangelion”.

▶️ ▶️ ▶️ ▶️ ▶️ ▶️ ▶️      Reseña de Felipe Mugica.

o0769108014348853102.jpg

japan-cover.pngSi os gustan las reseñas de Felipe Mugica, no podéis dejar pasar la oportunidad de haceros con su nuevo libro “Japan Extreme, Las películas más bizarras, extrañas y delirantes del cine japonés”, que repasa desde 1960 hasta la actualidad su elección de las 50 películas del cine japonés más extremo, loco, bizarro y demencial.

Un repaso indispensable para lectores sin prejuicios y cinéfagos de mente abierta. Ya se encuentra a la venta en Amazon en formato físico y en digital. Aquí os hablamos de su lanzamiento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.