El huevo del dinosaurio (Öndög) de Wang Quan’an se estrenará el 14 de febrero

El huevo del dinosaurio” (Öndög) de Wang Quan’an, que se alzó con la Espiga de Oro de la 64 edición de la Semana Internacional de Cine de Cine de Valladolid SEMINCI y con el premio a Mejor Fotografía, llegará a las grandes salas el próximo 14 de febrero de 2020 de manos de Caramel Films.

6041569423315-pic-hd-2362.jpg

El director chino Wang Quan’an se alzó con el máximo galardón de la 64 Seminci con una mezcla de géneros en la que ahonda en la idiosincracia de la tierra de origen de su madre, Mongolia.


Del 19 al 26 de octubre se celebró la Semana Internacional de Cine de Cine de Valladolid, SEMINCI, cuya Espiga de Oro fue en esa 64 ed. para la película “El huevo del dinosaurio” (Öndög) de Wang Quan’an. El director es un viejo conocido ya que pudimos disfrutar de otro de sus títulos, “La boda de Tuya”, gracias a Golem y a su posterior edición en DVD de manos de Cameo.

Si todo va bien, el próximo 14 de febrero de 2020 tendremos el estreno en cines por parte de Caramel Films de la película. Drama, comedia, romance, thriller… resulta difícil encuadrar en un género el último filme del director chino Wang Quan’an, Öndög, que narra la custodia de un cadáver durante una noche al raso de la estepa de Mongolia. Un joven policía de ciudad (Norovsambuu) es el encargado de vigilar que al día siguiente siga donde está el cuerpo de la joven cuyo asesinato se va a investigar, y como ayuda cuenta con la colaboración de una pastora de la zona (Dulamjav Enkhtaivan). Cualquier cosa que pueda ocurrir desaparecerá al día siguiente, cuando ambos se separen.

ondog-cartel-internacional-7921.jpg

El realizador afirma haber comprendido en profundidad su propia película una vez montada. En Mongolia, la tierra natal de su madre, el tiempo transcurre de otra forma. O, al menos, el sentido mongol del tiempo es otro, según el autor. «La vida, la muerte y el amor no eran como los percibía antes. Todo tenía un significado completamente diferente», ha afirmado. El efecto está directamente relacionado con un emplazamiento en el que su forma de vida y su cultura están en vías de extinción. El tratamiento cinematográfico del inhóspito paisaje en el que se desarrolla la acción se une al trabajo de los actores, todos ellos no profesionales, para conseguir un filme que Wang Quan’an afirma haber rodado sin guion: «Lo que vi en Mongolia iba mucho más allá del ámbito del lenguaje». El resultado está en perfecta sintonía con la Sexta Generación de directores chinos formados bajo el techo de la Academia de Cine de Beijing y del Instituto Central de Drama durante los 80 y los 90, y la Espiga de Oro de la 64 Seminci corresponde al interés de este grupo de cineastas en lograr la proyección internacional de su cinematografía. Aymerick Pilarski se lleva también el premio a Mejor Fotografía del festival vallisoletano.

Fuente: https://www.seminci.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .