Grandes compositores del audiovisual: Michiru Ōshima (大島ミチル)

Continuamos ampliando nuestra sección “Grandes compositores del audiovisual“, donde repasamos la trayectoria de aquellos/as autores/as que ponen banda sonora a películas, series o videojuegos en nuestro día a día. Dedicamos esta nueva entrega a la gran compositora japonesa Michiru Ōshima (大島ミチル).

GRANDES-COMPOSITORES-BANNER-MICHIRU-OSHIMA.jpg


Llegar a componer durante años una media de 1500 piezas musicales es algo que no está al alcance de cualquier músico y nos da una idea de que ese desenfrenado ritmo de trabajo siendo requerido en todos los frentes posibles del medio audiovisual, tales como cine, series de televisión, animación, videojuegos, videos musicales, publicidad e incluso sacar tiempo para crear piezas de concierto de cámara, es solo el fruto de uno de esos extraordinarios talentos que aparecen muy de vez en cuando en el panorama de la composición musical. Este talento al que nos referimos es el de Michiru Oshima (大島ミチル), una de las más importantes compositoras contemporáneas no sólo en Japón sino a nivel mundial.

La precocidad como comienzo de su carrera:

No contaba todavía con tres años cuando su madre la llevó por primera vez a escuchar a su hermana mayor en sus clases de piano para tratar que también le “picara el gusanillo” a la pequeña por tocar este instrumento. Al principio, la progenitora sólo consiguió que su pequeña se aburriera y llorara durante las primeras semanas, pero un día un profesor de esa escuela le propuso a la pequeña Michu un juego, uno en el que tenía que memorizar la música de la pieza que interpretaba su hermana mayor cada día así como el título y de esta manera, en la siguiente semana, dicho profesor preguntarle a la niña qué pieza era la que se estaba interpretando con la promesa de recompensarla con unos caramelos si acertaba. Aquel juego se convirtió poco a poco en un aprendizaje que le llevó a ser matriculada en la misma escuela que su hermana recién cumplidos los tres años.

El descubrimiento que trazó su camino:

Una vez graduada en la academia de piano de infantes Oshima siguió formándose en la interpretación al piano pero la complejidad y dificultad que a ella le suponía por, como ella misma afirma, “ser una mujer con las manos extremadamente pequeñas”, hizo por aquel entonces que se planteara abandonar sus estudios musicales. Pero dichos pensamientos cambiaron radicalmente cuando escuchó y vio al hijo de un profesor tocar el Electone (marca comercial de órganos electrónicos de la compañía Yamaha). Aquel sonido tan particular la hechizó literalmente y comenzó a aprender a tocar aquel instrumento y a formarse en su interpretación, lo que la llevó con el paso del tiempo a tener muy clara la idea de que no quería interpretar música de intérpretes clásicos sino crear sus propios temas y poder ganarse la vida como compositora, lo que la llevo a matricularse en el prestigioso Kunitachi College of Music, lugar donde estudiaron compositores de la talla de Seiji Yokoyama (Saint Seiya), Masamichi Amano (Giant Robo) o Joe Hisaishi (Spirited Away).


maxresdefault.jpg

Imagen de NBC長崎放送 a través de su canal de Youtube


Comienzos y asentamiento en la composición para el audiovisual:

Mientras se formaba y graduaba en la universidad, Oshima fue absorbiendo diversas influencias de la música rock y del jazz en su forma de hacer música a través de bandas e intérpretes como Chicago, Chick Corea, Emerson, Lake, Herbie Hancock…cada una de estas influencias al margen de las clásicas comenzaron a estar muy presentes en sus composiciones y fue gracias a un amigo que la invitó a asistir al estudio de grabación para un anuncio de televisión que pudo aplicar todos estos conocimientos e influencias en sus primeras composiciones pues fue contratada por ese estudio para poner música a distintos comerciales, lo que hizo que una de esas piezas llamara la atención en 1986 de Leiji Matsumoto (Space Battleship Yamato, Captain Harlock) para que compusiera la música de un especial de animación de 65 minutos de duración creado para celebrar el 35 aniversario de Kansai Electric Power Company. Siendo este trabajo el que le abrió definitivamente a la compositora las puertas de la industria.

Reconocimiento y obras más significativas:

Tras graduarse y haber participado en el film de Kansai Company poco a poco le fueron llegando trabajos tan significativos como Legend of Casshan, Legend of Crystania, Queen Emeraldas. Arc the Lad, Casshern, Little Witch Academia:The Enchanted Parade, Patema Inverted y un largo etcétera de composiciones que alcanzan más de 460 títulos que le han llevado a ser reconocida con diversos premios en su país incluido el de la Academia Japonesa a mejor compositora aunque sin duda el reconocimiento a nivel global le llegó no a través de un premio sino de su excelente música para una serie de culto como es Fullmetal Alchemist y su secuela en forma de película Fullmetal Alchemist: Conqueror of Shamballa en las que deja de manifiesto un fantástico dominio de la composición y orquestación de su música, la cual no deja de sorprender a lo largo de los años en cualquier proyecto que acomete como por ejemplo en El amor está en el agua de Masaaki Yuasa -con quien ya había trabajado previamente en Night is short, walk on girl– o más recientemente su preciosa y efectiva con las imágenes banda sonora para el anime Bloom Into You.

  • Anexo I:

Otra de las más significativas y trabajadas aportaciones de Oshima para la composición son sus trabajos para la saga del Kaiju más famoso de todos los tiempos; dichos trabajos son Godzilla vs. Megaguirus (2000), Godzilla Against Mechagodzilla (2002) y Godzilla: Tokyo S.O.S. a las que, al margen de rendir tributo con su música a la ya creada por el gran Akira Ifukube, otorga una personalidad musical muy característica con un contraste entre lo épico y lo melódico que hace, sobre todo que la segunda de ellas, sea uno de sus trabajos más destacables.

  • Anexo II:

El mundo del videojuego también ha llamado a las puertas de una compositora de su categoría apareciendo su nombre ya sea como arreglista o compositora en títulos como Arc the Lad, The Legend of Zelda: Twilight Princess, Legaia 2 – Duel Saga, Legend of Legaia o Genghis Khan II: Clan of the Gray Wolf aunque sin duda para la historia y recuerdo en la música del mundo de los videojuegos quedará para siempre su fabulosa banda sonora para ICO (Fumito Ueda).

NOTA: Quiero agradecer esta entrada a Juan Ramón Hernández, que continúa ampliando como firma invitada nuestros contenidos relacionados con el mundo de las bandas sonoras.

Esperamos que gracias a estas entradas os animéis a descubrir fantásticas bandas sonoras y a sus respectivos compositores.


GRANDES-COMPOSITORES-BANNER-MICHIRU-OSHIMA.jpg

– 

Enlaces: Discografía destacada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .