Cibercafé a la deriva (漂流ネットカフェ), de Shuzo Oshimi

Ya hemos podido disfrutar del primer tomo de ‘Cibercafé a la deriva‘ (漂流ネットカフェ) editado por Milky way ediciones, el manga de Shuzo Oshimi que toma prestada la premisa de la clásica obra ‘Aula a la deriva’ de Kazuo Umezu. Ha sido toda una sorpresa -para bien-, así que os contamos nuestras impresiones.

SINOPSIS MANGA

Afuera está muy oscuro y para colmo está todo inundado! En aquel momento aún no teníamos ni idea de lo que escondía tanta oscuridad…

Kôichi Toki es un oficinista del montón de 29 años que está a punto de ser padre. Su trabajo se podría decir que es bastante rutinario y monótono. De hecho, ha dejado de salir de copas con sus compañeros queriendo ser un hombre responsable para volver a casa y estar con Yukie, su mujer. Pero un día a la salida del trabajo y después de discutir con su esposa por ser un tanto irresponsable y despreocupado con ella, decide entrar a un cibercafé para hacer tiempo y evitar así tener que hacer frente a una posible discusión con su esposa.

Después de haberla recordado durante muchos años, lo que menos se podía esperar Toki es que al entrar en aquel cibercafé se iba a encontrar con Kaho Tôno, la que fue su primer amor de instituto y de la que no había vuelto a saber nada durante años. Sumido en sus recuerdos, Toki deseará que esa noche dure para siempre… y en qué momento se le ocurrió pensar aquello. De repente, todos los ordenadores del cibercafé dejan de funcionar, los teléfonos pierden la cobertura y la oscuridad y el agua se ciernen en la entrada del local.

Algo ha ocurrido allí, es evidente tanto para nuestra pareja protagonista como para el resto de personas que se encontraban en aquel momento allí. Después de pasar la noche en los pequeños cubículos del local, sin aire acondicionado y con un calor agobiante, al día siguiente consiguen salir del edificio…pero aquello que ven no se parece en nada al mundo que recordaban. Un páramo inhóspito y desierto, donde el calor es sofocante y el agua esconde algunos secretos. ¿Qué ha pasado allí? ¿A dónde ha ido a parar la ciudad y sus familares? ¡Comienza una inesperada historia de amor en un mundo paralelo!

¿No os dais cuenta? ¡En este mundo no hay nadie aparte de nosotros! ¡Nuestro mundo se ha esfumado!

Shūzō Oshimi es un autor joven que destaca actualmente por su capacidad de contar historias de una manera fresca y con narrativa exquisita, a la par que explora sin límites la psicología de sus personajes, llevándolos a extremos insospechados incluso para él mismo, brindándole al lector una experiencia radical a la hora de disfrutar sus historias. ‘Hyōryū Net Cafe’ (Cibercafé a la Deriva) es por lejos la obra más adulta de este autor (conocido también por ‘Aku no hana’ -las flores del mal-) y para ella toma prestada la premisa de ‘Hyōryū Kyoshitsu’ (Aula a la deriva) de Kazuo Umezu, adaptándola a un nuevo ambiente y con personajes adultos, en lugar de niños de primaria, lo que brinda la oportunidad perfecta para crear situaciones realmente bizarras, donde reinan la crisis y los instintos más primarios.

Es innegable el cambio que pega esta historia después de leer las primeras páginas, una introducción de personajes más “suave” por decirlo de algún modo, hasta llegar al final del tomo. Oshimi sabe jugar y explotar a la perfección con las situaciones personales de cada uno de sus personajes, pero sobretodo hace que nos convirtamos en una especie de gran hermano, unos espectadores que a medida que avanza el relato ahondemos más y más en la psicología de los personajes a través de sus emociones, su razonamiento y sus miedos, a la vez que saca a reflotar sus más bajos instintos, poniéndolos a prueba en ese nuevo mundo o nueva dimensión a la que han sido transportados y haciendo que afloren sus sentimientos y su verdadera forma de ser en algunos casos dejándose llevar al extremo, cometiendo actos que en otra situación habría sido impensable pensar en esas actuaciones.

Oshimi explota el hecho de tener a los personajes en unas situaciones límite junto a una impresionante atmósfera construida en base a la tensión y el miedo ante lo desconocido, para poder sacar a relucir la parte más oscura de la naturaleza humana. Imaginaos si os encontráis de golpe en un sitio desconocido, cada uno con su situación personal mejor o peor, donde los recuerdos del pasado, la soledad y la sensación real de aislamiento os ponen a prueba. Todos estos aspectos se ven reforzados innegablemente por el fantástico apartado artístico (dibujo), que con un trazo serio -sin caricaturas ni nada por el estilo- nos presenta un trabajo más adulto, jugando mucho con los escenarios cerrados y oscuros para crearnos una sensación de opresión, de mal rollo inherente, al mismo tiempo que se rebaja esa tensión con el drama y la situación sentimental que se ve reflotada entre los dos protagonistas.

No puedo dejar que le pase nada, no puedo perderla otra vez..¡Te protegeré, te protegeré pase lo que pase!

Es por eso -y sin haber leído aún el segundo tomo que sale a la venta el 22 de Julio-, que ‘Cibercafé a la deriva’ me ha parecido una obra muy interesante tanto por la intensidad y evolución de su argumento como por el enfoque que Oshimi hace en la composición y la perspectiva visual de la obra, utilizando el lenguaje no verbal y muchos primeros planos para mostrarnos en detalle las expresiones o gestos de este selecto -a la par que curioso e intrigante- grupo de personajes (aparte de los protagonistas nos encontramos con un grupo de jóvenes que salían de fiesta y acabaron en el cibercafé, un jefe con uno de sus subordinados, un tío grandote que no parece estar muy cuerdo…).

En este sentido, Oshimi cuenta con un añadido que no tenía la obra en la que se inspira de Kazuo Umezu, y es que mientras que en ‘Aula a la deriva’ los protagonistas eran niños, aquí los protagonistas son ya adultos creciditos que cambian de un colegio a un cibercafé. Con esto me refiero a que evidentemente Oshimi ha tenido mayor libertad para relatar y reflejar ciertas situaciones más “adultas” que en la obra de Umezu no hubiesen tenido cabida -y de tenerla muy probablemente habría sido censurada-. Y es que como hemos dicho anteriormente, el ser humano es egoísta por naturaleza, incapaz de valorar lo que tiene, capaz de sacar lo peor de sí mismo cuando se ve expuesto a ciertas situaciones y cuando goza -o cree gozar- de cierta libertad sin vigilancia o sin cierta autoridad…y más aún cuando el contexto es una especie de survival horror o “sálvese quien pueda”, donde la compasión o la solidaridad están reñidas con la propia vida de cada individuo.

Si estáis buscando un manga diferente, no os lo penséis mucho porque esta historia es de esas que o bien os engancha desde el primer momento o bien no lo hace (más que nada por esas situaciones límite y las actuaciones de los personajes ante ellas). Como bien decían desde la editorial: “Shuzo Oshimi demuestra toda la maestría narrativa que lo caracteriza sin ataduras y sin ningún tipo de miramientos ni restricciones“. Aprovecho para recordaros que Milky way ediciones nos traerá en Otoño ‘Nijigahara Holograph’ de Inio Asano y hace unos días se han confirmado pra Otoño/Invierno de 2014 ‘Suiiki’ de Yuki Urushibara, ‘Hideout’ de Masasumi Kakizaki y ‘Kami-sama ga Uso o Tsuku’ de Kaori Ozaki.

Lo mejor: La profundidad psicológica de los personajes con la que juega el autor y la atmósfera que consigue crear.

Lo peor: Si has leído ‘Aula a la deriva’ la historia no te parecerá tan original.

Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones y comentarios en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

analisis edicion MANGA

Comprar en Amazon.es

El primer tomo de “Cibercafé a la deriva” viene presentado en un formato rústico con sobrecubierta, de tamaño 13 x 18cm y 250 páginas en blanco y negro.

Me ha gustado mucho la composición tanto de la portada en sobrecubierta como de las propias tapas del tomo (con acabado rojo en el interior, muy llamativo, como por la ilustración suavizada de la parte exterior manteniendo el título de la obra en japonés), manteniendo la esencia de los tomos originales japoneses. Una cubierta realizada en un papel de unos 180 gramos -mate-.

Compralo en Amazon.es (Aquí) o en la web de Milky Way.


En esta ocasión no encontraremos información (habitualmente una introducción o biografía del autor) en los faldones laterales delantero ni trasero. El índice donde se nos especifica la página donde comienza cada uno de los 10 capítulos en los que está dividido este tomo se encuentra en la página nº6, después de una primera escena de la obra. Los capítulos son: 1- Kaho Tôno, 2- Una larga noche, 3- La lluvia continúa, 4- Afuera del cibercafé, 5- La primera confusión, 6- No llega el rescate, 7- El punto energético, 8- Siete personas en tierras pantanosas, 9- El trauma de Toki y 10- Protégeme.

El acabado y el material utilizado es excelente, así como el contraste y la definición de las páginas. El sentido de lectura es el oriental -de derecha a izquierda- y de nuevo, el precio es asequible a todos los bolsillos: 8€ a través de su web y poco menos en Amazon.es. Eso sí, como aliciente desde la web de la editorial ofrecen como regalo dos marcapáginas grandes bastante chulos y perfectos para recordar la lectura donde la dejamos ^^

Enlaces de interés: Milky way ediciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s