Robo-G (ロボジー), de Shinobu Yaguchi

Después de algunos años de ausencia (desde ‘Happy Flight’), Shinobu Yaguchi volvió con una nueva comedia familiar, de esas que tan especialmente sabe hacer y que tanto nos gustan. ‘Robo-G‘ (ロボジー), que así se llama la película, fue presentada en la pasada 45ª Edición del  Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (Sitges).

sinopsis-reseña

Suzuki Shigemitsu (Mickey Curtis) es un jubilado cuya vida no es que sea muy dinámica ni esté llena de grandes acontecimientos, más allá de los ratos que pasa en el hogar del jubilado donde hacen ejercicio y se distraen como mejor pueden, especialmente preparando obras de teatro donde demostrar sus dotes como actores. Aunque vive solo, su familia más cercana está compuesta por su hija, el marido de ésta y sus nietos.

Aún estando ahí, no es que estén muy pendientes del abuelo exceptuando en momentos puntuales. Su hija no duda en decirle que se busque un trabajo para pasar el rato, algo con lo que poder matar el tiempo -aunque él diga que tiene muchas cosas que hacer-. Un día, leyendo el periódico -la sección de empleos- encuentra una oportunidad que no puede dejar pasar. Se busca una persona que cumpla unos simples requisitos: tener unas medidas concretas y estar dispuesto a participar en un concurso de disfraces como personaje principal.

 Este es su momento de hacer valer lo que lleva dentro…Pero no es oro todo lo que reluce…detrás de esa noticia se encuentran Koji Ota (Shogo Kawai), Hiroki Kobayashi (Gaku Hamada) y Shinya Nagai (Junya Kawashima), tres chicos de la empresa de electrodomésticos Kimura, a los que se les ha impuesto la creación del mayor reto de la empresa: la construcción de un androide que deben presentar en una feria robótica.

A su edad los achaques y dolores pequeños son normales…

Pocos días antes de la exhibición, su creación se cae fatalmente por la ventana (aunque parezca un “roboticidio”). Viendo como el tiempo se les viene encima y sin tiempo para construir un nuevo robot, solo se les ocurre una solución para no quedar como unos perdedores frente a su jefe -Sosuke Kimura (Takehiko Ono)- y la empresa: contratar a alguien que pueda introducirse en la carcasa del robot.

Después de una dura -y cómica- selección, Suzuki-san no es el elegido…pero su suerte cambia cuando el primer seleccionado resulta ser alérgico al metal. Ahora su “mejor” candidato es Suzuki. Comienza así la aventura que llevará a este peculiar equipo a la 13ª Expo Robótica, donde la presentación del New Shiokaze (Brisa del mar) será todo un éxito gracias al peculiar sentido del humor del abuelo -que no hace más que llamar la atención- y a su rápida intervención para salvar la vida de una chica, Yoko Sasaki (Yuriko Yoshitaka).

Una chica que resulta ser una apasionada de la robótica y cuya tesis está dispuesta a dedicar a tan peculiar robot -al que idolatra desde entonces por encima de todo-. Sin duda alguna, ese robot ha supuesto un hito en su campo y merece ser estudiado, pero una vez Suzuki-san descubra la verdad detrás de su concurso de disfraces y la gente empiece a dudar de si realmente el New Shiokaze es un fake en toda regla…bueno, digamos que con todo esto la historia está servida.

 “¡Estamos ofreciendo al mundo un sueño!

‘Robo-G’ nos presenta una fantástica comedia de enredo, donde a través de algo tan universal como el humor se nos transmitan mensajes vitalistas y de superación, sin dejar de lado el aprovechar la ocasión para dejar caer unas cuantas críticas a la sociedad actual. Y es que aunque la película destila comedia desde el primer minuto, queda en evidencia la soledad a la que muchos de nuestros mayores están abocados con el paso del tiempo.

Mayores a los que les ha pillado tarde la era tecnológica que vivimos, donde las familias están más pendientes de los móviles que de hablar y tener una buena conversación. Donde los mayores necesitan ser útiles y demostrarnos que siguen ahí, que tienen mucho que decir. Los robots son una pasada y hacen mucho por hacernos la vida más sencilla, pero por encima de todo eso está la humanidad. Sin eso, no seriamos más que máquinas.

Y como no podía ser de otro modo, Mickey Curtis consigue meternos en el bolsillo durante toda la cinta. Su papel de viejo medio sordo y algo cascarrabias es de esos que no se olvidan fácilmente, más aún gracias a la gran cantidad de gags que se sucederán en esta historia. Así que esperamos que por todo lo dicho, os animéis a ver ésta fantástica película. Seguro que pasáis un buen rato y termináis con una gran sonrisa y la sensación de que el mensaje que se nos quiere transmitir más allá de la comedia, ha llegado a buen puerto.

Yo soy el nuevo Shiokaze, el que está dentro de él…

Dirigida y escrita por Shinobu Yaguchi (Swing Girls, Waterboys), ‘Robo-G‘ ha contado entre su elenco con Mickey Curtis, Junya Kawashima, Gaku Hamada, Shogo Kawai, Yuriko Yoshitaka, Shinjiro Igarashi, Naoto Takenaka, Takehiko Ono,  Tomoko Tabata y Emi Wakui.

La banda sonora ha sido compuesta por Miki Yoshino, muy acorde a la propuesta y con el tema de los créditos ‘Mr. Roboto’ de Styx interpretado por el propio Mickey Curtis (no olvidemos que es cantante), mientras que la dirección de fotografía ha corrido a cargo de Katsumi Yanagijima.

Lo mejor: El humor que desprende. La crítica social implícita detrás de todo ese humor.

Lo peor: Nada, la cinta cumple con su prometido, que no es otro que dejarte una buena sonrisa.

TRAILER

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s