Cuando Marnie estuvo allí (思い出のマーニー) de Hiromasa Yonebayashi

Cuando Marnie estuvo allí‘ (思い出のマーニー) es la última película de Hiromasa Yonebayashi (‘Arrietty y el mundo de los diminutos’) y, por desgracia, la última película -por el momento- del Studio Ghibli. Adaptación de la novela de Joan G. Robinson, nos encontramos con una preciosa cinta intimista, profunda, emotiva y llena de sentimientos.

sinopsis-reseña

Anna Sasaki es una chica de 12 años que perdió a sus padres cuando era pequeña en un accidente de coche y que fue adoptada por Yoriko después de que parte de su familia no quisiera hacerse cargo de ella. Quizás por ello es una chica bastante introvertida, lo que la lleva a no tener muchos amigos. Si bien de pequeña era bastante expresiva, con el paso de los años se ha vuelto más cerrada a expresar sus emociones. Además padece asma y fruto del estrés que le supone hacer frente a sus problemas, suelen sufrir ataques de ansiedad que la dejan bastante tocada.

Es entonces cuando el médico le propone a su madre adoptiva que la haga salir de Sapporo y que viaje, que cambie de aires a un sitio más tranquilo por un tiempo como proceso para mejorar. Es entonces cuando Anna viajará hasta un pequeño pueblo al norte de Hokkaido a la casa de sus tíos Kiyomasa y Setsu Oiwa. Una vez allí, Anna deambulará por la zona dando largos paseos y dibujando en su libro de bocetos. Así descubrirá una preciosa mansión que se encuentra en pleno corazón de las marismas, accesible a pie excepto cuando sube la marea. Una mansión deshabitada desde hace tiempo por la que siente cierta atracción, que la parece haber visto antes incluso de haber estado allí.

Una mansión que cobra vida cuando Anna conoce a una misteriosa chica llamada Marnie que vive allí y que tendrá mucho que contarle sobre su pasado. Ambas chicas parecen haber tenido una infancia atormentada y traumática sin el contacto de sus padres. Ambas chicas parecen haber encontrado una amiga con la que compartir sentimientos y emociones. De algún modo han conectado para bien de las dos. Ahora que la casa de la marisma ha sido comprada, Anna descubrirá junto a la pequeña Sayaka que la soledad no es lo único que tiene en común con Marnie…

Hay tantas cosas que quiero saber sobre ti. Pero quiero averiguarlas poco a poco. Despacito y por mí misma, conforme nos vayamos conociendo…

Siempre me ha fascinado la capacidad que tiene el Studio Ghibli para hacer películas que pueden disfrutar padres e hijos al mismo tiempo, pero a distintos niveles. Películas cuya animación puede maravillar a cualquiera que ya conozca su trayectoria como a los “recién llegados”. Películas como ‘Porco Rosso’, ‘La Princesa Mononoke’, ‘Nausicaä del valle del viento’ o ‘El viento se levanta’, cuyos argumentos adultos van más allá del cuento que puede gustar a los más pequeños de la casa (como ‘Mi vecino Totoro’ o ‘Arrietty y el mundo de los diminutos’, por citar algunos ejemplos). Pero hay algo que sin duda, todas estas cintas comparten. Todas tienen ese “algo” que las hace reconocibles y vinculables al estudio japonés, todas tienen esa magia que las hace diferentes y especiales a la vez. Hiromasa Yonebayashi (conocido como Maro, apodo cariñoso en el Studio) es conocido por haber dirigido ‘Arrietty’, su ópera prima, pero sin duda alguna su labor llevaba años formándose como animador en otras muchas producciones de Ghibli.

Desgraciadamente, después de la despedida de Hayao Miyazaki, Isao Takahata y el cese temporal de la actividad del Studio Ghibli, Yonebayashi dejó de formar parte del equipo a finales del año pasado. Es por ello que ‘Cuando Marnie estuvo allí’ será conocida como su segundo trabajo como director, pero quizás será también conocida por ser la última película del Studio Ghibli (al menos de momento, quién sabe por donde seguirá la senda del estudio en unos años…). Eso sí, sin duda Maro no se ha ido por la puerta de atrás, al contrario, se ha ido dejándonos una fantástica película y el listón bien alto. Basada en la novela de Joan G. Robinson “When Marnie whas there”, la película nos sumerge en el profundo viaje de Anna para encontrarse a sí misma, para conseguir salir del vacío en el que se encuentra su vida y su propia existencia.

Un viaje interior a través del cual conoceremos una triste historia rodeada de un ambiente melancólico y de un mundo onírico, en los que se sustenta este drama que como nexo de unión y de avance en la trama, recurre a elementos como el misterio, lo sobrenatural e incluso lo psicológico. Un viaje de superación personal en el que Anna tendrá que conocer su pasado para mejorar su futuro, pasar de la oscuridad que supone conocer la tristeza y la soledad a conocer el brillo y la grandeza de la amistad y el amor por la familia y aquellos que te rodean. Y es que es innegable que nos encontramos con una película muy humana, intimista y con un especial tratamiento por la sensibilidad de los personajes.

Aún no sé cómo te llamas. ¿No te lo he dicho? Marnie. Creía que ya lo sabías…

Me ha gustado mucho la estructura argumental de la cinta, que nos va dando en pequeñas dosis la información que necesitamos para ir armando ese puzzle que se encuentra tras el personaje -a veces real, a veces invisible- de Marnie, y como gracias a sus encuentros con Anna la ayudarán a mejorar, a salir de ese mundo triste en el que estaba inmersa y a relacionarse con otras personas. Por un lado quería saber más y más sobre el personaje y por otro quería saber cómo continuaba la historia. Puede que echemos en falta una mayor profundidad en esa relación, pues estos encuentros en ocasiones se nos presentan como escasos. Y es que realmente se ha conseguido hacer una cinta llena de misterios por descubrir, pero más aún, una cinta cuya resolución se nos muestra agridulce en primer plano -por su dureza y su tristeza-, pero satisfactoria en un plano interno, emocional. No quiero desvelar nada de la trama y por ello estoy intentando por todos los medios no hacer ningún spoiler, así que el resto de la trama os dejo que la descubráis por vosotros mismos. Eso sí, tengo que decir que en algunos momentos el ritmo es algo irregular y puede pesar sobre la opinión/resultado final.

En el plano artístico, que puedo decir del dibujo… Yonebayashi ya nos descubrió un fantástico mundo con ‘Arrietty’, pero en ‘Cuando Marnie estuvo allí’ se han superado. Directores de arte y animación como Masashi Ando y Yohei Taneda nos han deleitado con unos preciosos fondos que cobran vida. Cobran vida en nuestra imaginación, pues realmente -y no deja de ser curioso- se nota que muchos segundos planos son láminas estáticas. Pese a tener un presupuesto más ajustado, esas láminas junto con el movimiento de la cámara nos descubren unas maravillosas pinturas, texturas, decorados y paisajes que son verdaderas obras de arte gracias a sus detalles y colores. Destaco por encima de todo la increíble iluminación que tiene toda la película, desde las escenas donde la marisma y el agua son protagonistas, hasta las escenas nocturnas con la luna reflejándose en el mar. Es una maravilla.

Sin duda alguna, pese a la ¿jubilación? de Miyazaki y Takahata, si se sigue apostando por animadores de la calidad de Yonebayashi y otros muchos que han formado parte en esta aventura de 30 años, el futuro del Studio Ghibli estará más que asegurado. Quién sabe por dónde nos llevará el futuro y en qué ámbitos estará presente, pero más allá del merchandising, espero y deseo que Ghibli (de la forma que sea, como estudio o a través de los empleados que se han formado allí) siga ofreciéndonos en un corto plazo lo que mayores, jóvenes y niños esperamos: conseguir con sus producciones hacernos viajar a mundos llenos de magia y de buenos sentimientos.

No me importa quién sea Marnie en realidad, sólo quiero ayudarla…

Dirigida por Hiromasa Yonebayashi, “Cuando Marnie estuvo allí” cuenta con un guión del propio Yonebayashi junto a Keiko NiwaMasashi Ando (basado en la novela de Joan G. Robinson). Para la película se ha contado con las voces de Sara TakatsukiKasumi ArimuraNanako MatsushimaToshie NegishiSusumu TerajimaRyôko MoriyamaHitomi Kuroki y Kazuko Yoshiyuki, entre otras.

La banda sonora ha sido compuesta por Takatsugu Muramatsu y el tema principal “Fine on the outside” (precioso y muy acorde a la historia) ha sido interpretado por Priscilla Ahn.

Lo mejor: Una preciosa historia en la que sumergirnos gracias al buen hacer de Yonebayashi y todo su equipo. Gran animación, grandes personajes, gran banda sonora.

Lo peor: Quizás algunos problemas de ritmo y que sea la última película del Studio Ghibli tal y como lo conocemos. Que todavía no tengamos fecha de estreno en España.

TRAILER

Enlaces de interés: Web Oficial, Ficha de la película en Sensacine y Ficha del director.

Anuncios

6 comentarios el “Cuando Marnie estuvo allí (思い出のマーニー) de Hiromasa Yonebayashi

  1. Si bien la película me gustó (tengo debilidad por este tipo de historias intimistas) considero que es más por la historia en sí (el libro en el que se basa) que por la ejecución. No me estoy refiriendo a aspectos técnicos, que en eso Ghibli realiza siempre un trabajo impecable, sino más en la dirección y el guión. Considero que es una gran historia contada con torpeza, con un ritmo trastabillado y algún que otro desliz propio de un novato.
    A Yonebayashi le falta mucho bagaje todavía y aunque Arrietty estuvo bastante bien hay que tener en cuenta que tuvo al maestro Miyazaki continuamente asesorándole, incluso escribió el guión junto a Keiko Niwa, y eso se nota.
    Seguramente en manos más capaces la película hubiese desarrollado mucho más su potencial. Es una lástima que Ghibli no haya sido capaz de forjar nuevos directores o directoras de talento que aseguren el futuro del Studio, algo que tras la jubilación de Miyazaki ha conducido a la situación actual, que aunque se supone temporal (y ojalá así sea), tiene toda la pinta de que será para siempre.

    Me gusta

  2. Honestamente creo que, a veces, tendemos a ensalzar ciertas obras simplemente por el hecho de que hayan sido producidas por un determinado individuo o estudio. El problema es que no todo buen estudio produce siempre buenas obras. No es algo malo, es algo habitual. “Omoide no Marnie” es, en mi opinión, uno de estos casos. Es evidente que no hay nada escrito sobre gustos, pero afirmar que “nos encontramos con una preciosa cinta intimista, profunda, emotiva y llena de sentimientos” me parece rayar la exageración en tanto que la historia carece precisamente de profundidad. Como comenta Axelia, el filme no falla en los aspectos técnicos, que son soberbios, sino en una historia que, al contrario que muchas películas Ghibli, no acaba de alcanzar un clímax notable. Escasea también para mi gusto un ritmo más dinámico y, sobre todo, un hilo argumental que nos conduzca a algo, a un propósito, que vague por diversos puntos hasta llevarnos a un final convincente y resolutivo. Hay un tiempo que discurre pero suceden muy pocas cosas durante él. En ese sentido, “Omoide no Marnie” se me ha quedado corta, muy muy lejos de auténticas joyas como “Porco Rosso”, “El viaje de Chihiro”, “El Castillo Ambulante” o “El viento se levanta”.
    De igual manera que alabamos los filmes excelsos, creo que también hemos de tener la capacidad suficiente para distinguir y reconocer cuándo una obra falla o no ha alcanzado las expectativas (riesgo de lo más normal cuando se han dejado tras de sí obras magníficas). “Omoide no Marnie” no está a la altura de las anteriores obras de Studio Ghibli y, como bien ha señalado Axelia (con la que estoy completamente de acuerdo), parece que marca un poco la tendencia “decadente” (odio hablar así de Studio Ghibli) de la productora, y ojalá me equivoque.
    Un saludo 🙂

    Me gusta

    • Hola crisdianich! Lo primero agradecerte tu comentario ^^ Respeto tu opinión, como la de cualquiera. Sigo considerando que ‘Omoide no Marnie’ es una buena obra intimista, profunda, emotiva y llena de sentimientos’. No es por el hecho de que sea del Studio Ghibli (que muy probablemente es un aliciente positivo a la hora de tratar sus trabajos), es la impresión que a mi me ha dado porque vi la película sin conocer mucho acerca de ella, sin esperar nada parecido a esas joyas de Miyazaki que comentas (que me parece también exagerado querer comparar esas obras con la segunda película de Yonebayashi, dicho sea de paso). Quizás el problema sea ese, el haberse hecho demasiadas expectativas por ser una cinta del Studio Ghibli (lo mismo que pudo ocurrir con Cuentos de Terramar, Haru o Puedo escuchar el mar). No son malos trabajos. Tampoco son los mejores. Pero no por ello dejan de tener sus aspectos positivos y personalmente intento quedarme con eso. No seré yo el que no diga cosas negativas de la película que sea cuando así lo creo (aquí he comentado el tema del ritmo, para mi lo más notable por encima del resto). En cuanto al tema de la profundidad, me sigue pareciendo una cinta profunda por la temática que aborda con respecto a la protagonista (ese mundo interior no es muy frecuente en las cintas Ghibli, al menos con tantas preocupaciones y problemas). Que podía haber sido mejor? Sin duda alguna. Pero bueno, de eso se trata, de compartir nuestras opiniones para buscar puntos en común y puntos que no tienen por qué estar tan de acuerdo 😉

      Un saludo y de nuevo, muchas gracias por tu comentario 😀 Espero que no te tomes a mal mis palabras.

      Me gusta

      • ¡Para nada! Jaja de hecho, llevas mucha razón en eso de que esperar la misma calidad narrativa por parte de un director no tan experimentado como Miyazaki (que es inigualable) es también tener demasiadas expectativas. Probablemente el resultado de “Omoide no Marnie” hubiera sido mejor o distinto si Yonebayashi hubiera sido “tutorizado” por Miyazaki como sucediera en “Arrietty”, o quizá no, quién sabe… Lo que está claro es que es una película que suscita tantos partidarios como detractores, y eso también es divertido. “El mundo é bello perché é vario…”
        ¡Saludos! 🙂

        Me gusta

  3. Pingback: Hiromasa Yonebayashi dirige para Studio Ponoc ‘Mary and the witch’s flower’ | Blog Visual

  4. Pingback: Ronja, la hija del bandolero (山賊の娘ローニャ) de Goro Miyazaki llega a Movistar + | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s