Oda a mi padre (국제시장) de Youn JK: un monumental viaje de 60 años

El director de ‘Haundae’ Youn JK nos deleitó en 2014 con ‘Oda a mi padre‘ (국제시장). Un drama monumental que nos transporta en un viaje de 60 años a través de la Guerra de Corea, Vietnam y otros sucesos de la vida de un hijo que necesitaba cumplir la promesa que había hecho a su padre.

sinopsis-reseña

El 23 de diciembre de 1950, 14.000 refugiados de la guerra de Corea partieron del Puerto de Hungnam en el Meredith Victory. En medio del caos, la familia de Jin-gu intenta a toda cosa subir a bordo de uno de esos buques para poder escapar del conflicto. Duk-soo, de 12 años de edad, ve cómo su vida cambia en un abrir y cerrar de ojos cuando su mano resbala y pierde el rastro de su hermana menor Maksoon, a la cual había prometido nunca soltar. Dejando atrás a su padre que se queda a buscarla, Duk-soo, y otros miembros de la familia (como su madre, su hermana Kheutsun y su hermano Seung-gyu) escapan a Busan y se establecen en el bullicioso Mercado Gukje, esperando a que el resto de la familia llegue.

Tomando la responsabilidad de su madre y sus hermanos pequeños, Duk-soo comienza a hacer todo tipo de trabajos dedicándose por entero a su familia y anteponiendo su interés por encima de él mismo. Debe mantener la promesa que le hizo a su padre de que a partir de aquel momento, él sería el cabeza de familia. Para pagar la universidad de su hermano pequeño, Duk-soo se va a Alemania a trabajar de minero de carbón junto a su amigo de la infancia Dal-gu. Sin lugar a dudas, a Duk-soo no le esperará una vida fácil. Pero entre todo aquello, allí en Alemania es donde conocerá a Youngja, una trabajadora inmigrante coreana que se convertirá en su primer y único amor.

Tras soportar todas las dificultades en Alemania, Duk-soo vuelve a Busan y comienza a perseguir su sueño de convertirse en capitán de la marina; pero el destino interviene de nuevo y no le queda otra opción que ir a la guerra de Vietnam. A su regreso, Duk-soo se embarca en una misión final con la esperanza de encontrar a su padre y su hermana más joven, que desapareció en Hungnam hace más de 30 años. ‘Oda a mi padre’ es una poderosa epopeya generacional que representa la feroz e intensa época de la vida la de generación de nuestros padres a través de las historias de un solo hombre.

Tienes que prometerme que, pase lo que pase, nunca más volverás a llorar sola…

European Dreams Factory estrenó en cines a finales del año pasado la película coreana “Oda a mi padre” (국제시장) de Youn JK (‘Haeundae’), una de las más multipremiadas a nivel internacional de los últimos años, vista por más de 14 millones de espectadores en Corea. Sin lugar a dudas, la película nos transporta durante un periodo de tiempo de unos 60 años a la vida de Duk-soo, un joven que tiene que huir de la guerra junto a su familia y superar todo tipo de adversidades para poder sacar adelante a los suyos. Como en todas las guerras, los civiles son los que peor parados salen y este no iba a ser un caso distinto. Por culpa del conflicto, este niño tiene que intentar madurar a pasos agigantados para poder mantener a su familia, tal y como le prometió a su padre.

La cinta es un auténtico drama de esos que en Corea tan bien saben hacer. Por muchos aspectos, como por ejemplo por unas fantásticas interpretaciones de un elenco de grandes estrellas que consiguen transmitir y traspasar la pantalla, haciendo que no podamos evitar emocionarnos en multitud de momentos, tanto por la dureza de la historia como porque terminas formando parte de esa peculiar familia que ha tenido que comenzar desde cero su vida. Por otro lado, por una impresionante ambientación que va cambiando en función de la época en que se desarrolle la historia, fusionando unas con otras a través de un bien engranado cambio utilizando como elemento de transición atrás o adelante en el tiempo el flashback o el flashforward.

Y como no, en tercer lugar y no menos importante, porque la cinta tiene una fotografía inmensa, con unos planos muy cuidados y con unas composiciones preciosas, igualmente tanto en las escenas bélicas como en las más traquilas. Todos estos elementos se ven acrecentados con una composición musical brillante, una banda sonora que realza los momentos más dramáticos y que acompaña el devenir de la historia. Hay que tener en cuenta, eso sí, que estamos hablando de una cinta coreana y que, pese a ser dramática, es un drama algo “distinto” al que solemos ver en occidente. Quiero decir que puede parecer que hay momentos en los que no se es tan formal por el cambio de estilo o la inclusión de momentos jocosos, de broma o sin emoción. Nada más allá de la realidad, solo que como ya sabréis a estas alturas, el cine asiático suele mezclar géneros dentro de una misma cinta -en mayor o menor escala-.

¿Qué le ocurre a tu destino? ¿Por qué no vives para ti en vez de para los demás? Porque si es tu vida, ¿Cómo es que tú no estás en ella?…

De ahí que el guión pueda quedar un tanto intermitente, como si le hubiese faltado un giro para que hubiese terminado siendo algo más marcado. La forma interrumpida de avanzar o retroceder en el tiempo para narrar la historia no es equivocada, aunque en su ejecución termina haciendo que se pierdan aspectos esenciales y que el guión quede por debajo, dando mayor realce a los efectos visuales y fotográficos. Quizás es eso, que en su país de procedencia si que ha calado por su forma de ser y que en cambio aquí cueste un poco más de procesar. Simplemente por el hecho de que esa necesidad de captar los sentimientos de los espectadores es algo que consigue, pero a medio camino. Creo que sin embargo, el conjunto que nos deja ‘Oda a mi padre’ es un más que excelente drama épico, una epopeya a la figura de un personaje cuya vida no ha sido precisamente sencilla.

Al igual que su protagonista quiere mantener intacta la tienda de su tía paterna como elemento de recuerdo y esperanza de cara a reencontrarse con su padre y su hermana desaparecidos, el espectador mantiene durante toda la trama ese hilo argumental de creencia y optimismo con respecto al devenir de su protagonista. Sabemos desde un primer momento que, pese a la incertidumbre que le espera durante cerca de 60 años de historia, conseguirá superar los obstáculos que la vida le pone por delante. Al igual que el terror es algo universal en todas las culturas, el director Youn JK ha sabido dar forma a una historia que consigue llegar a todo tipo de personas, sea de la cultura que sea. El drama y el sentimiento de perdida es algo innato al ser humano, al igual que -desgraciadamente- lo es la guerra y el conflicto. Pero aquí es donde el director ha sabido jugar muy bien sus cartas, y en lugar de meterse en hacer una crítica a esos enfrentamientos sin razón -que bien podía hacerlo- se ha decantado por centrarse en la figura de esta familia y en el esfuerzo y la dedicación que han tenido que llevar a cabo para salir adelante, para poder sobrevivir.

No puedo más que recomendaros que, con sus pros y sus contras, con sus buenos hechos y sus aspectos mejorables, le deis una oportunidad a esta fantástica película. Un reflejo claro de la condición humana, que consigue traspasar fronteras culturales para ofrecernos una historia cercana a cualquiera que tenga sentimientos. Una cinta considerada por muchos como un Forrest Gump a la coreana -algo exagerado en cierto sentido y acorde en otros-. Un melodrama que lógicamente triunfó en Corea y que no por ello debe dejar de triunfar y ser ovacionada fuera de ella en su apartado técnico. Un fantástico viaje de 60 años a través de la figura de un personaje más que destacable que quizás peque demasiado de buenos sentimientos, de una moral un tanto condicionada y demasiado lacrimógena, pero es innegable que el resultado es espectacular y el público ha captado el mensaje (alzándola con el Premio del Público en el Udine Far East Film Festival y en el Chunsa Film Art Awards).

¿Será verdad que por fin has madurado? Creo que he madurado tanto que podría comenzar otra vida…

Producida y dirigida por Youn JK, ‘Oda a mi padre’ (국제시장) ha contado entre su elenco con Hwang Jeong-min,Yunjin Kim, Oh Dal-su, Jung Jin-young, Jang Young-nam, Ra Mi-ran, Kim Seul-ki y Stella Choe.

El guión ha sido escrito por Park Soo-jin, la banda sonora es obra de Lee Byeong-woo y la Dirección de fotografía ha sido obra de Choi Young-hwan y Kim Hyung-seok.


Lo mejor:
La fantástica ambientación y el dramatismo de su historia. Interpretaciones muy acordes, de esas que logran emocionar. Efectos visuales y banda sonora.

Lo peor: En el transcurso de la película, con tantos saltos temporales, es inevitable tener la sensación de que hay cosas que se quedan atrás sin desarrollar y otras que, posiblemente, eran innecesarias -o al menos, no para tanta parte del metraje-. Los minutos finales hacen que el conjunto mejore bastante.

Como siempre, esperamos que os animéis a ver la película y si os apetece contarnos vuestras impresiones, no tenéis más que pasaros por nuestras cuentas de Facebook o Twitter. Sois bienvenidos y esperamos vuestros comentarios!!

analisis

Siempre es de agradecer que las distribuidoras nacionales apuesten por seguir ampliando sus catálogos con títulos asiáticos recientes. Como ejemplo, el que hoy nos ocupa, estrenado por European Dreams Factory, con quien ya habíamos podido disfrutar de otra gran cinta como es ‘Las flores de la guerra‘ de Zhang Yimou y de la que os hablamos hace algunos meses.

‘Oda a mi padre’ nos llega comercializada de manos de Karma Films en dos formatos domésticos: DVD y Bluray. Hoy vamos a hablaros de la edición BR que nos llega presentada en una caja amaray. Dentro nos encontramos con un Bluray (de 22,1Gb) valido en Región B. Vamos allá con el repaso.


  • MENÚ PRINCIPAL:

El menú de inicio ha sido dividido en cuatro apartados principales: Película, IdiomasSelección de Escenas, Contenidos Extra y Otros Títulos.

  • APARTADO VISUAL:

La película, a color, viene presentada en un formato de pantalla 16:9 y un formato de imagen 2.35:1. La calidad de imagen como he comentado en la reseña es espectacular, HD 1080 como es lógico. Una vez más, aunque el DVD sea más que digno, si tenéis el equipo adecuado no dudéis en haceros con esta versión porque es impresionante. Los efectos visuales, el color y el contraste, la definición y la nitidez… es sencillamente genial.

  • APARTADO SONORO:

La película cuenta únicamente con dos pistas, curiosamente presentadas en DTS HD Master Audio, en 5.1 Castellano y 2.0 Coreano. Una vez más, todo un acierto el contar con la versión original de la película, para poder disfrutar de las voces originales. De hecho, son ambas unas pistas fantásticas aunque en el caso de la versión doblada es aún mayor -si se tiene equipo para ese 5.1-. En mi caso, he probado ambas en la televisión y la verdad, prefiero quedarme con la versión coreana por aquello que siempre os digo. El cine asiático hay que verlo, siempre que se pueda, en su versión original. Por los matices, las voces, los registros… no tienen nada que ver. Para ello, disponemos de subtítulos en Castellano, como no.

  • SELECCIÓN DE ESCENAS:
Desde este apartado podemos acceder a cualquiera de las 8 escenas en que ha sido dividida la película. Como podéis apreciar han sido divididas en un único menú.
 –
  • CONTENIDOS EXTRA:
Como contenidos extra la edición cuenta con el Tráiler de la película, así como con la Ficha Técnica y la Ficha Artística.
  • OTROS TÍTULOS:
Por último nos encontramos con los tráilers de ‘Las flores de la guerra’, ‘Quédate conmigo’ y ‘Little boy’. Con una duración de 126 minutos, ‘Oda a mi padre‘ ha recibido una calificación de ‘No recomendada a menores de 12 años‘.
– 
TRAILER
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s