“Kamikaze Girls” (下妻物語-ヤンキーちゃんとロリータちゃん) de Novala Takemoto

Reseñamos “Kamikaze Girls” (下妻物語-ヤンキーちゃんとロリータちゃん) de Novala Takemoto, que llega a nuestro país de manos de Carmot Press en una edición de lujo con la que podremos disfrutar de la peculiar amistad que surge entre dos chicas pertenecientes a mundos completamente diferentes.

Momoko Ryûgasaki vive en Shimotsuma, un pueblo rural de Japón, y está obsesionada con la estética “lolita”, un movimiento que adora el rococó francés del siglo XVIII y su forma de vestir. Su manera de ver la vida no encaja con la del lugar, que considera demasiado pueblerina para ella, por lo que decide vivir al margen de todo y pasar su tiempo dedicada a bordar, leer, escuchar música clásica y viajar a Tokio a comprar ropa lolita.

Su vida cambia el día que conoce a Ichigo Shirayuri, una motera integrante de una banda juvenil de chicas que la embarca en la búsqueda de un mítico bordador de chaquetas de yakuza, al que nadie ha visto jamás, y del que necesita un trabajo muy especial. Durante esta empresa las dos vivirán lo que es la amistad, la lealtad, la bondad o el desamor. Un torbellino de emociones que anuncia un paso a la madurez al que intentan resistirse con pesar.


Aunque yo viva en una época distinta, mi espíritu es rococó. Debería poder bajar al pueblo vestida de lolita como acto de elegancia. Y sin embargo…, sin embargo… ¿por qué la realidad es tan dura?


No es de extrañar que, en muchos casos, conozcamos una historia o un relato antes por su adaptación cinematográfica o anime que por haber leído el texto en el que está basada. Algo similar ocurre con la historia que hoy tratamos y reseñamos, “Kamikaze Girls” (下妻物語――ヤンキーちゃんとロリータちゃん) de Novala Takemoto, pues muchas personas conocen esta historia gracias a la adaptación del prestigioso director Tetsuya Nakashima (“Memories of Matsuko”, “Confessions”, “El mundo de Kanako”) que además se alzó con el Premio a la mejor película del mejor realizador Japanese Professional Movie Awards en 2005. En mi caso, he de reconocer que no es el caso… sí, a pesar de tener el DVD con la película, aún no he llegado a verla. Y la verdad, en buena hora, porque ha sido a raíz de terminar de leer el libro que acaba de editar recientemente Carmot Press cuando me han dado más ganas aún de comprobar la calidad de la adaptación. Ya de por sí gana puntos el simple hecho de que sea Nakashima el que está detrás de dicho trabajo, así que seguro que la voy a disfrutar por partida doble. Volviendo al tema que nos ocupa, cabe destacar que Novala Takemoto (1968) es un escritor y diseñador japonés nacido en Kioto.
Estuvo matriculado en Bellas Artes en la Universidad de Osaka, donde comenzó a escribir y a ser reconocido por sus cuentos cortos. Autor de numerosas novelas que han sido un éxito de ventas en Japón y máximo representante en el arte de las letras de la cultura lolita, sin lugar a dudas uno de sus trabajos más reconocidos a nivel mundial es su quinta novela, “Kamikaze Girls”. Los autores que más inspiraron a Novala Takemoto en su juventud fueron Osamu Dazai y Yasunari Kawabata, cuya influencia en su escritura se puede percibir por el amor a los personajes marginales y fuera de lugar sobre los que escribe. De hecho, ha sido nominado dos veces a los prestigiosos premios literarios Yukio Mishima, en 2003 y 2004. Sin duda cuando pensamos en un best-seller de culto del movimiento “lolita” no podemos evitar pensar en “Kamikaze Girls“. Esta fantástica historia nos sitúa en Shimotsuma, un pueblecito de la prefectura de Ibariki. No es comparable para una lolita a lo que sería la campiña francesa del rococó, de eso no cabe duda. Solo hay arrozales, una carretera de ida y vuelta y la gran mayoría necesita carné para poder moverse. Los estudiantes normalmente van en moto, aunque muchos lo hacen en bicicleta. Sí, las típicas “mamachari” (expresión acortada en japonés para “mama no charinko”, lo que viene siendo algo así como “la bicicleta de las madres”).
Vaya, las típicas bicis con cestita delante o detrás para llevar la compra. Obviamente, para nuestra lolita, Momoko, no era una opción -por dignidad diría ella-. Más que nada porque además no conseguiría mantener el equilibrio con su ropa y complementos. Después de que su madre dejase a su padre, “el inútil”, por su ginecólogo, tanto ella como su padre se volvieron a vivir con su abuela paterna, a pesar de que ella sabía que sería diferente a las chicas de Shimotsuma. Bueno, fue también por los trabajos de mala muerte de su padre y no tuvieron más opción. Lo mejor de todo esto, pues tampoco quiero entrar en muchos detalles de la trama -para eso está la sinopsis resumida-, es que “Kamikaze Girls” nos presenta una magistral oda a la amistad, a la sororidad, al amor y al paso a la edad adulta. La narrativa de Takemoto fluye y fluye, te sumerge de un modo fantástico en ese mundo lolita, en sus marcas, en su forma de pensar, en su estilo y, como no, en su ropa. Una forma de vida, un “way of life” en el que nos introduce Momoko con cantidad de detalles y, por qué no decirlo, con una ironía muy sutil y muy divertida para el lector. Un recurso recurrente que da un aire fresco y a veces hasta fanfarrón. Sin duda, algo ideal cuando entra en escena la otra parte de esta historia, Ichiko Shirayuri.

¿Sabes, Momoko? Detesto a las chicas como tú que son tan adorables y encantadoras, y haces que me cabree como una mona más de una vez, pero no sé por qué, cuando estoy contigo me siento muy bien…


Ese es su nombre, aunque a ella le gusta más que la llamen Ichigo (porque de su nombre y su apellido sale algo tan cursi como fresa y Blancanieves en japonés). De nuevo, otro choque brutal puesto que por su personalidad es todo lo contrario. Y es que como decía antes, Takemoto supo aunar a la perfección a dos personajes de mundos tan distintos como una lolita y una pandillera. Pasamos de la Momoko educada, culta, bien vestida y conjuntada, a la Ichigo malhablada, poco estilosa, ignorante. Una pandillera apasionada por las falsificaciones y por las motos. Ojo, pero motos a su estilo, tuneadas para dar el cante (estampado de leopardo, asiento de 180 cm. de altura, color rosa, una cúpula rocket delante…). A pesar de esta presentación, nos vamos a encontrar con dos personajes que comparten mucho más de lo que ellas piensan, pues aunque tengan personalidades muy distintas y un carácter muy diferente, tras esa fachada y esa apariencia ambas tienen algo tan humano como son los sentimientos. Si, estamos ante una historia que se mueve entre el slice of life y una road movie, pero es que ese contraste entre sus personajes la convierte en algo excepcional. En serio, es fantástico como consiguen entablar relación y mantener una amistad, con sus más y sus menos, basada en el respeto mutuo -aunque en muchos casos se burlen entre ellas-.
La fusión de esos dos mundos tan diferentes nos llevará a vivir multitud de experiencias, que van desde la venta de ropa falsificada a jugar a maquinas de Pachinko. Pero lo más importante, es que a través de estas situaciones tan rocambolescas y cómicas, se irá fraguando una amistad que cambiará por completo la forma de vida tanto de Momoko (que en un principio se muestra reticente a las relaciones personales, a salir de su burbuja rococó y sus normas de vida) como de Ichigo (que aprenderá que la amistad no es simplemente el hecho de tener muchos amigos o pertenecer a un grupo). No sé, siempre me queda la sensación de que me dejo cosas en el tintero por comentar, pero es que no puedo más que recomendaros que leáis este libro, que os dejéis llevar por su bonita historia y por esos personajes tan peculiares. Una historia que nos deja un mensaje claro, pues más allá de las apariencias, lolita, pandillera, gótica… más allá de todo eso, más allá de la forma de vida que lleves, del estilo de vestir que tengas, de los valores o premisas que rigen tu vida, detrás de todo eso lo que nos quedan son las personas. El hecho de encontrarnos con una historia narrada en primera persona por Momoko (con su particular percepción de la vida, con sus ocurrencias disparatadas y con sus comentarios jocosos) hace que no se nos haga nada pesada la lectura.
Pese a los choques “culturales” entre sus personajes, no deja de tener su realismo y es inevitable no soltar una carcajada o tener la sonrisa en la cara cuando vamos leyendo los comentarios de Momoko y de Ichigo. Es algo así como lo que se dice de los hermanos: se pelean, se llevan a matar, se dicen de todo… pero en el fondo mantienen el aprecio, la estima. Aunque parezca que lo yanki (el estilo de Ichigo, entre chándal y poco conjuntada) y lo lolita no pueden cruzarse en ningún punto, ¿Puede funcionar una relación entre personas aparentemente tan diferentes? ¡Y tanto que sí! Ojalá pudiésemos disfrutar de más obras de Novala Takemoto en nuestro país. Para mi ha sido todo un descubrimiento. Me ha encantado su tratamiento de personajes, las situaciones tan particulares y curiosas que nos presenta en la historia, los personajes secundarios, el humor latente en los momentos menos oportunos… En resumidas cuentas, “Kamikaze Girls” entretiene de una manera brutal y sin pensarlo dos veces, es una amena lectura más que recomendable en cualquier momento. Dadle una oportunidad porque no olvidaréis fácilmente a las fantásticas Momoko e Ichigo. Si os apetece, como siempre, espero conocer vuestras impresiones sobre la obra en los comentarios de esta entrada o a través de Facebook y Twitter.

Todo el mundo tiene problemas, a todos nos duele algo. No eres la única a la que le pasa. Así que no podemos llorar delante de los demás. Si te da por llorar, haz lo que te digo y ve donde no haya nadie. Porque cada lágrima que derrames te harás más fuerte…


Lo mejor:

  • Una fantástica edición a la altura de un título como “Kamikaze Girls”.
  • Maravilloso modo de sumergirse en la cultura lolita, del mismo modo que en el de las pandillas.
  • La relación que se establece entre dos personas pertenecientes a mundos tan diferentes, aunque no lo sean tanto al final.
  • El humor que Momoko nos transmite con sus comentarios, al igual que Ichigo en su forma de actuar y de pensar.
  • Historia de amistad, sororidad, amor y paso a la edad adulta.

Lo peor:

  • Por decir algo -puesto que me ha encantado la obra-, que haya tardado tanto tiempo en llegarnos. Pero bueno, esto ya tiene solución 😉

analisis edicion MANGA

Comprar Kamikaze Girls

Carmot Press puso a la venta el 20 de febrero de 2018 una espectacular edición de “Kamikaze Girls: Una historia de Shimotsuma”, la novela de Novala Takemoto que fue adaptada al cine por Tetsuya Nakashima. Es el primer libro que he podido leer de la editorial, pero sin duda la presentación y el mimo que le han dedicado es impresionante y apreciable por cualquier lector. El libro nos llega presentado en trade con tapa dura. Como podréis ver en la galería de fotos, el acabado hace efecto tela y aparte del colorido de la portada y contraportada, da un toque muy elegante a la presentación.

El libro tiene un total de 264 páginas en blanco y negro, sin ninguna ilustración en su interior, con unas medidas de 14 x 21 cm. y 2,2 cm. de grosor. Ya solo con ver el acabado de la cubierta te quedas fascinado. Como decía, la tapa dura -muy rígida-, el acabado en tela… es impresionante. El papel utilizado, de tonalidad amarillenta clara, a pesar de transparentar un poco, procede de fuentes responsables y también es algo a tener en cuenta. La edición cuenta con una traducción de Raúl Sanz Merino. Un fantástico trabajo el realizado, no he encontrado nada fuera de lugar y además se agradecen mucho las notas al pie de página que nos complementan la información; mientras que el diseño, ilustración y lettering de cubiert es obra de Carmot Press y Daniel Tudelilla.

En cuanto a la división del libro, cuenta con un total de 13 capítulos (sin nombre diferenciador entre ellos, simplemente numerados en orden ascendente y números romanos), complementados al final con un fantástico glosario de términos y referencias en un total de 8 páginas, para terminar con una última dedicada a la biografía del autor. Podéis haceros con “Kamikaze Girls” en vuestras librerías habituales o en tiendas online. El precio oficial es de 17.95€ aunque como siempre, en tiendas como Amazon se puede encontrar con un 5% de descuento (por 17,05€, por ejemplo).

Enlaces de interésCarmot Press(imágenes de reseña pertenecientes a la película de Tetsuya Nakashima)

Anuncios

Un comentario el ““Kamikaze Girls” (下妻物語-ヤンキーちゃんとロリータちゃん) de Novala Takemoto

  1. Pingback: Sorteo 11 Aniversario (XIV): “Monozuki, la chica zorro” de Carmot Press | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.