“My punch-drunk boxer” (판소리복서) de Jung Hyuk-ki. Boxeo a ritmo de pansori.

Reseñamos “My punch-drunk boxer” (판소리복서) de Jung Hyuk-ki, una entretenida y tierna comedia dramática que mezcla el ambiente deportivo del boxeo con el arte tradicional del pansori a partes iguales. Hemos podido disfrutar de la película en Filmin durante el pasado 13 Festival de Cine Coreano en España.

1-VPGDCSFTT-7.jpg

My punch-drunk boxer” (판소리복서) de Jung Hyuk-ki. 2019. Corea del Sur.


SINOPSIS:

Byung-gu era un boxeador profesional con un futuro prometedor. Pero cuando un grave error lo saca de la asociación de boxeo, Byung-gu hace trabajos ocasionales en un gimnasio. Mientras está ansioso por comenzar a boxear nuevamente, le diagnosticaron encefalopatía crónica traumática, una condición causada por las repetidas conmociones cerebrales. Un día, Min-ji, un nuevo miembro del gimnasio, llega y se ofrece como voluntaria para ayudar a Byung-gu. Con su ayuda, él inicia su desafío más imprudente en la vida para perfeccionar su estilo único de “Pansori Boxing”.

Byung-gu llegará a ser el campeón del mundo con el boxeo pansori, porque lo más coreano es lo más universal…

Del 27 de noviembre al 8 de diciembre de 2020 el Centro Cultural Coreano celebró la 13ª edición del Festival de Cine Coreano en España. Con el apoyo de KOFIC (Korean Film Council) y ante la situación sanitaria se optó, como otros muchos festivales, por poder hacerlo online a través de la plataforma Filmin y Youtube. Con un total de 11 películas en su programación continuamos hoy nuestras reseñas, que ya iniciamos con “Beauty Water” (기기괴괴 성형수) de Cho Kyung-hun. El Festival abrió las puertas del alma y el sentir coreano a los espectadores con su sección más intimista, «Pansori», uno de los géneros musicales más representativos y emotivos de Corea, inscrito en 2008 en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. Recientemente Corea vive un proceso de reevaluación del género Pansori, en una apuesta por trasladarlo al cine. Y en este marco se nos presentó esta fantástica propuesta titulada “My punch-drunk boxer” (판소리복서) de Jung Hyuk-ki. No podríamos comenzar más que dando unas pinceladas como introducción al pansori (판소리), y es que tal y como nos dicen en la página web de la UNESCO, el pansori es una forma de arte dramático musical interpretado por un cantante y un tambor. Esta tradición popular, que se distingue por su canto expresivo, su discurso estilizado, su repertorio de relatos y sus gestos, abarca a la vez la cultura de las elites y la del pueblo. El o la cantante improvisa, a veces durante ocho horas, a partir de textos que mezclan el dialecto rural con expresiones literarias eruditas acompañado simplemente por un tambor.

El término “pansori” procede de las palabras coreanas “pan” (lugar de reunión de la gente), y “sori” (canto). El pansori nació en el suroeste de Corea en el siglo XVII, probablemente como una nueva expresión de los cantos narrativos de los chamanes. Esta tradición oral fue perpetuada por el pueblo hasta finales del siglo XIX, cuando adquirió un contenido literario más sofisticado, lo que le permitió gozar de gran popularidad entre las elites urbanas. Las acciones, los personajes y las situaciones que se escenifican en el pansori se remontan a la época de la dinastía Cosen (1392-1910). Para llegar a dominar los diversos timbres vocales y memorizar el repertorio complejo, los cantantes deben someterse a una larga y rigurosa disciplina de preparación. Muchos virtuosos han creado su propio estilo y son famosos por su manera original de interpretar determinados episodios. Amenazado de desaparición por la rápida modernización de Corea, el pansori fue declarado “Bien cultural inmaterial nacional” en 1964. Esta medida ha suscitado un generoso apoyo institucional que ha permitido renovar esta tradición. El pansori sigue siendo hoy día una fuente de inspiración para distintas formas de expresión como el cine, el ballet y el teatro de marionetas. Estas producciones, así como el propio pansori, se presentan regularmente en Corea y en el extranjero. Si bien el pansori es uno de los géneros preferidos en el ámbito cada vez más marginado de las artes escénicas tradicionales, ha perdido mucho de su carácter espontáneo original.


1-VPGDCSFTT-3.jpg

Si se estropea, ¿Por qué no repararlo? ¿Por qué tirarlo?


Paradójicamente, esta reciente evolución es el resultado directo de los esfuerzos de conservación, ya que la improvisación tiende a quedar relegada a causa del aumento progresivo del repertorio escrito. De hecho, hoy día hay pocos cantantes que sean capaces de improvisar y el público actual es menos receptivo a la creatividad espontánea y al lenguaje arcaico del pansori tradicional. En “My punch-drunk boxer” (판소리복서) su director Jung Hyuk-ki retoma la idea que plasmó allá por 2014 en su cortometraje “Dempseyroll: Confessions” (뎀프시롤: 참회록) y realza una más que interesante fusión al mezclar este arte tradicional como parte del entrenamiento y de la forma de boxear de nuestro protagonista, Lee Byung-gu, que efectúa sus movimientos al ritmo del tambor en un denominado boxeo pansori. Además nos presenta a través de sus protagonistas femeninas los diferentes patrones rítmicos tradicionales como Yukchae, Jajinmori o Hwimori. Ellas son quienes marcan el ritmo con la percusión y su tambor buk, acompañadas de un cantante llamado sorikkun. En la película la voz del cantante es extradiegética y no aparece en pantalla, pero aporta un elemento fantástico pues con sus canciones dota al relato de ese toque de humor necesario a medida que se nos narran los sucesos. “My punch-drunk boxer” nos deja en sus 113 minutos una emotiva cinta de ritmo pausado -pero sin perder un ápice de interés-, con una preciosa fotografía, donde la música cobra vida a través del pansori. Una historia fantástica que, al igual que muchas otras relacionadas con el mundo del boxeo, nos deja a nivel argumental una comedia dramática a través de una historia de superación y esfuerzo.

Podríamos hacer algún símil de boxeo y decir que Byung-gu ha recibido los golpes de la vida y ha estado a punto de terminar K.O., pero su dedicación y su fuerza de voluntad está por encima de todo y cuando las fuerzas parecen flaquear consigue asestar un golpe certero. Y es que cuando Byung-gu estaba a punto de colocarse en lo más alto de su carrera, un error hizo que perdiese todo lo que había conseguido. Pero además, su vida personal y sentimental también se vio afectada pues a ello se suma una demencia pugilística que terminará siendo similar a un Alzheimer. Sin duda, un duro golpe y un combate contra el tiempo para poder enfrentar esta enfermedad neurodegenerativa que surge como consecuencia de tantos golpes y conmociones. Entre medias de todo esto se dedica a ayudar en su viejo gimnasio, repartiendo folletos para conseguir captar nuevas inscripciones. Es así como llega a su vida la joven Min-ji, que conseguirá devolverle la ilusión. En este sentido, he de reconocer que tanto Uhm Tae-goo (“El imperio de las sombras“) como Lee Hye-ri (del grupo Girl’s Day) hacen unas interpretaciones de esas que deslumbran, muy cercanas, de esas que transmiten y nos hacen empatizar en todo momento con ellos, a los que también sumariamos los papeles del Sr. Park – el entrenador de boxeo interpretado por Kim Hee-won– y Kyo-Hwan -el candidato a promesa del boxeo interpretado por Choi Joon-young-. Ojalá no sea la última oportunidad que tengamos de disfrutarla y consiga llegar a otros festivales o plataformas, porque merece la pena. Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones en los comentarios de esta entrada o en nuestras cuentas de FacebookTwitter o Instagram.


1-VPGDCSFTT-6.jpg

¿Por qué habla como si todo hubiese terminado? Quizá no era nuestro mejor momento, pero no estamos acabados…


Lo mejor: Introducirnos en la cultura pansori a través de una película cargada de drama y humor, con un mensaje de redención y superación.

Lo peor: Que no tenga distribución en nuestro país. No puedo ponerle nada negativo porque ha sido una grata sorpresa.


MY-PUNCH-DRUNK-BOXER-Int-l-poster.jpg


MY-PUNCH-DRUNK-BOXER-3.jpg

MY-PUNCH-DRUNK-BOXER-2.jpg

1-VPGDCSFTT-4.jpg

1-VPGDCSFTT-5.jpg

1-VPGDCSFTT-2.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .