Renacer de las cenizas, una historia de supervivencia y perdón de Akiko Mikamo

Hoy, 6 de agosto, es un día muy especial por los hechos acaecidos en el pasado que rememoramos. Por ello sumamos a nuestras reseñas de literatura “Renacer de las cenizas. Una historia real de supervivencia y perdón de Hiroshima“, libro escrito por la Dra. Akiko Mikamo que por su mensaje todos deberíamos leer y que nos llega editado por Chidori Books.

sinopsis libro

Hiroshima, 6 de agosto de 1945. Tras continuados meses de ataques aéreos por las fuerzas enemigas en ciudades de todo Japón, el gobierno japonés emitió orden de evacuación de edificios tanto en Hiroshima como en otras ciudades a lo largo y ancho del país. Se exigió la demolición de viviendas para ayudar a controlar los incendios en caso de un bombardeo aéreo y así evitar la rápida propagación del fuego. El joven Shinji Mikamo de 19 años y su padre, Fukuichi, disponen todo lo necesario para la demolición de su casa.

Nada les hace sospechar que esa mañana se abrirán ante sus ojos las puertas del infierno, pues la bomba atómica estalla a escasa distancia del lugar donde se encuentran. A pesar de su cercanía al epicentro de la explosión, milagrosamente ambos logran sobrevivir, aunque con graves heridas. La destrucción causada por esta desconocida arma, de una magnitud jamás vista hasta entonces, los conducirá a un angustioso peregrinaje en busca de su salvación a través de un nuevo mundo de devastación y horror…


Shinji y Miyoko después de la guerra. (Fotografía de autor desconocido/ Propiedad de Shinji Mikamo)


Habíamos tenido suerte, mucha suerte. Era impensable sentirse afortunado en este día, en este lugar. Pero nosotros lo hicimos…


Hay momentos en la vida que son destacados por ser especiales, dignos de recordar y rememorar. Momentos positivos, de festividad y felicidad que todos compartimos. Pero también hay momentos muy negativos, despreciables, que nos demuestran que en el fondo la esencia del ser humano conlleva también actos más que repudiables y reprochables. Esos momentos podrían ser olvidados por una parte, pero creo que son y deben ser recordados no de un modo negativo, pese a que lo fueran y cambiaran la vida y la mentalidad de miles de personas, sino como método para aprender de los errores pasados, mejorar, seguir adelante e intentar por todos los medios que no se vuelvan a repetir. Que ante un problema, sepamos llegar al acuerdo a través de otros cauces que no precisen de intervenciones bélicas. Hoy se cumplen 72 años desde que del Enola Gay (bombardero B-29) se lanzó la bomba atómica -llamada “Little Boy”- sobre Hiroshima y he creído que era el día idóneo para reseñar este maravilloso libro que trata sobre eso, como bien dice su título “Renacer de las cenizas. Una historia real de supervivencia y perdón de Hiroshima”. Esta historia biográfica real, escrita por Akiko Mikamo (una de las hijas del propio protagonista), no solo constituye un fidedigno testimonio que nos aproxima a los extraordinarios acontecimientos que se convertirán en hito indeleble de la historia del siglo XX, sino que también constituye un extraordinario ejemplo de superación personal y perdón, un mensaje de paz y amor para toda la humanidad.

La Dra. Akiko Mikamo, nació en 1961 y creció en Hiroshima. Hija de dos supervivientes de la bomba atómica, desde muy joven supo que quería consagrar su vida a difundir la paz y el entendimiento entre los pueblos, labor que desarrolla en la actualidad como presidenta de la organización sin ánimo de lucro San Diego-WISH: Iniciativa Mundial para la Salvaguarda de la Humanidad, y como psicóloga médica y presidenta de Servicios Psicológicos Estados Unidos-Japón, en San Diego, California. Es promotora del Día de la Paz y la Humanidad, y fue galardonada en 2014 con el Premio por el Servicio Excepcional a la Paz Mundial, concedido por la Fundación para la Paz y la Prosperidad Mundial. Como ella, a lo largo de los años, han sido muchos los que han querido mostrar al resto del mundo y hacernos participes de lo acaecido especialmente en Hiroshima y Nagasaki (extensible a todo el país) a través de diferentes medios. Por citar algunos claros ejemplos que todos sabréis identificar, hemos “disfrutado” (lo pongo entrecomillado porque obviamente no se disfruta como tal de estas catástrofes) con títulos como el manga autobiográfico “Pies descalzos” (Hadashi no Gen / はだしのゲン) de Keiji Nakazawa, la cinta animada de Isao TakahataLa tumba de las luciérnagas” (Hotaru no haka / 火垂るの墓), el libro “Flores de verano” (Natsu no hana / 夏の花) de Tamiki Hara o las películas “Lluvia negra” (Kuroi ame / 黒い雨) de Shohei Imamura -basada en la novela homónima de Ibuse Masuji- y “Rapsodia en agosto” (Hachi-gatsu no kyōshikyoku / 八月の狂詩曲) de Akira Kurosawa. Amén de una multitud de documentales donde de un modo más directo o menos, se nos muestra muestra un reflejo del sufrimiento que aquel día trajo para miles de familias, donde espero que todos seamos capaces de comprender que las guerras no terminan con vencedores y vendidos. Todo el mundo pierde.

En este sentido, no me voy a andar por las ramas. Esta obra es una maravilla que creo que todo el mundo debería leer, pero del mismo modo he de advertir que contiene fragmentos muy fuertes que quizás no todas las sensibilidades asimilen del mismo modo. La autora hace a través de la narración del personaje de Shinji una descripción detallada de las consecuencias directas que sufrió tanto su entorno más cercano y próximo como sus cuerpos y los de las personas que hasta ese momento habían sido sus vecinos y amigos. Muy duro pero a la vez muy real. Y la verdad es que no podría ser de otro modo. Se puede maquillar, suavizar, pero no sería un relato tan fidedigno. Aquí entra en acción en todo momento cobrando gran importancia para poder intentar sobrellevar mejor ese trance la costumbre del padre de Shinji,  Fukuichi, que era capaz de reírse hasta en las circunstancias más adversas. El humor negro del padre hace que se lleve todo mejor, es una forma de hacer frente a la adversidad. Sin duda, una figura muy destacada la de este padre que pese a su edad no duda en sacar fuerzas de donde no las hay para apoyar a su hijo, para hacerlo entrar en razón y conseguir salvar su vida. Un padre que ante los pensamientos de un hijo que por las circunstancias piensa que es mejor morir pues todo lo que conocía ya no está, no duda en dejarle claro que darse por vencido no es una opción. Uno de los grandes aciertos de esta obra es su narrativa, muy fluida y cercana, como si la persona que te estuviese contando la historia fuese un amigo al que no ves hace tiempo y quedaseis una tarde para poneros al día.


Padres de Shinji (autor desconocido) – Shinji en kokumin-fuku con 16 años (Fotografía del padre de Shinji)


Regresar a lo que quedaba de Kamiyanagi-cho tras la bomba fue como visitar un país extranjero. Las vistas y puntos de referencia familiares de nuestro precioso barrio habían desaparecido. Las pulcras y ordenadas viviendas de nuestra calle habían quedado reducidas a una montaña de ceniza y cascotes…


Una narrativa que no se recrea en el dolor, sino que los crudos momentos que narra lo hace de un modo muy natural. Esas descripciones tan detalladas, que sin duda cuesta digerir mientras vas leyendo, se muestran necesarias pese a su dureza y crueldad para comprender y vivir aquello, del mismo modo que para poder llegar a comprender el mensaje que tanto Shinji como su padre quisieron trasladar al mundo. Sin ser un diario propiamente dicho, estas memorias nos van contando cronológicamente, con algunos flashbacks para recordar situaciones o momentos del pasado, toda la experiencia vital que tanto para Shinji como para su familia supuso la guerra y la detonación de aquella fatídica bomba. Hace que empaticemos con su dolor de un modo brutal, hace que seamos capaces de sentir -no literalmente- el sufrimiento pasado, el dolor de sus heridas, el dolor al tener que desplazarse para buscar refugio, agua con la que calmar el calor y la piel quemada. Pero más allá de eso, nos transmite algo muy especial. Toda guerra tiene sus consecuencias, a muchos niveles. Y esta guerra iba a cambiar radicalmente la mentalidad de los japoneses. Obviamente, para mal podemos decir que la ira y rabia acumulada era algo más que comprensible y no sería llevada del mismo modo por todas las personas, pero hablando para bien, cabe destacar -y de eso se trata- los valores, el apoyo y la fortaleza que el señor Mikamo quiso transmitir a su hijo y consigue hacernos llegar a nosotros. Shiji no dejaba de pensar que sería mejor dejar ir su cuerpo, morir para no tener que sufrir, pero ante la debilidad y la tentación de rendirse su padre se mantuvo firme en su determinación y nunca le dejó caer.

Hay que valorar la vida que tenemos, la guerra es algo malo para todos y del mismo modo que en esos momentos tan críticos hay personas malas -de esas que como solemos decir sacan a relucir la esencia del ser humano, por aquí encontraremos a algunas cuantas-, también hay muchísimas personas bondadosas, solidarias y acogedoras. Personas que sin tener vínculos de sangre intentan dar lo mejor de sí para con los demás. Hay que valorar la vida pese a llegar a desear la muerte. Hay que valorar las cosas materiales hasta cierto punto, pues las horas y el tiempo seguirán su curso, aunque no tengamos un reloj para verlo. Tal y como el protagonista de esta historia desea para sus hijas, después de haber vivido todo aquello, pese al sentimiento que acompañaba a miles de personas después de la guerra, él “quería que vivieran en un mundo en paz, un mundo donde las culturas se esforzaran por conocerse y comprender entre sí, un mundo donde nunca presenciaran o experimentaran las atrocidades de la guerra”. Sin duda, el mensaje es digno de elogio y reconocimiento, pues pese a la ira y rencor quería mirar hacia un futuro diferente, solo quería mirar al pasado para recordar a sus amigos, sus familiares, aquellas personas que les habían tratado mal, pero especialmente a todas aquellas que habían sido buenas para ellos, que fueran o no conocidas, habían tenido el más mínimo gesto por ayudarles, comprenderles y cuanto menos, apoyarles. Por poner un símil, esos ecos del pasado estaban claramente reflejados en las cicatrices de sus cuerpos, pero como tales, era mejor saber por qué estaban ahí, como habían llegado, para pensar que una vez cicatrizadas y cerradas, lo mejor para todos era seguir adelante con la esperanza puesta en los nuevos tiempos.

Creo que “Renacer de las cenizas” (cuyo título original es “Rising from the Ashes. A True Story of Survival and Forgiveness from Hiroshima) es una obra fantástica y reflexiva, un documento perpetuo de gran valor histórico y humano. Un retrato de la capacidad de superación, compasión y generosidad del ser humano, más allá de toda la barbarie que también es capaz de conseguir. No es de extrañar que la obra haya sido avalada por una clamorosa acogida en otros países, traducida a varios idiomas (entre ellos el italiano y polaco) y haya tenido un amplio seguimiento de los medios a nivel internacional. Y para aquellos a los que nos gusta el cine, está previsto que esta excepcional historia llegue próximamente a la gran pantalla bajo el título de “8:15” (su web: http://815movie.com/) -título de la obra en japonés, de hecho- de manos de Polaris Pictures y con un guión de Randall Rubin. No creo necesario mencionarlo, pero por si acaso, decir que esa fue la hora a la que impactó la bomba nuclear. Mientras tanto, si queréis conocer un poco más, os recomiendo que le echéis un vistazo a la entrevista que su nieto Andrew J. Flores le realizó a Shinji Mikamo -solo tenéis que marcar los subtítulos y listo-. De verdad, no puedo más que recomendaros que antes o después leáis este fantástico libro, que se lo regaléis a vuestros familiares o amigos, porque sin duda alguna el mensaje y la reflexión de esta historia merece ser conocida. Si os apetece, como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones en nuestras cuentas de Facebook y Twitter o bien a través de los comentarios en esta misma entrada.


Shinji en la actualidad a sus ochenta y siete años (Fotografía de su nieto Andrew J. Flores)


Pensé de nuevo en la disyuntiva a la que habíamos sido obligados a enfrentarnos a raíz de la explosión. Como consecuencia de semejante horror y devastación, de semejante muerte, espantosa y triste, ¿en qué nos convertiríamos?…


Lo mejor:

  • Poder conocer la experiencia de primera mano del Señor Shinji Mikamo y poder convertirla en historia viva para muchas generaciones.
  • Pese a su crudeza en muchos momentos, el mensaje de empatía y perdón que nos deja es maravilloso.
  • Estamos ante una obra anti-belicista, una oda a la vida, a la comprensión entre culturas.

Lo peor:

  • Quizás la obra sea dura en muchos momentos -por los incómodos hechos relatados-, por tanto hay que ser consciente de que no todo el mundo va a ser capaz de enfrentarse a ellos con la misma fortaleza al empatizar con el dolor de los personajes. Dicho esto, pese a que se te hace un nudo en la garganta puntualmente, su lectura es más que recomendable.

analisis edicion MANGA

Comprar libro

Chidori Books nos presenta una fantástica edición de ‘Renacer de las cenizas. Una historia real de supervivencia y perdón de Hiroshima‘. Por un lado tenemos la versión en digital que podemos encontrar tanto en .mobi como en .ePUB. en plataformas como Amazon, iBooks, Lektu o Kobo. Por otro lado, pese a la concepción como editorial digital, Chidori Books ha querido que contemos también con el formato impreso para poder llegar a todo tipo de públicos. Cosa que desde aquí no podemos más que agradecer.

Este libro cuenta con un total de 246 páginas en blanco y negro. El formato elegido para la edición es el formato rústico con solapas de tamaño 15 x 21 cm.  y un grosor de aproximadamente 1,6 cm. La portada cuenta con un diseño creado especialmente para la edición por Lolita Aldea y como podéis ver es muy llamativo y simbólico con la temática. Obviamente el sentido de lectura es occidental. Para la traducción contamos con Margarita Adobes, que ha realizado una fantástica y muy acertada adaptación del texto original. Por su parte, el libro está dividido en 17 capítulos, : 1- Cielo azul, cielo rojo, 2- El río, 3- El día después, 4- Demonios, 5- Sopa de miso, 6- Teruo, 7- Separación, 8- Diosa, 9- Eutanasia, 10- Ser un hombre, 11- La postal, 12- El alta, 13- Okayama, 14- El reloj de bolsillo, 15- Miyoko, 16- El último miembro de la familia y 17- Legados. Además contamos con al comienzo con una Dedicatoria y Agradecimientos, así como al final con un Epílogo, Apéndice con fotos y mapas y una pequeña biografía de la autora.

El precio de venta recomendado es de 7,49 € en formato digital y de 17,00€ en formato impreso. Si lo compráis desde su web en formato impreso os llevaréis de regalo un marcapáginas (limitado hasta agotar existencias) como el que podéis ver en la galería.

galeria fotografica

Enlaces:  Chidori Books

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s