Mi vecino Totoro (となりのトトロ) de Hayao Miyazaki

Mi vecino Totoro‘ (となりのトトロ) de Hayao Miyazaki es el emblema del Studio Ghibli, una película de apariencia sencilla que esconde una gran cantidad de simbolismos y valores que seguro disfrutaréis los mayores y los pequeños de la casa.

sinopsis-reseña

En el Japón de los años 50, Mei y Satsuki son dos hermanas que se mudan con su padre -profesor y antropólogo- a vivir a una casa en el campo para estar más cerca de su madre, que permanece ingresada en el hospital aquejada de una grave enfermedad. Nada más llegar a su nueva casa, comienzan las tareas de limpieza para poder hacer más habitable el que será a partir de ese momento su nuevo hogar. Allí casualmente las niñas descubren a unos pequeños seres llamados “duendes del polvo” (o conejitos nocturnos como los llama su padre) escondidos en los rincones más oscuros de una de las habitaciones.

Según la anciana que vive en la casa de al lado, ella también podía verlos de pequeña. Son unos pequeños seres que viven en casas viejas y vacías, donde construyen madrigueras invisibles y con el paso del tiempo, lo convierten todo en polvo. Pero además de ellos, las pequeñas descubren que hay algo más allí, pues detrás de los rastros de unas bellotas diminutas se esconden los totoros. Se trata ni más ni menos que de los espíritus guardianes del bosque que sólo los niños de corazón puro son capaces de ver.

De hecho, son tres distintos: los pequeños (chibis, de color blanco), los medianos (azules) y el grandote (grisáceo, al que todos llamamos Totoro). Junto a estas entrañables criaturas y al gatobús, Mei y su hermana descubrirán el verdadero valor de la amistad, del amor y de la familia en una maravillosa e inolvidable aventura que les llevará más allá de su imaginación y les hará crecer en todos los niveles.

¡Parecían cucarachas! Había muchas de ellas por todas partes… Serían los conejitos nocturnos (duendes del polvo)

‘Mi vecino Totoro’ sigue siendo a día de hoy el emblema del Studio Ghibli, por todo lo que la película supuso en su momento. Una película atemporal, que podemos disfrutar grandes y pequeños por igual. Una película que con un argumento la mar de simple logra transmitir mucho desde el punto de vista de dos pequeñas niñas. Ese punto infantil que muchos con el tiempo nos negamos a perder y que nos hace ver las cosas de otro modo.

Las niñas deberán adaptarse al cambio de estar sin su madre durante un largo tiempo (al igual que el propio Miyazaki, que durante nueve años estuvo hospitalizada por tuberculosis), y gracias a su forma de ser y a la ayuda de su padre y sus vecinos (siempre atentos y de buen humor con las niñas), descubrirán el entorno que les rodea. Cosas tan sencillas pero a la vez cargadas de preguntas y cosas por conocer como es la naturaleza o el trabajo en el campo. Una naturaleza cargada de detalles, donde poder jugar al escondite, lavar la fruta o el simple hecho de ver crecer unas semillas plantadas. Todo en ‘Totoro’ es descubrimiento y una vuelta a la infancia para los que ya tenemos unos años.

Como punto de enlace entrará en acción Totoro, que servirá de punto para mantener la imaginación de las niñas, pero ayudándolas a madurar en cierto sentido. La pequeña Mei necesita de su madre, pero mientras tanto tendrá la figura de la hermana mayor delante. Mientras tanto, Satsuki sabe de esa necesidad e igualmente intentará pasar el trago de la mejor manera posible (como curiosidad os diré que tanto Mei como Satsuki son transcripciones del mes de Mayo -una del inglés y otra del japonés-).

Hace mucho tiempo los árboles y los hombres eran buenos amigos…

Es innegable que nos encontramos ante una película creada para los más pequeños. Una película que nos transportará a otra época, donde también había preocupaciones y temor, pero que gracias a la naturaleza nos traerá nuevas aventuras y el poder conocer a unas criaturas tan especiales como los duendes del polvo, el gatobús o los propios Totoros.  El tiempo es pausado, tranquilo. Pero no hay necesidad de correr, todo fluye de modo natural, a su debido tiempo. Los niños son así, si descubren algo no importa el paso del tiempo. Hay que saber disfrutar de esos detalles que hacen a la animación de Ghibli distinta al resto, donde hasta los decorados y fondos son un personaje más, cargado de valor y simbolismo.

No en vano, esa naturaleza que está tan presente (como en la gran mayoría de títulos Ghibli) se ve más destacada en detalles como el viento o la lluvia. Un viento que es capaz de levantar el techo de una casa, cualquiera pensaríamos que no es más que un fenómeno, pero aquí descubriremos que no se debe a otra cosa que al movimiento de Totoro en su peonza gigante o al rápido paso del Gatobús. O la lluvia, que ayuda a crecer los campos y que nos da una de las escenas más recordadas de toda la película: la de la parada del autobús.

Estoy seguro de que se me quedan muchas cosas en el tintero por decir -me suele pasar con frecuencia-, pero por un lado no quiero que esto sea un estudio sobre la película -que tendríamos temas para tratar-, sino que después de leer estas palabras -si habéis llegado hasta aquí-, os den ganas de ver la película. Una fantástica cinta que no me canso de ver y de recomendar a todos mis conocidos que tienen niños pequeños y el resultado siempre es el mismo (la película del oso gigante, o Totoro, es muy bonita).

¡Hemos visto a Totoro! Tenía unos ojos gigantes y una sonrisa muy grande…

Dirigida por Hayao Miyazaki, la película contó con Kazuo Oga como director artístico. Cabe destacar, como siempre, la aportación musical de un grande como es Joe Hisaishi, que dotó de frescura su composición, donde brillan los temas infantiles del opening y ending de la cinta. Ni que decir tiene que el resto de temas están cargados de melodías que seguro, no olvidaréis fácilmente.

Lo mejor: La magia y la fantasía que sigue desprendiendo. La inocencia de su guión. No pasan los años por ella y sigue siendo referencia para muchas generaciones.

Lo peor: Si dijese algo negativo de la película, no estaríamos leyendo ahora mismo este blog. Totoro es simplemente maravillosa.

Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones sobre la película en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

analisis

Comprar Ed. Deluxe

Gracias a Aurum pudimos disfrutar de un buen número de películas del Studio Ghibli. De hecho, de ‘Mi vecino Totoro’ tuvimos varias ediciones (Coleccionista, Metálica, sencilla…) y la verdad es que ha debido de funcionar genial, porque ahora, de manos de EOne, se siguen agotando sea la edición que sea. A día de hoy, podemos encontrar -después de una reedición e tirada limitada- de ‘Mi vecino Totoro’ en su Ed. Deluxe (Libro + Bluray + Dvd), que la verdad es una preciosdad.

Una edición que incluye tanto el DVD de la película (sin el segundo disco de extras) -valido en Zona 2 PAL-, así como el Bluray (que si que contiene todos los extras) -valido en Región B-. Presentada en una edición libro, la versión en HD está en un disco BD50.


  • MENÚ PRINCIPAL:

El menú de inicio nos presenta fragmentos de la película (pero sin sonido, al igual que el resto de títulos del Studio), ha sido dividido en cuatro apartados principales: Ver película, Selección de Idiomas, Selección de Escenas y Extras.

  • APARTADO VISUAL:

Comenzamos con lo bueno. La película viene presentada en un formato de pantalla 16:9 y un formato de imagen de 1.85:1 en HD 1080p24. Como siempre, la calidad es más que excelente -se aprecia gran cambio con respecto al Dvd-, tanto en colores y nitidez de la imagen, como en los decorados. Lo hemos dicho en otras ocasiones, pero es así: la animación en Bluray gana mucho y un título de Ghibli no podía ser menos que el resto. Un gran acierto.

  • APARTADO SONORO:

La edición cuenta cuatro pistas de audio: Japonés DTS-HD 2.0 stereo y Castellano, Catalán y Euskera en DTS-HD 2.0 mono. Como podéis imaginar los que tenéis algún otro título Ghibli, este punto ha sido muy criticado teniendo en cuenta la calidad de imagen y sonido del resto, y que aquí contemos con un 2.0 mono. Desgraciadamente -porque podríamos hablar largo y tendido- “es lo que tenemos”, así que dentro de lo que cabe, mejoramos la pista del DVD que es 1.0 mono y al menos se aprecia cierta mejoría en el Bluray.

Ya sabéis que solemos decantarnos por la versión original, y en este caso teniendo el sonido de mejor calidad, no tenemos más que guiarnos por los subtitulos en Castellano para no perderos nada.

  • SELECCIÓN DE ESCENAS:

Desde este apartado podemos acceder a cualquiera de las 12 escenas en que ha sido fragmentada la cinta. No tienen nombre, por lo que deberemos guiarnos por la imagen que nos muestra cada escena numerada o por el avance en el minutaje que aparece justo debajo al cambiar de escena.

  • CONTENIDOS EXTRA:

Como Contenidos extra la edición cuenta con el Storyboard completo con multiángulo, Animación de principio a fin, Miyazaki promociona el estreno en cines de la película en 1988, Tráilers originales en HD y en SD y para terminar, la ya habitual Promo del Studio Ghibli (donde vemos un vídeo que recopila parte del catálogo Ghibli de la distribuidora).

Con una duración de 86 minutos, ‘Mi Vecino Totoro’ de Hayao Miyazaki, ha recibido una calificación de ‘Autorizada para todos los públicos‘. Y añado como en otros casos lo de “Especialmente recomendada para la infancia”.

TRAILER

Enlace: E-one Ghibli, E-One

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s