Oda a Kirihito (きりひと讃歌), Osamu Tezuka en estado puro

Osamu Tezuka explora, una vez más, los rincones más insondables de la naturaleza humana en ‘Oda a Kirihito‘ (きりひと讃歌). Un fantástico manga, más oscuro y maduro, que nos llega de manos de ECC Ediciones.

SINOPSIS MANGA

El Hospital Universitario M de Tokio alberga unas instalaciones y un centro de investigaciones académicas de renombre internacional. A él acuden pacientes no solo del país, sino de todos los rincones del mundo y siempre cumple todas sus expectativas. A finales de los años sesenta detectan un caso de una rara afección, la enfermedad de Monmo: el paciente experimenta un fuerte apetito por la carne cruda, y sufre una atrofia degenerativa y un crecimiento capilar fulgurantes hasta el punto de perder prácticamente toda su humanidad y adoptar un aspecto similar al de un perro. El Doctor Tastsugaura es el Jefe del Departamento de Medicina Interna y junto a su equipo médico, entre los que destacan el Doctor Urabe y el Doctor Kirihito Osanai se plantea un tenso debate, puesto que los análisis no son concluyentes.

¿Se trata de un virus o de un mal endémico? Por esa razón se decide enviar al doctor Osanai hasta la remota aldea de Inugamisawa, situada en la isla de Shikoku, para investigar el origen de la enfermedad de Monmo y otros casos quizás no documentados. El riesgo de contraer la enfermedad es elevado y los peores augurios se acaban cumpliendo, con unas consecuencias que Kirihito jamás sospecharía. Partiendo de esta premisa, Osamu Tezuka explora una vez más los rincones más insondables de la naturaleza humana.



¡Cuesta creer que una plaga tan monstruosa tenga lugar hoy en día! Es una enfermedad de tintes apocalípticos para la raza humana…


Nacido en Osaka en 1928, siempre que se habla de uno de los grandes del manga como es Osamu Tezuka hay que hacer referencia al apodo que se ganó entre sus seguidores y compañeros. Sin lugar a dudas, eso del “Dios del manga” no le viene grande para nada y es que sus obras y su trabajo establecieron muchas de las bases que hoy en día siguen vigentes. De hecho, Tezuka pudo aprovechar y explorar casi todos los campos que quiso en este medio, ya sea con obras más adultas o más juveniles, experimentando con todos los recursos que la obra gráfica podía presentarle. De ahí que su modo de trabajo -con la calidad notable que nos dejó tanto en argumentos como en sus dibujos- haya sido la influencia para muchos mangakas de hoy en día. Seguro que cualquiera de los que estéis leyendo estas líneas ahora mismo conocéis o habéis oído hablar de títulos como ‘Buda’, ‘Astroboy’, ‘La Princesa Caballero’, ‘Fénix’, ‘Dororo’, ‘MW’, ‘Ayako’, ‘Crimen y castigo’, ‘Adolf’, ‘Black Jack’, ‘La nueva isla del tesoro’, ‘Next World’ o ‘Metropolis’, por citar algunos.

Si ya de por sí es fascinante la temática que el autor aborda en la llamada “época adulta” o “época oscura” de Tezuka, mención especial recibe esta ‘Oda a Kirihito’, puesto que Tezuka estudió medicina, pese a que finalmente se decantase por la animación y el manga.  Él mismo reconoce -tal y como podemos leer en el epílogo de la obra- que pese a sus años de medicina, el describir algunos de los cuadros médicos y los tratamientos fue una ardua tarea, por lo que en más de una ocasión tuvo que llamar a sus compañeros de carrera para plantearle mil y una preguntas e incluso tuvo que corregir el tratamiento de alguno de los casos a toda prisa. La verdad es que, a título personal y como desconocedor de este ámbito, no puedo llegar a ser crítico en este sentido, quizás algún lector formado quiera dejar algún comentario al respecto.

A nivel argumental estamos ante una pedazo de historia donde tienen cabida la aventura, el misterio, el drama, la pasión, la traición y hasta la comedia. Tezuka sabe jugar muy bien sus cartas en cada momento y es más que visible que no tiene problemas con la narrativa. Así puede tirar de diferentes recursos como puede ser a través de la medicina, la religión o incluso el sexo para elevar la tensión o suavizarla cuando le plazca, entre otras cosas porque ha construido una atmósfera alrededor de los personajes brutal, convirtiéndose en un personaje más. Evidentemente la trama puede desarrollarse y extenderse en detalles gracias a la extensión de casi novecientas páginas (divididas en dos tomos). En serio, es impresionante como puede llegar a reflejar la situación de cada lugar a través de sus viñetas, con o sin diálogos en ellas. Sin querer soltar ningún spoiler, hay un pueblo con unos ciudadanos tan peculiares y cerrados que no puede más que recordarme a lo que posteriormente haría M. Night Shyamalan en “El Bosque”.


Allá donde reine la ignorancia, las enfermedades siempre camparán a sus anchas…


No se puede negar que en ‘Oda a Kirihito’ (como en otras de las obras de Tezuka) tenemos un gran componente crítico. El autor no duda en hacer su particular apreciación al sistema médico japonés, donde por ejemplo debes guardar respeto a tus superiores -cosa lógica por un lado- llevándote al extremo de no poder o deber corregir sus diagnósticos aún a sabiendas de que son erróneos o no están del todo confirmados. Crítica al sistema político, donde -tan actual como la vida misma a día de hoy- se mira más por el bienestar de un individuo y su posición por encima del bienestar común de todos. Y como no, una crítica a la naturaleza del ser humano (algo que ya habíamos visto, de otro modo, en ‘La canción de Apolo‘): la ambición, la falta de escrúpulos, el guiarnos por las apariencias o la necesidad de venganza a costa de los demás son temas que Tezuka aborda de una manera brillante y muy acertada. Ese morbo que el ser humano necesita saciar, como si de un animal se tratase, y esa delgada línea que en muchas ocasiones nos diferencia de los animales y que hace que en muchos momentos y con muchos modos de actuar, el ser humano sea el más animal -en el mal sentido de la palabra- y que en muchos casos los animales tengan comportamientos más humanos que las propias personas.

Si bien también podemos encontrarnos con la otra cara de la moneda, pues Tezuka también utiliza otros elementos para destacar aquellos valores positivos que el ser humano posee como la bondad a la hora de ayudar a los demás -pese a los malos modos o las opiniones- o la capacidad de superación -plasmada a través del uso de la religión como en el caso de Helen Freeze o a través de las mujeres que ayudan a Kirihito en los momentos de mayor debilidad-. Sin lugar a dudas, ‘Oda a Kirihito’ es un manga de personajes. Quizás todas las obras lo sean en cierta medida, pero es que aquí todos y cada uno de ellos están rodeados de una personalidad muy marcada, donde el autor juega con la psicología de cada uno de ellos para deleitarnos con el resultado de esas relaciones personales, de esos vínculos que se irán formando a lo largo del tiempo y el espacio entre ellos y gracias a lo cual podremos disfrutar de una trama la mar de interesante. Y si la trama es llamativa, ni que decir tiene el apartado gráfico. ¡Menuda genialidad! Ya sabemos que Tezuka era un genio pero es que cada página y cada viñeta pueden llegar a ser una verdadera obra de arte. Su estilo es inconfundible y como decía antes, se dan cita temáticas tan diferentes entre sí que debería ser complicado poder plasmarlo, pero nada, el autor vuelve a fascinarnos con unas viñetas cargadas de expresividad, de esas que consiguen traspasar el papel y sumergirnos en la historia.

De hecho, en muchos momentos juega con lo experimental y nos ofrece unas estructuras de composición brillantes (desde verticales, jugando con formas poligonales, haciéndonos seguir un patrón como si de un laberinto se tratase…). Unos esquemas que rompen con lo habitual y que no hacen más que elevar la calidad gráfica de la obra. Por ello, no puedo más que recomendaros la lectura de ‘Oda a Kirihito’ (きりひと讃歌). Si bien es un manga extenso, gracias a todo lo que he intentado transmitiros anteriormente no podréis dejar de leer cada capítulo, con la necesidad (¿Será algo malo, doctor?) de terminarlo para iniciar el siguiente y descubrir lo que nos depara la historia. Un fantástico seinen que no puede faltar en vuestras estanterías. Como no, no sería posible sin una impecable edición como la que nos llega de manos de ECC en dos volúmenes y que os detallamos a continuación. Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones sobre la obra en los comentarios de esta entrada o en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.


¡Tu capacidad para salvar la vida a los demás se acaba juzgando meramente por el aspecto! ¡Por la cara y nada más!…


Lo mejor:

  • Su trama, que a medida que se desarrolla nos va descubriendo que encierra unos componentes críticos brutales.
  • Los personajes, gracias a los cuales -y por su interacción- podremos ver unas personalidades muy marcadas y unos pensamientos y formas de actuar muy diferentes.
  • El dibujo, es una maravilla. Desde las viñetas más sencillas a las más elaboradas, pasando por aquellas en las que juega con lo experimental.
  • Edición muy acertada por parte de ECC, dividida en dos tomos para hacer “más amena” la lectura.

Lo peor

  • Quizás el considerable volumen que toma la obra, con sus casi novecientas páginas.
  • No es una lectura ligera, sino más bien cargada de contenido y reflexiones -nada negativo en mi opinión-.

analisis edicion MANGA

Comprar Volumen 1 (de 2)

ECC Ediciones puso a la venta a finales del pasado año los dos tomos en los que se ha dividido ‘Oda a Kirihito’ (きりひと讃歌) de Osamu Tezuka dentro de su línea de Autor. (en la que ya contamos también con ‘La canción de Apolo‘ y ‘Devorar la Tierra’). Para ello nos ofrece una magnífica edición presentada en dos tomos con un total de 824 páginas en blanco y negro y encuadernación rústica (tapa blanda) sin sobrecubierta. Evidentemente estamos hablando de una edición grande (podríamos decir tocha) donde el primer tomo recoge en 400 páginas 11 capítulos y el segundo tomo recoge en 424 páginas los 10 capítulos restantes. Para la traducción se ha contado con Ángel-Manuel Ybáñez (‘Tokyo Summer of the dead‘, también licenciada por ECC) y de nuevo, un trabajo más que excelente teniendo en cuenta la complejidad de la obra en cuanto a términos, jerga y argot médico. El formato elegido vuelve a ser el A5 de tamaño 14,8 x 21 cm y un grosor de aproximadamente 2,5 cm. el primer tomo y 2,8 cm. el segundo.

Comprar Volumen 2 (de 2)

El sentido de lectura elegido es el oriental, de derecha a izquierda y la obra como decía anteriormente ha sido dividida en 21 capítulos: 1- La habitación 66, 2- Un callejón sin salida, 3- Pródromo, 4- La caída, 5- El calvario, 6- El palacio de las locuras I, 7- El palacio de las locuras II, 8- El barranco oscuro, 9 Disolución, 10- La loca, 11- Acercándose a la gloria, 12- Helen Freeze, 13- Necrosis, 14- En el bazar, 15- Destello, 16- Las visiones de María, 17- La vuelta a casa, 18- Encuentros casuales I, 19- Encuentros casuales II, 20- Catástrofe y 21- Pronóstico. Al final del segundo tomo se dedican dos páginas al Epílogo de la obra donde Tezuka nos narra detalles del proceso de la obra..

El precio de venta en la web de ECC es de 22,00 € por tomo -aunque en tiendas como Amazon, del que tenéis enlace en las portadas que se incluyen en este apartado- pueden encontrarse con un 5% de descuento-.

Enlaces de interésECC Ediciones

Anuncios

3 comentarios el “Oda a Kirihito (きりひと讃歌), Osamu Tezuka en estado puro

  1. Pingback: Devorar la Tierra (地球を呑む) de Osamu Tezuka | Blog Visual

  2. Pingback: Sorteo 10 Aniversario (XII): El carterista e Inspector Kurokôchi de ECC Ediciones | Blog Visual

  3. Pingback: Sorteo 11 Aniversario (I): La pequeña forastera y Rainbow de ECC Ediciones | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.