Vivir (生きる) de Akira Kurosawa: Vive la vida como si no hubiera un mañana

En el año 1952 y en plena madurez creativa, el maestro Akira Kurosawa nos deleitó con ‘Vivir‘ (生きる), dándonos una de las películas más conmovedoras y humanas de la historia del cine. Un canto a la vida y una crítica al ser humano que no os podéis perder.

sinopsis-reseña

Kenji Watanabe (Takashi Shimura) es un envejecido burócrata que lleva más de treinta años al frente de la Sección de Ciudadanos, donde deben dar ayuda y resolución a los problemas de sus vecinos. Con el paso del tiempo, la monotonía se ha vuelto algo habitual y parece que las ganas por hacer su labor se ha visto venida a menos. Después de un tiempo padeciendo dolores en el estómago, decide ir al médico donde le diagnostican una ulcera, curable con medicación.

Pero un paciente le alerta de algo más, diciéndole que lo que realmente padece es una enfermedad en fase terminal, un cáncer de estómago. Lo que los médicos no quieren decirle le es revelado como un mazazo. Ante esta desesperada situación, Watanabe se da cuenta del tiempo que ha malgastado en su vida y empieza a recapacitar para encontrar sentido a sus últimos días. Ya sea disfrutando un poco de la vida nocturna de su ciudad con la ayuda de un escritor de novelas baratas o junto a una de sus compañeras de trabajo.

Después de tantos años, ha llegado el momento de intentar reaccionar y vivir todo lo que le sea posible. Pero no por ello ha de dejar de ser quien es. Es hora de buscarle sentido a la vida y llenar ese vacío existencial que aparece de repente al saber que cada día que pase es un día más con el que poder resarcir esos años perdidos. Es el momento de ser una persona útil y ayudar a los demás, porque el mañana es algo que todavía está por llegar.

Si solo te quedasen seis meses de vida, ¿Qué harías?…

Cualquier aficionado al cine tiene siempre en su cabeza los nombres de algunos de esos directores que gracias a sus trabajos marcaron un antes y un después en la historia, nombres que no pueden ser olvidados y que han sido, son y serán referentes para muchos. Nombres como Griffith, Murnau, Hitchcock, Hawks, Capra, Ford, Lubitsch… pero hay que recordar que desde Japón no se quedan cortos con nombres como Mizoguchi, Ozu, Kobayashi, Imamura, Kinoshita, Oshima, Naruse, Suzuki o el que hoy nos ocupa, Akira Kurosawa. En 1952 (en plena madurez creativa) el maestro dirigió uno de sus films más poéticos y aclamados, una fantástica cinta considera por muchos como una auténtica joya.

Un relato sobre el sentido de la vida a partir de la inminencia de la muerte protagonizado por uno de los actores fetiche del maestro: Takashi Shimura (‘Trono de sangre’, ‘Los siete samuráis’). Con influencias de la literatura rusa, Kurosawa compuso una de las películas más notables sobre la redención del ser humano. Pero al mismo tiempo, la cinta es una auténtica critica a la burocracia japonesa y la pasividad en tiempos de postguerra y al propio ser humano y su capacidad de ser capaz de buscar el beneficio propio a costa de los demás. Sin lugar a dudas, el protagonista de esta historia es algo que descubre tarde, pero el mensaje está más que claro: nunca es tarde si la dicha es buena y si se quiere, se puede.

Hay que vivir la vida en el día a día, intentando ser felices con lo que hacemos y ante todo, intentando no fastidiar a nadie por el camino -si es posible, ayudar en todo lo que se pueda-. Una cosa no está reñida con la otra, aunque desgraciadamente en el día a día y por muchas circunstancias y situaciones (contexto laboral, social, familiar…) vamos dejando estas cosas de lado. No es de extrañar, pues como el protagonista ve, la gente más cercana a él simplemente se preocupa por ascender en el trabajo o quedarse con su dinero de la jubilación, mientras que las personas menos cercanas al final son las que más lo valoran y aprecian, lo tienen más en consideración sin ser familia y no lo sienten como un estorbo.

Ahora comprendo que la desgracia también tiene su lado bueno. El hombre descubre la verdad en su desgracia…

Takashi Shimura fue uno de los actores fetiches de Akira Kurosawa. Trabajó con él en títulos como ‘Sanjuro’, ‘Yojimbo’, ‘Los canallas duermen en paz’, ‘El infierno del odio’, ‘La fortaleza escondida’, ‘Trono de sangre’, ‘Crónica de un ser vivo’, ‘Los siete samuráis’, ‘El idiota’, ‘Rashomon‘, ‘Escándalo’ y otros muchos más títulos. Creo que con esos podéis haceros una idea. Y es que el actor nos brinda -al igual que en sus otros trabajos- un fantástico trabajo a nivel interpretativo. Ya no es el mero hecho de conseguir transmitir y meterse en el personaje, es que consigue traspasar la pantalla con sus gestos, sus impresionantes y expresivas miradas llenas de sentimientos muy dispares (alegría, esperanza, odio o miedo).

Es brutal la capacidad de mímesis con el personaje, un personaje que debido a la situación siente la necesidad de ayudar, de “no odiar a la gente porque no tiene tiempo para ello”. Quiere dar sentido a sus últimos meses de vida y sentirse útil, sentir que ha servido para algo. Del mismo modo, es impresionante la estructura narrativa que Kurosawa nos presenta, valiéndose de recursos como los flashbacks o las elípsis temporales, al mismo tiempo que el narrador traspasa la pantalla dirigiéndose a los espectadores (aquello de la llamada cuarta pared) o dividiendo la cinta en dos partes claramente diferenciadas (una primera mediante las vivencias del protagonista y la crisis existencial y humana ante la noticia de su muerte, y una segunda donde son los demás los que dan su visión de los hechos y entran a valorar su trabajo y si se podrían hacer mejor las cosas).

Pese a la crítica, no todo es negativo, al contrario, Kurosawa intenta darnos un mensaje claro y esperanzador con esta cinta a través de una maravillosa reflexión existencial sobre la vejez y el sentido de la vida. Es ahora cuando os propongo que le dediquéis, si no lo habéis pensado ya, un pequeño rato de vuestras vidas a contemplar esta maravillosa y fantástica cinta. Quizás el ritmo sea un poco pausado en la segunda mitad de la cinta, pero no por ello le resta calidad al conjunto. Hay cintas que se degustan mejor con tranquilidad, dejándose llevar por la situación. Y ‘Vivir’ es una de ellas. Una de esas películas que todo el mundo debería ver. Da que pensar, ayuda -o quiero pensar que lo hace- a formar mejores personas, a hacer que vemos la vida con otra mirada. Aunque solo sea durante un rato y luego volvamos a la rutina diaria. No dejéis de darle una oportunidad si no lo habéis hecho ya.

No sé para qué he vivido todos estos años…

Dirigida por Akira Kurosawa y escrita por él mismo junto a Shinobu Hashimoto e Hideo Ogumi, ‘Vivir’ contó entre su elenco con Takashi Shimura, Shinichi Himori, Minoru Chiaki, Haruo Tanaka, Miki Odagiri, Kamatari Fujiwara, Nobuo Kaneko, Kyôko Seki, Makoto Kobori, Kumeko Urabe o Yoshie Minami, entre otros.

Producida por Shojiro Motoki para la Toho, ‘Vivir’ fue premiada en el Festival de Berlín de con el Premio Especial. La banda sonora fue compuesta por Fumio Hayasaka y para la dirección de fotografía -impresionante- se contó con Asakazu Nakai (‘Los siete samuráis’, ‘Crónicas de un ser vivo’, ‘Barbarroja’, ‘No añoro mi juventud’, ‘Un domingo maravilloso’).

Lo mejor: La crítica a la burocarcia y al ser humano. El aunar a la perfección una situación negativa para transmitir un mensaje positivo, lleno de vida. Resume a la perfección las locuciones latinas “Tempus Fugit” y “Carpe Diem”. Brillantes intepretaciones lideradas por Takashi Shimura.

Lo peor: Quizás su duración (143 minutos) haga que el ritmo se vea ralentizado, especialmente en la segunda parte (necesario para el relato, pero a día de hoy, se puede hacer algo lento para los espectadores).

Como siempre, esperamos que os animéis a ver la película y si os apetece contarnos vuestras impresiones, no tenéis más que pasaros por nuestras cuentas de Facebook o Twitter. Sois bienvenidos y esperamos vuestros comentarios!!

analisis

Comprar Bluray

Hace tiempo que tengo una deuda pendiente con uno de los mejores directores japoneses de la historia. Poco a poco tengo que ir dedicando algo de tiempo a reseñar todas las películas que me sea posible del maestro Akira Kurosawa y entre los Dvd de Filmax y las ediciones en Alta definición que nos ha traído A contracorriente Fims creo que algo puedo hacer ^^.

‘Vivir’ nos llega junto a una colección de títulos en HD de Kurosawa en dos formatos domésticos: DVD y Bluray. Comercializada por Karma Films hoy vamos a hablaros de la edición BR que nos llega presentada en una caja amaray de color negro -preciosa- y una funda de cartón que hace más elegante a la edición. Dentro nos encontramos con un Bluray50 (de 36,4 Gb) valido en Región B. Vamos allá con el repaso:


  • MENÚ PRINCIPAL:

El menú de inicio ha sido dividido en cuatro apartados principales: Ver película, Selección de Escenas, Contenidos Extra y Otros Títulos.

  • APARTADO VISUAL:

La película, en blanco y negro, viene presentada en un formato de pantalla 16:9 (compatible con 4/3) y un formato de imagen 1.37:1. Para esta edición, A contracorriente films parte de un nuevo transfer digital en alta definición, un master restaurado que nos ofrece una versión de la cinta impresionante. Hay que reconocer que la pequeña línea vertical que se aprecia en la mitad de la pantalla no es algo que moleste realmente -aunque a veces no la notas a veces si-. Quitando eso, sin lugar a dudas estamos ante un master más que digno.

  • APARTADO SONORO:

La película cuenta únicamente con una pista, presentada en DTS-HD Master Audio 2.0 Mono V.O. Japonés. Una vez más, todo un acierto el contar con la versión original de la película, para poder disfrutar de las voces de los actores. Ya sabéis que los japoneses suelen ser muy expresivos -a veces, demasiado diría yo- en sus interpretaciones, pero es genial poder escuchar a Takashi Shimura con esa voz -e incluso cantando-. Para ello, disponemos de subtítulos en Castellano, como no.

  • SELECCIÓN DE ESCENAS:

Desde este apartado podemos acceder a cualquiera de las 12 escenas en que ha sido dividida la película. Como podéis apreciar han sido divididas por números (2 menús de 6 escenas).

  • CONTENIDOS EXTRA:

Como contenidos extra la edición cuenta con el Tráiler (4 minutos) y el Video Ensayo de Antonio Santos exclusivo de A Contracorriente Films. Antonio Santos es doctor en Historia del Arte, profesor en la Facultad de Educación de la UC y en la Cátedra de Historia y Estética de la Cinematografía de la Universidad de Valladolid. Ha publicado monografías dedicadas a los clásicos del cine japonés. Akira Kurosawa es uno de sus directores de referencia junto a Ozu y Mizoguchi.

  • OTROS TÍTULOS:
Por último nos encontramos con los tráilers de ‘Los siete samuráis’, ‘Yojimbo’ y ‘Trono de sangre’.
Con una duración de 143 minutos, ‘Vivir‘ ha recibido una calificación de ‘No recomendada a menores de 12 años‘.
– 
TRAILER
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s