Jugando a las casitas. ¡Como recién casados! (新婚ごっこ) de Ando Mai

Reseñamos “Jugando a las casitas. ¡Como recién casados!” (新婚ごっこ) de Ando Mai, un shōjo que tiene todos los ingredientes para encandilarnos. Si te gustan las historias románticas y con situaciones muy comprometidas, no te puedes perder esta obra editada de manos de Fandogamia.

SINOPSIS MANGA

Nagisa es una estudiante de superior que tiene mucha ilusión por casarse, aunque Asuka todavía va a la secundaria. Cuando sus madres se van de viaje ellos tendrán que pasar una semana viviendo juntos y a solas. Vaya, se diría que van a estar jugando a las casitas… ¡¡como una pareja de recién casados!!
Ella considera a Asuka una especie de hermano pequeño en plan monín, pero lleva un tiempo en plan descarado… ¿qué puede pasar a lo largo de la semana? Esta y otras cuatro historias cortas componen la nueva obra de Mai Ando.

Siempre estás con lo de que voy a secundaria o lo de que tengo un año menos… ¿Cuándo dejarás de tratarme como a un simple hermano pequeño?


¿Quién no ha leído o ha visto alguna vez una obra de corte shōjo? Aunque por demografía el shōjo está enfocado en un público juvenil femenino, obviamente -y como os comento siempre que puedo en las reseñas- no es más que un indicador que para nada limita el visionado a cualquier otra persona que no encaje en ese perfil. Este que escribe estas líneas recuerda haber disfrutado de series como “La familia crece” (Marmalade boy), “Sakura, cazadora de cartas”, “Sailor Moon” , “Nana” o “Fruits Basket”, por citar algunos ejemplos. Diferentes estilos, diferentes épocas pero con mucho en común. Lo que quiero decir, por si no ha quedado claro, es que una vez más el que una obra esté clasificada no es más que eso, una clasificación, un dato más. Cualquier persona, tenga la edad que tenga y sea del sexo que sea puede disfrutar igualmente de ellas, pues abarca una gran variedad de temas y estilos como podéis imaginar si recordáis alguna de las series mencionadas anteriormente. Realmente no sería necesario “perder” tiempo en escribir estas líneas, pero prefiero dejar clara mi opinión una vez más porque desgraciadamente a día de hoy habrá gente que todavía valore negativamente o menosprecie -por no decir otras cosas- que por el hecho de ser un chico no se puede leer un shōjo o un yaoi, o que por ser una chica no se pueda disfrutar de un shōnen o un yuri.
Es algo que cada vez se da menos, afortunadamente, pero a lo que voy es que no dejéis de disfrutar de una buena historia simplemente por el hecho de que tenga o esté enfocada hacia un “público objetivo” concreto. Fandogamia me ha hecho disfrutar de obras tan diferentes entre sí como pueden ser “Mi experiencia lesbiana con la soledad” (estoy deseando poder leer ya “Diario de intercambio” que acaba de salir a la venta), “Love in Hell“, “Trampas agridulces”, “Monster x Monster”, “Un mal viaje al Oeste” o “Holy Knight”. En el caso que hoy tratamos, “Jugando a las casitas. ¡Como recién casados!” (新婚ごっこ) de Ando Mai, me ha parecido un manga entretenido, sin mayores pretensiones que las de hacernos rememorar pequeñas historias de amor que todos y todas hemos tenido alguna vez en nuestra vida. Ando Mai nos presenta cinco historias cortas sin aspiraciones trascendentales más que simplemente hacernos pasar un buen rato, sacarnos una sonrisilla y hacernos soñar tanto a adolescentes como a adultos. Son historias que con sus diferentes tramas y con personajes similares realmente consiguen este propósito y la verdad es que lo hacen de un modo notable. Quizá no todas se mantengan en nuestra memoria, pero estoy seguro de que muchos momentos clave serán recordados.

Si te besas con alguien durante los fuegos artificiales del tanabata el amor que haya entre ambos se hará eterno. Al menos eso dice la leyenda que se ha puesto de moda en el colegio…


Cinco son las historias cortas recogidas en este tomo, por lo que como podéis imaginar es un manga que se lee en un plis plas, tanto por ser varias historias diferenciadas entre sí como por tener un buen ritmo narrativo, con lo que no nos aburriremos en ningún momento y nos podemos leer el tomo en una tarde fácilmente. No entraré en desvelar spoilers pero si que me gustaría destacar la temática relevante en cada uno de los relatos. En primer lugar con “Jugando a las casitas” conoceremos a Asuka y a Nagisa, en el corte que da título a este tomo recopilatorio. En él descubriremos esa historia de nuestra infancia donde todos hemos tenido a alguien que vivía cerca y nos hacia “tilín” y rememoraremos esos sentimientos que a pesar de llegarnos a cortas edades, se mantienen durante años y se recuerdan durante toda la vida. “A mi lado solamente estás tú” nos hace ver a través de Sachi y Gaku como en el amor también hay dudas, vergüenza e incluso celos. Ogura y Kurosu protagonizan “¡Nunca me resisto!”, una historia con toques gatunos donde destacar la importancia de los tiempos, de saber esperar. En “Castillo de fuegos, castillo de besos” llegan Chisaki y Jumpei y se podría resumir en una palabra: “Tanabata”.  Y por último, “¡No pases de aquí!” se decanta más por mostrarnos que a pesar de que debemos marcar los límites, en el amor hay cosas que no podemos evitar (no penséis mal que estamos hablando de relatos románticos).
Centrándonos en el apartado gráfico, he de decir que me ha gustado bastante. Curiosamente hay bastantes momentos donde vamos a encontrarnos con diseños muy cómicos, tanto por las muecas como por las expresiones, pero del mismo modo ya sabéis que tampoco nos van a faltar muchas dosis de grandes ojos, miradas llenas de expresividad y emoción, toques kawaii o trazos y brillitos en las viñetas para destacar todo lo anterior. Bien es verdad que los diseños de los personajes masculinos y femeninos principales se parecen bastante en todas las historias, pero como son independientes, no hay mayor problema en ello ya que no vamos a confundirnos. No sé, como digo los diseños son bastante bonitos, muy “cuquis” y lo único que me ha faltado -aunque tampoco era algo que fuese a cambiar el devenir de las historias, faltaría más- es un poco más de detalle en los fondos que muy puntualmente cuentan con algunos diseños, pasando más por los degradados y tramas habituales. En definitiva, si estáis buscando un manga con el que pasar un buen rato sin mayores motivos ni pretensiones que ese, el de entreteneros con unas pequeñas historietas románticas, no dudéis en echarle un ojo a “Jugando a las casitas. ¡Como recién casados!” de Ando Mai. Es un buen manga para acercaros al estilo de la autora (si no lo habéis hecho ya con su anterior trabajo, “Trampas agridulces”). Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones sobre la obra en los comentarios de esta entrada o en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

Es un caprichoso, pero nunca me resisto. Hasta en lo de ponerse celoso es idéntico a un gato…


Lo mejor:

  • Poder acercarnos al estilo y las historias shōjo de Ando Mai.
  • Un manga entretenido, sin mayores pretensiones que entretener.
  • Historias románticas que de algún modo todos hemos vivido en algún momento.

Lo peor:

  • Más allá de que te puedan gustar o no las historias, no hay nada de malo en este tipo de publicaciones, ni la autora, ni sus consumidores, ni el género merecen menosprecio.

analisis edicion MANGA

Comprar “Jugando a las casitas”

Fandogamia nos presenta su edición de “Jugando a las casitas. ¡Como recién casados!” (新婚ごっこ) de Ando Mai en un tomo único, tratándose de una serie cerrada. Este tomo cuenta con un total de 188 páginas en blanco y negroEl formato elegido vuelve a ser el formato rústico con sobrecubierta, de tapa blanda y de tamaño 11,2 x 17,6 cm, con un grosor de aproximadamente 1,3 cm. La cubierta está realizada en un material de unos 300 gramos -mate en tonos grises- y soporta bastante bien el cambio de páginas, mientras que la sobrecubierta está realizada en unos 200 gramos, con acabado brillo y mucho colorido como podéis ver en las imágenes con las que terminamos esta reseña y análisis de la edición.

El tomo ha sido dividido en 5 capítulos cuyos nombres os hemos mencionado en la reseña: 01- “Jugando a las casitas”, 02- “A mi lado solamente estás tú”, 03- “¡Nunca me resisto!”, 04- “Castillo de fuegos, castillo de besos” y 05- “¡No pases de aquí!”. Como extras, al final del tomo nos encontramos con dos páginas donde la autora nos habla de las historias reflejadas en este tomo, una página donde de modo cómico nos habla del día anterior a la entrega y de sus gatos y una última dedicada a los agradecimientos.

Para la traducción se ha contado con Luís Alís (para Nagareboshi S.L., quien ya nos trajo también la traducción de “Love in hell” de Reiji Suzumaru o “Mi experiencia lesbiana con la soledad” de Kabi Nagata). Una vez más, como suele ser habitual con la editorial, no puedo más que tener palabras favorables porque me ha parecido un trabajo estupendo el de su adaptación (podéis leer un adelanto totalmente gratis aquí). El sentido de lectura elegido es el oriental, de derecha a izquierda. Los faldones de la sobrecubierta se han destinado el delantero a un pequeño perfíl de Ando Mai, mientras que el trasero se ha dedicado a mencionar otros títulos de Fandogamia.

El precio de venta recomendado en la web de Fandogamia es de 7,50 €, aunque como siempre en algunas librerías de confianza o en tiendas especializadas como Amazon, puede encontrarse con un 5% de descuento.

Enlaces de interésFandogamia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.