“Voices in the Wind” (風の電話) de Nobuhiro Suwa. El camino a la resiliencia.

Una de las joyas que nos deja el Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) es “Voices in the Wind” (風の電話, Kaze no Denwa) de Nobuhiro Suwa. Poética propuesta cargada de una gran sensibilidad que nos habla de la pérdida de los seres queridos, pero también del recuerdo y el camino para superar el dolor.

voices-in-the-wind002.jpg

Voices in the Wind” (風の電話, Kaze no Denwa) de Nobuhiro Suwa. 2020. Japón


SINOPSIS:

A través de una narración de exquisita sensibilidad, el aclamado director de joyas como “M/Other” y “Un couple parfait” reivindica aquí el cine como instrumento para interiorizar una catástrofe social. Entender y asimilar son los primeros pasos para la curación. Y este es el camino, entre el dolor y el amor, que recorre Haru, la joven protagonista, en un viaje en el que Fukushima aún se muestra como herida abierta. Calificada por The Hollywood Reporter como una de las joyas escondidas del año.

Toda la gente se pasea por ahí como si nada hubiera pasado…

Hay películas que más allá de entretener consiguen transmitir a muchos niveles y ese es el caso de la cinta que hoy nos ocupa, “Voices in the Wind” (風の電話, Kaze no Denwa) de Nobuhiro Suwa. Director japonés de nacimiento (Hiroshima, 1960), el cine de Suwa se mueve entre su Japón natal y Francia, donde ha rodado algunas de sus películas. “M/Other” (1999), presentada a la ‘Quincena de los Realizadores del festival de Cannes en 1999 (Premio FIPRESCI), le consagró dentro del mundo auteur. Ganó el Premio Especial del Jurado y el Premio CICA en Locarno en 2005 con “Una pareja perfecta” (Un couple parfait). Por nuestro país hemos podido disfrutar de su segmento “Place des Victories” -en la película omnibus de 2006 “Paris je t’aime“-, de “Yuki & Nina” (co-dirigida con Hippolyte Girardot en 2009) o “El león duerme esta noche” de 2017. También tuvimos un pack editado por Intermedio (con “2/Dúo”, “M/Other” y “Una pareja perfecta”) pero está más que descatalogado y es muy difícil de encontrar. El caso es que gracias al Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) hemos podido disfrutar de “Voices in the Wind” (風の電話, Kaze no Denwa) y de verdad, es una película que ojalá esté ya en manos de alguna distribuidora porque merece mucho la pena.

La cinta nos sumerge de lleno en una especie de road movie cargada de sentimiento, donde Haru (Serena Motola) se embarca en un viaje de superación tras enfermar su tía Hiroko, con la que vive desde que el terremoto y los posteriores tsunamis de 2011 le arrebataron a su familia. Este desgarro familiar pesa sobre sus espaldas y quizá le han hecho ser algo introvertida. A esa gran necesidad de afecto que tiene se le suma el hecho de tener que superar la pérdida, aunque eso es algo más duro y complicado, además de necesitar encontrar su lugar, ese encaje social que todos precisamos. Por ello se embarca en un viaje que le ayudará a poder avanzar, donde se irá cruzando con diferentes personas de las que aprenderá el valor de la vida (con mayor o menor fortuna) y le harán llenar un poco ese vacío que siente. Queda patente la sensibilidad de Suwa en la narración, pausada, sin prisa, de ritmo sosegado de ese que tanto dice sin necesidad de decir, al mismo tiempo que nos encontramos un drama de bastante intensidad. ¿Es lenta? Pues depende de la prisa que tengas por ver sus 139 minutos de duración, que al igual que un buen plato requiere de un proceso de elaboración previo. Obviamente -y ojalá nadie tenga que verse en esa situación- no debe ser nada fácil digerir una catástrofe como la que ocurrió y el mazazo a nivel psicológico debió ser brutal. Miles de personas se vieron afectadas de un modo u otro y aunque el tiempo dicen que todo lo cura, el recuerdo siempre se mantiene vivo.


voices-in-the-wind.jpg

Mientras se es joven se está bien. Pero tenéis que saber que conforme uno se hace mayor, lo que busca es regresar al lugar donde nació y fue criado y tomárselo todo con más calma. Sencillamente relajarse y respirar ese aire. Querer morir en el mismo lugar donde uno nació es un sentimiento muy humano


La tragedia rodea la atmósfera de la cinta, pero también lo hace esa luz que apaga la oscuridad, que hace que cada nuevo día cuente. Haru sigue buscando a su familia (algo que para ella está muy presente y para lo que Suwa recurre a cierto realismo mágico y momentos oníricos), sigue precisando el sentir que está en su “hogar”, ya sea en una casa, en un coche o donde sea. Y aunque ella sea nuestra protagonista, en su camino descubrirá que no es la única. Por ello emprende este viaje desde Hiroshima hasta Fukushima que, a pesar de ser doloroso, le servirá para encontrar respuestas y apaciguar en cierta medida el dolor, pues estamos ante una melancólica narración, un cuento que nos habla de la pérdida. Fueron muchas las personas que tuvieron que irse de sus hogares y otras tantas las que por edad o recuerdos decidieron mantenerse, con los correspondientes además efectos emocionales y sociales que ello supuso (discriminación incluida por ser de zonas afectadas como Fukushima). El título de la película, como curiosidad, está relacionado con el teléfono de viento que está situado en una colina en Namita (Otsuchi, prefectura de Iwate), desde el terremoto y los tsunamis de 2011, al que cada año acuden miles de personas para contarles cómo se sienten a aquellos que ya no están aquí. Y es que aunque sea remarcar las cosas, si precisamos una palabra para condensar lo que nos ha transmitido el relato la más adecuada sería “poética“.

Es una maravilla lo que consigue transmitir ya sea a través de primeros planos de los protagonistas o simplemente del protagonismo que adquieren los escenarios abandonados o aquellos que están o han sido reparados. Al ver algunos de esos paisajes he rememorado la técnica llamada Kintsugi de la que seguro habéis oído hablar, que consiste en arreglar objetos rotos con oro, pero dejando las marcas, esas cicatrices. Esa marca de imperfección y fragilidad, pero también de resiliencia, de recuperarse y salir reforzados. A nivel técnico en este sentido debo mencionar el fantástico trabajo realizado a nivel de fotografía durante todo el metraje, cuyos créditos pertenecen a Takahiro Haibara (Parallel World Love Story, Sanî/32, 0.5mm, Birds Without Names). Por último no me gustaría pasar por alto la que para mí ha sido el gran descubrimiento, Serena Motola, que está brillante en su papel y se come la pantalla. En definitiva, ojalá esta no sea la última oportunidad de poder ver “Voices in the Wind” (風の電話, Kaze no Denwa) de Nobuhiro Suwa. Es una película necesaria, que debería llegarnos editada o, en su defecto, seguir formando parte de otros festivales y plataformas online. Es densa, pero engancha pues te metes de lleno y pasas a formar parte de su historia, como si fuésemos acompañando a su protagonista para sanar sus heridas. Es una cinta para ver con tranquilidad y con la que seguro después de su visionado todavía estaréis pensando en lo visto y en cómo habríamos actuado si estuviésemos en el lugar de la joven Haru. Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones en los comentarios de esta entrada o en nuestras cuentas de FacebookTwitter o Instagram.


voices-in-the-wind006.jpg

Algún día me reuniré con todos vosotros, pero hasta entonces, voy a seguir viviendo. Voy a seguir con vida…


Lo mejor: Su ritmo, la sensibilidad al narrar el proceso para superar la perdida a través de un camino de superación, su preciosa fotografía y unas interpretaciones muy acertadas.

Lo peor: No poder disfrutarla, de momento, fuera de la parrilla de algunos festivales.


voices-in-the-wind-poster.jpg


EObe4pp-U8-AAnt-CN.jpg


voices-in-the-wind003.jpg

voices-in-the-wind001.jpg

voices-in-the-wind004.jpg

voices-in-the-wind00.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .