Snowpiercer (설국열차), el rompenieves de Bong Joon-ho

¿Que pasaría si el mundo que conocemos se congelase y nuestra última esperanza de supervivencia estuviese en los vagones de un tren? Bong Joon-ho adapta en ‘Snowpiercer (Rompenieves)‘ la novela gráfica ‘Le Transperceneige’. Una fantástica obra que pone de manifiesto que nos encontramos ante uno de los directores más notables del cine actual.

Año 2014. La Tierra se estaba muriendo. La gente pensaba que el fin estaba cerca. Entonces encontraron la esperanza, pero su esperanza pronto se tornó en desesperación. Pese a la negativa de las asociaciones ecologistas, una empresa ha diseñado un experimento para solucionar el calentamiento global, una sustancia llamada CW7 que sería lanzada contra la atmósfera, pero su resultado sería peor de lo esperado inicialmente. Este proyecto acabó con la mayoría de vida existente en el planeta, haciéndonos regresar a una nueva edad del hielo. 17 años después el último tren llamado Snowpiercer (Rompenieves) creado por un tal Wilford (Ed Harris) es la única esperanza de vida, moviéndose en círculos por el mundo con un motor en perpetuo movimiento, a través de un desierto de hielo y nieve donde la vida humana es impensable.

Los últimos supervivientes de la Tierra se amontonan en sus vagones como si de un arca de Noé se tratara, divididos entre la clase explotada, que vive en la sección de cola sufriendo hambre y frío, y la clase poderosa, que viaja en los primeros vagones con todo tipo de privilegios y excesos. La vida en el tren es un círculo vicioso, rutinario, hasta que un día un joven llamado Curtis (Chris Evans) se convierte en líder de la sección de cola y decide cambiar el estado de las cosas, al mismo tiempo que descubrirá todos los secretos del tren y de la propia condición humana. Ha llegado el momento de intentar la última revuelta de los últimos habitantes del tren, de los de la clase más baja, después de otros intentos de revuelta que no acabaron muy bien.

Para ello contará con la ayuda de su amigo y mano derecha Edgar (Jamie Bell) y del viejo Gilliam (John Hurt), el líder espiritual de la sección de cola que conoce bien el tren y sabe que en uno de los vagones delanteros se encuentra un especialista llamado Namgoong Minsoo (Song Kan-ho) que diseñó los mecanismos de seguridad del tren, con cuya ayuda podrán avanzar hasta la sección delantera para poder obtener una vida mejor. Pero para poder llegar hasta su objetivo tendrán que pasar por encima de la mano derecha de Wilford y su portavoz, la peculiar Ministra Mason (Tilda Swinton), y su seguridad, un grupo de soldados que causan el terror entre los viajeros de cola con su agresividad y violencia, secuestrando incluso a niños pequeños de los que nunca más se sabrá nada. Hay que mantener el control dentro de ese microuniverso para que todo siga en su sitio y todos tengan su lugar…

El tren es el mundo, nosotros, la humanidad…

Hay directores que sólo por el mero hecho de conocer que están preparando un nuevo proyecto suscitan el interés en cualquier aficionado. En nuestro caso, hablar del director coreano Bong Joon-ho es hablar de antemano de cine de una gran calidad. No tenemos más que mencionar títulos como “Memories of murder (Crónica de un asesino en serie)”, ‘Mother’, o ‘The Host’ para demostrarlo. La primera incursión en el mercado norteamericano de Bong Joon-ho ha sido, a nuestro parecer, la más aclamada del trío de ases que han firmado recientemente sus “óperas primas rodadas en inglés” (recordemos: Park Chan-wook con ‘Stoker’ y Kim Jee-woon con ‘El último desafío’). No es que las otras dos sean malos trabajos -aunque por orden colocaríamos en segundo lugar Stoker y en tercer puesto ‘El último desafío’-, sino que éste del que hoy hablamos es el que cinematográficamente hablando es más redondo en todos los sentidos.

En ‘Snowpiercer’ el director muestra una elegante y soberbia puesta en escena, una fantástica composición de planos donde el ambiente opresivo y oscuro está más que presente, realizando una espectacular adaptación de la novela “Le Transperceneige” de Jean-Marc Rochette, Benjamin Legrand y Jacques Lob, si bien hay que mencionar que se han insertado situaciones y personajes nuevos para darle un estilo más audiovisual del que puede dar una novela gráfica. Y es que la película únicamente cuenta con un tren como espacio cinematográfico, un contenedor universal en continuo movimiento donde se resguardan los últimos supervivientes de la raza humana, pero donde cada cual antes de nacer ya está predestinado a ocupar un puesto clave en la pirámide social que se divide por orden de valor desde la cabeza y motor del tren hasta los vagones de cola.

“El tren  es el mundo, nosotros la humanidad” es una de las frases de la película. Un tren que circula por unos raíles que podrían considerarse como una alegoría a la vida. La historia indudablemente fascinó al director, quién ha querido indagar en este proyecto en la actitud humana que sale resultante de vivir en una constante situación extrema, desde el punto de vista de gente que han ido a parar allí desde lugares y situaciones personales muy distintas, pero que confluirán en una revuelta, en una revolución para poder cambiar esa situación tan denigrante en la que viven. Este “viaje”, nunca mejor dicho, no tiene una parada fija, pero ante la miseria y la precariedad de tener que vivir en una especie de gueto la revuelta es más que evidente. Visto así, el toque político está más que presente, la lucha de clases es uno de los componentes de debate de ‘Snowpiercer’.

En este tren de vida, todos debemos permanecer en el puesto asignado. Cada uno debe ocupar su sitio predeterminado…

Bong Joon-ho y su equipo han conseguido crear todo un universo propio tanto para el tren y el interior de sus vagones como para el mundo exterior. Por ejemplo, para el movimiento del tren se ha utilizado una tecnología llamada Gimbal que hace que los vagones situados dentro de un plató se muevan de izquierda a derecha. Es innegable que en este apartado de efectos especiales se ha conseguido un fantástico trabajo, ya que ‘Snowpiercer’ es una cinta que se asienta en ellos, tanto en su interior como en su exterior. Nos encontramos con unos fantásticos planos (cinematográficos pero con los toques propios del director, dotando algunas escenas con el toque de novela gráfica), con planos cenitales, travellings, jugando con la profundidad de campo, la iluminación, con un continuo tono grisáceo y oscuro -reflejo del ambiente y del contexto-, así como una excelente creatividad en cuanto al vestuario y caracterización, ajustado a cada uno de los personajes.

Con esta temática y la rabia contenida en el interior de cada uno de los personajes de cola, la confrontación era algo inevitable, pero el director ha conseguido con ayuda de un excelente equipo plasmar en una cinta de ciencia ficción unos combates físicos más que notables. Aquí no tenemos pistolas láser ni tecnología punta -quitando algunos detalles de la trama que no desvelaremos-, por eso los enfrentamientos (mención especial al combate del puente de Yekaterina -cuyo paso simboliza la llegada de un nuevo año-) han sido rodados de una manera muy realista, donde un grupo de personas sin experiencia buscan venganza, donde la sangre y la crudeza no importan por conseguir su objetivo. ¿Por qué unos tienen más derecho que otros por el mero hecho de nacer en otro lugar? ¿El color de la piel hace que haya diferencias sociales? Para tratar estos temas no hace falta sumergirnos en una película de ciencia ficción, son temas de actualidad año tras año y eso es lo que hace la película, generar el debate entre los espectadores.

Sin olvidarnos de la acción, más que presente durante toda la película, que hará que el ritmo sea notable y no se haga pesada en ningún momento de sus dos horas de duración. Estamos hablando de una cinta muy entretenida, donde una vez presentada la trama querremos avanzar más y más, de vagón en vagón, como los propios protagonistas, para descubrir que nos espera en el siguiente. Y es que más allá de ese gran elenco con el que cuenta la película, el verdadero protagonista aquí no es otro que el propio tren. ¿Qué sorpresa nos aguardará en el siguiente vagón? ¿Y en el siguiente? ¿Cómo será la cabeza del tren? Y más interesante aún, ¿Cómo es la locomotora, el motor que da vida a ese tren que no deja de dar vueltas para mantener la vida en su interior?. Dejaos llevar por el simbolismo y el mensaje que Bong Joon-ho nos da. Dejaos llevar por los raíles de este tren que seguro no os dejará indiferentes.

Soy una sombra de la sombra que fui. Mi momento fue hace décadas…

Dirigida por Bong Joon-ho, ‘Snowpiercer‘ cuenta con un guión de Bong Joon-ho y Kelly Masterson (basado en la novela de Jean-Marc Rochette, Benjamin Legrand y Jacques Lob). Entre su elenco se encuentran Song Kang-ho, Ed Harris, Jamie Bell, John Hurt, Tilda Swinton, Chris Evans, Ko Asung, Alison Pill y Octavia Spencer.

La cinta ha sido producida por Park Chan-wook, Steven Nam y Jeong Tae-sung. La dirección de fotografía es obra de Hong Kyung-pyo y la banda sonora ha sido compuesta por Marco Beltrami.

Lo mejor: Más que el argumento, la libre adaptación de la novela. Un trabajo sublime de Bong Joon-ho. Su mensaje final.

Lo peor: Nada reseñable, aunque hay gustos para todo.

Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones sobre la película en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.

Gracias a Good Films y La Aventura hemos podido disfrutar en muchas provincias del estreno en cines de ‘Snowpiercer’ (14 de Mayo de 2014), el último trabajo de Bong Joon-ho y el primero rodado íntegramente en inglés. Nada nos hacía imaginar que muy poco tiempo después se pondrían a la venta las ediciones domésticas en Dvd y Bluray. Un DVD9 (una cara, doble capa) y un Bluray BD50, presentados en una caja bluray sencilla.

Éste ha sido el primer proyecto asiático que han abarcado las dos empresas -¡Y qué proyecto han elegido para comenzar!-. Del éxito obtenido sólo podemos esperar que sirva como reflejo de lo que gusta y de que este cine cada día tiene más adeptos, para que se animen a apostar por nuevos trabajos asiáticos.


Podéis adquirirla en Amazon.es (Bluray y Dvd)


  • MENÚ PRINCIPAL:

El Menú Principal de la película está dividido en cuatro apartados: Ver película, Configuración, Selección de Escenas y Extras.

  • APARTADO VISUAL:

La película viene presentada en un formato de pantalla 16:9 anamórfico con un formato de imagen de 1.85:1 (1080p). La calidad de imagen es apabullante, más aún teniendo en cuenta lo bien que luce incluso en las escenas más oscuras. Ni que decir tiene que el trabajo del director es en gran parte el culpable de esta excelente calidad visual, con un gran detalle y niveles en todos los sentidos. Pero es que además se incluyen los propios contenidos extras que vienen presentados también en HD -cosa que desde aquí se agradece y aprovechamos para reivindicar en otras ediciones-. Si tenéis Bluray en casa, no os lo penséis a la hora de decantaros por esta edición -que además vale poco más-.

  • APARTADO SONORO:

La edición cuenta con tres pistas de audio en DTS-HD 5.1: Castellano, Catalán e Inglés. Otro acierto más para mejorar más si cabe la calidad de la edición. Menudas pistas de sonido -he probado Castellano y original en Inglés- y es excelente. Buen nivel de pistas -diálogos, efectos- que junto con la banda sonora de Marco Beltrami será toda una delicia para los oídos. Si os decantáis por la versión original en Inglés, no tenéis más que añadir los subtítulos en Castellano o Catalán.

  • SELECCIÓN DE ESCENAS:

Dentro de este apartado podremos acceder a cualquiera de las 9 escenas en que ha sido dividida la película. No tienen nombre, por lo que debemos guiarnos por la numeración de cada una de ellas.

  • CONTENIDOS EXTRA:

Como Contenidos Extra nos encontraremos con el Tráiler (1 min. 45seg.), Making Of (14 min. 30 seg.), Personajes (12 min. 35 seg.) y El fin del mundo, una introducción animada a la película (4 min. 32 seg.). Como decíamos, todos ellos en HD 1080p.

Con una duración de 126 minutos aproximadamente, ‘Snowpiercer (Rompenieves)” ha sido calificada como “No recomendada para menores de 16 años“.

Fuente: Good Films

Anuncios

2 comentarios el “Snowpiercer (설국열차), el rompenieves de Bong Joon-ho

  1. Pingback: Sorteo 10 Aniversario (IX): Cine Coreano actual gracias a La Aventura | Blog Visual

  2. Pingback: El imperio de las sombras (밀정/ The age of shadows) de Kim Jee-woon | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s