Emanon Recuerdos (おもいでエマノン) de Kenji Tsuruta y Shinji Kajio

Ponent Mon nos ofrece con ‘Omoide Emanon‘ (おもいでエマノン) de Kenji Tsuruta (‘Forget me not’) la historia de una chica cuya memoria se remonta al momento en el que la vida apareció por primera vez en la Tierra. El fantástico manga basado en la novela original de Shinji Kajio.

SINOPSIS MANGA

Nos encontramos en el Japón de 1967, la época en la que había finalizado el programa Gemini y el Apolo tenía como objetivo la Luna. El Apolo I había sufrido el primer accidente mortal de la historia de la exploración espacila y la Luna quedaba lejos todavía. El año en el que quinientos mil soldados del ejército estadounidense fueron enviados a la Guerra de Vietnam, el mismo en el que Heinlein, a sus 60 años, recibió su cuarto premio Hugo. La época en la que un joven estudiante de nombre desconocido pasaba el tiempo viéndolas venir, entre la ciencia ficción y los amores no correspondidos. El tiempo en el que volvía a casa con el corazón curado y la cartera vacía buscando un significado a su vida. El tiempo en el que decidió coger un ferry para volver a Kyûshu y donde conoció a una desconocida, a una vagabunda. 

Emanon, que es el nombre que adoptaremos para referirnos a esta chica (cuyas iniciales son E. N.), es una joven que lleva sobre su espalda un importante peso, pues pese a su apariencia juvenil (de unos 17 años), esto es solo algo que le afecta físicamente, ya que mentalmente guarda en su memoria recuerdos que afectan a más de 3 mil millones de años de edad, que se remontan hasta el momento en el que la vida apareció por primera vez en la Tierra hasta el momento presente. Dedicar tanto tiempo a almacenar recuerdos como a olvidarlos, guardar para nosotros ese momento que vale más que toda la historia de la humanidad…


¡Qué mas da! Un nombre no es más que un signo. Pero tendré que llamarte de alguna manera. Emanon. Emanon está bien… 


Kenji Tsuruta es ya un viejo conocido por otras historias en nuestro país como ‘Forget me not‘ o ‘Spirit of wonder‘ (de la que Selecta Visión nos trajo su adaptación anime hace algunos años). Nacido en Japón en 1961, Tsuruta estudió ciencia óptica en la Universidad -ya que quería ser fotógrafo- y es un autor excepcional en su trabajo, tanto en los resultados finales como en el proceso de creación. Suele trabajar solo tal y como ha confesado e incluso puede tardar varios meses en realizar unas cuantas páginas. En Japón se han publicado una serie de recopilaciones de sus primeros trabajos como ‘SF meibitsu – Shoki sakuhin-shû’ y varios libros de ilustraciones como ‘Hidrogen’, ‘Eternal’ y ‘Future’. Sin duda, su interés por la óptica y la fotografía son una parte fundamental que suele vincular de un modo y otro a su obra.

Omoide Emanon‘ (‘Emanon Recuerdos‘) me ha parecido un seinen imprescindible en cualquier colección, un manga de esos que comienzas a leer y no te dejan soltarlo hasta que no has terminado de leerlo completamente. Pero lo mejor de todo es que además se lee muy rápido porque, al menos en mi caso, Emanon me ha atrapado con su historia y me ha dejado con ganas de más. Si bien la obra fue publicada originalmente en la Comic Ryu, está basada en la novela original de Shinji Kajio que ha cosechado gran éxito en Japón. Sin duda, el hecho de que Kajio haya sido quien ha adaptado el guión de su obra para este ‘Emanon Recuerdos‘ es parte fundamental también de la calidad que desprende el tomo y, es más, sería genial que abriese las puertas a que estas novelas fueran editadas en nuestro país -por temática son muy interesantes-. No estaría diciendo esto de no ser porque realmente me ha parecido una trama muy interesante, que ha generado durante su lectura un componente de intriga y suspense por saber más acerca del pasado -o al menos de los recuerdos- de esta Emanon, invitándonos a la reflexión.

Todo ello acompañándonos con un interesante halo de misterio, pues a pesar de ser otro el narrador de la historia, llega un momento en el que somos nosotros los propios personajes, es a nosotros a quien se dirige Emanon para contarnos su historia, en cercanía, en “petit comité”. Una narración muy fluida, de ritmo sosegado y tranquilo, con momentos que podremos guardar y retener para siempre en nuestros recuerdos, haciendo que Emanon pase a formar parte de nuestra memoria en este viaje. Unos recuerdos que evocan la nostalgia que cualquiera de nosotros podemos tener en cualquier momento de nuestra vida. Esa nostalgia que despierta en nuestro interior al recordar algo que se ha tenido o aquellos momentos que hemos vivido y que ya no se tienen. La nostalgia de la propia Emanon, de lo ya vivido hasta el momento -que no es poco- con sus cosas agradecidas y sus aspectos más negativos de llevar esa carga; la nostalgia que el propio viajero con el que entabla contacto tiene con el paso de los años.


Escucha lo que te voy a contar. Que te lo creas o no es cosa tuya…


Normalmente suelo tener más o menos claro las tres ilustraciones que elegiré para cada reseña, pero he de reconocer que en esta ocasión me ha costado decidirme ante la gran cantidad de preciosas ilustraciones que contiene esta obra. Y es que a nivel gráfico, no lo digo por decir, de verdad que es impresionante el nivel de detalle y realismo que consigue Tsuruta con sus dibujos. Viñetas que se ven más resaltadas y destacadas aún si cabe gracias al tamaño de la edición y al papel estucado utilizado, que hace que tengamos un mayor contraste entre blancos y negros, ideal para estas grandes viñetas. De hecho, vamos a tener partes en las que hay mucho texto, en contraposición a otras en las que nos encontraremos con multitud de viñetas que no van acompañadas de diálogos (sin texto ni bocadillos), que simplemente nos dan la información que necesitamos para que a la par que nos deleitamos con las preciosas ilustraciones, seamos capaces de sacar nuestras propias conclusiones de ellas. Ya digo, me parece un seinen espectacular en este sentido, ya que aunque es algo normal en estas tramas, nos hace participes en primera persona de lo que sucede en el desarrollo y no necesita recurrir al fanservice ni nada por el estilo para atraer a los lectores. Es el propio personaje el que te atrae. Y es que por encima de un fantástico guión y unas ilustraciones impresionantemente bellas, lo fundamental y primario por encima de todo en esto es la propia Emanon, un personaje maravilloso, enigmático, de esos que desde el primer momento te asombra y te fascina a partes iguales. Un personaje femenino que pocas veces solemos encontrar en un manga.

Un personaje que tiene mucho que decir y mucho que contar, pues con tres mil años de historia en su memoria cualquiera estaría dispuesto a conocer sus hazañas, así como todo lo bello y todo lo ruin que la historia ha ido escribiendo durante tantos años. De hecho, no deja de ser una historia agridulce en sí misma, donde realmente nos quedamos con los momentos que nos marcan, descartando el resto. Interesante al igual que el desarrollo, que se estructura como el transcurrir de cualquier día en nuestras vidas, en seis apartados principales, seis capítulos diferenciados entre sí por las horas que abarcan simplemente una jornada en la vida de Emanon. Cosas del tiempo, que sin duda es un aspecto esencial en esta trama. Si todo va bien, Ponent Mon lanzará a principios de verano el siguiente tomo, ‘Emanon Vagabunda‘ (Sasurai Emanon), la secuela de este tomo -que ya hemos reseñado-, y aún quedaría por editar ‘Zoku Sasurai Emanon‘. Por mi parte, estoy deseando echarle el guante puesto que, por todo lo dicho anteriormente, me he quedado con ganas de más. Y como no, ojalá las ventas vayan muy pero que muy bien y desde la editorial se animen con otros trabajos del autor como ‘Wandering Island’ o ‘The Sky Crawlers’ (cuya película dirigida por Mamoru Oshii tenemos editada por Selecta Vision) o quién sabe, algunos de sus artbooks como Hydrogen, Eternal o Comet -aunque esto, desgraciadamente, lo veo más difícil-).

En definitiva, y por resumir un poco todo lo ya dicho: atreverse con ‘Emanon Recuerdos’ es hacerlo con un fantástico seinen, una pequeña joya que nos invita a la reflexión haciéndonos participes del viaje que su protagonista emprendió hace miles de años, haciéndonos formar parte de sus recuerdos a través de la nostalgia y haciendo que ella pase a formar parte de los nuestros gracias a una belleza visual sin igual. Sin duda, una obra que merece muchísimo la pena. Como siempre, esperamos conocer vuestras impresiones en nuestras cuentas de Facebook o Twitter.


¿No crees que tres millones de años de recuerdos es una carga demasiado pesada para una persona? Estoy cansada…


Lo mejor:

  • El misticismo que rodea al personaje de Emanon.
  • Historia atrayente de principio a fin, de buen ritmo y mejor desarrollo.
  • Imposible no mencionar el apartado gráfico, donde Kenji Tsuruta demuestra de nuevo su buen hacer.
  • La edición de Ponent Mon, tanto en medidas, acabado del papel e incluyendo multitud de páginas a todo color.

Lo peor:

  • El tiempo. Tiempo que debemos esperar hasta verano para que salga ‘Sasurai Emanon’. ¡Estoy deseando leerla ya! ^^

analisis edicion MANGA

Comprar tomo

Ponent Mon nos presenta una fantástica edición de ‘Emanon Recuerdos’ (おもいでエマノン) de Kenji Tsuruta en formato rústica sin sobrecubiertas (con solapas) y con unas medidas de 22,4 x 17 cm.  Un tamaño fantástico y unas tapas rígidas que le dan mayor consistencia al conjunto. La edición contiene un total de 184 páginas presentadas en blanco/negro y a todo color, con un grosor de 1,5cm. El papel utilizado para la ocasión es un papel estucado de un gramaje de 135gr. Sin lugar a dudas, como he comentado en la reseña, un papel de excelente calidad que gracias a su acabado y a su tamaño, hace que disfrutemos más si cabe con las ilustraciones. y el tacto al pasar las páginas con la lectura.

Para la traducción contamos con el fantástico trabajo de Miguel Ángel Ibáñez Muñoz (habitual de la editorial) y como siempre, sinónimo de un trabajo excelente en cuanto a la adaptación. En cuanto a la lectura, se ha respetado el sentido de lectura oriental, como nos gusta a nosotros de derecha a izquierda. La obra está dividida en diez capítulos: 01- El 24 de febrero de 1967 por la tarde, 02- Las 17:50, 03- Las 18:03, 04- Antes de las 19:00, 05- Sobre las 20:00, 06- Por la noche, sobre las 21:00 o las 22:00 y…

Se completan el resto de capítulos con una introducción titulada Emanon Recuerdos con ilustraciones a página completa y tres capítulos finales titulados Los recuerdos de Emanon, Emanon Vagabunda y Epílogos, con ilustraciones tanto a color como en blanco y negro que, a modo de one-shot nos hablan de las andanzas de Emanon sin necesidad de textos.

Su precio recomendado es de 20,00€ y podéis adquirirlo en la web de Ponent Mon o en tiendas especializadas como Amazon.es (donde se puede encontrar con un 5% de descuento, por 19,00€). Quizás pueda parecer algo elevado el precio, pero realmente es una edición que merece la pena. Y si os apetece leer algunas páginas para terminar de convenceros de su adquisición, podéis hacerlo desde aquí gracias a Ponent Mon.

Enlaces: Ponent Mon

Anuncios

6 comentarios el “Emanon Recuerdos (おもいでエマノン) de Kenji Tsuruta y Shinji Kajio

  1. Pingback: Emanon Vagabunda (さすらいエマノン) de Kenji Tsuruta y Shinji Kajio | Blog Visual

  2. Pingback: Novedades manga de Ponent Mon para el primer semestre de 2017 | Blog Visual

  3. Pingback: El olmo del cáucaso (櫸の木) y otras historias, de Jirō Taniguchi | Blog Visual

  4. Pingback: Novedades manga de Ponent Mon en Marzo de 2017 | Blog Visual

  5. Pingback: Sorteo 10 Aniversario (III): Tres manga fantásticos de Ponent Mon | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s