El nuevo auge del director y animador Masaaki Yuasa (湯浅 政明)

Gracias a David Heredia Pitarch nos introducimos en el mundo de Masaaki Yuasa (湯浅 政明), uno de los creativos más singulares dentro de la animación japonesa que lleva cerca de 30 años realizando algunas de las escenas más fluidas, elásticas y dinámicas que se han visto hasta el momento.

Diez años lleva BlogVisual en marcha, diez años en los que nos ha brindado reseñas, reportajes, y noticias de todo tipo en torno a la actualidad del panorama audiovisual y literario en Asia. ¿Cómo no estar agradecido a una página cuando lleva tanto al pie del cañón? ¡Y ojalá que por mucho más! Retribuyendo los servicios prestados, hoy tengo el honor de participar como firma invitada hablando de uno de los grandes directores que nos ha traído el anime japonés, aunque quizá uno de los que menos atención recibe por parte de los fans del medio.

Vivimos en una era en que es muy fácil encontrar prácticamente cualquier información sobre nuestros títulos favoritos: un privilegio que, a su vez, ha ayudado a aumentar nuestra percepción sobre algunos de los personajes que se mueven en la industria. Sobra presentar directores como Hayao Miyazaki, Hideaki Anno o Makoto Shinkai, e incluso hay un gran aprecio por actores de actores de voz como Tomokazu Sugita o Megumi Hayashibara. Sin embargo, los animadores, la mano de obra que hace posible esta gesta, siguen un poco a la sombra a pesar de su trabajo. Masaaki Yuasa es un director y animador que lleva cerca de 30 años realizando algunas de las escenas más fluidas, elásticas y dinámicas que se han visto hasta el momento, aunque quizá por su estilo algo simplón (e incluso infantil, en según qué casos) ha recibido este déficit de atención que, como decía, se ha ganado de forma más que injusta. Pero mejor que primero le conozcamos un poco mejor para saber qué hace tan especial a este hombre.

Masaaki Yuasa, 1965, Fukuoka (Japón)

Masaaki Yuasa nació en 1965 en la prefectura de Fukuoka y estudió en la facultad de Bellas Artes de la Universidad Sangto de Kyushu. Sus inicios le llevaron a trabajar como intercalador en algunos títulos como Alegre juventud (Hiatari Ryōko, 1987), Esper Mami (1987) o Kiteretsu (Kiteretsu Daihyakka, 1988), con los que no tardó en aprender cómo funcionaba realmente el mundo de la animación. Su primer proyecto de verdadero interés llegaría en 1990 con la adaptación de Chibi Maruko-chan, una serie de Nippon Animation para la que elaboró los vídeos de introducción y de cierre de la primera temporada, dejando ya entrever ese talento que pronto le haría tan famoso gracias a la fluidez que imprimía a los personajes. De hecho, se diría que su labor en las primeras películas de la franquicia fue lo que empezó a llamar la atención sobre su persona, especialmente con algunas escenas bastante famosas del filme Chibi Maruko-chan: Watashi no Suki na Uta («Mi canción favorita»), estrenado en diciembre de 1992.

Bien pensado, la verdad es que, desde el principio, el artista se mostró ya como un maestro de la dinámica y la perspectiva, que se atrevía con escenas muy originales y bien realizadas que poco tenían que envidiar en calidad a otras superproducciones de la época. Yuasa no tardaría en participar en otra serie de corte muy parecido pero muchísimo más famosa en Occidente: Crayon Shin-chan, un título que aún a día de hoy sigue estando muy vinculado a nuestro protagonista gracias a sus películas, en las que fue trabajando con cierta asiduidad. Muchos de los largometrajes del pequeño Shinnosuke Nohara han pasado por sus manos y eso se nota en extremo. La relación con series de carácter infantil es lo que parece haber generado esa falta de interés en su currículum, pero no es menos cierto que también ha participado en otras producciones bastante más serias e incluso experimentales, como THE Hakkenden (1994) o el corto Noiseman Sound Insect (1997), en ambas como director de animación, demostrando que también es capaz de encargarse de distintos aspectos del proceso creativo.

Mind Game, el punto de inflexión en la carrera de Yuasa

Con el cambio de siglo le llegaron algunos proyectos bastante notables. A destacar quedan la película Mis vecinos los Yamada (Tonari no Yamada-kun, 1999), de Isao Takahata, y la surrealista Cat Soup (Nekojiru-sō, 2003), de Tatsuo Sato. También participó en el episodio piloto de la serie Vampiyan Kids que, por cierto, dista bastante del colorido producto final con el diseño mucho más oscuro y retorcido que propuso. Otros títulos interesantes de mencionar son Medabots, Samurai Champloo o Kujiratori («La caza de la ballena»), uno de los cortos que se proyectan en el Museo Ghibli de Mitaka; sin embargo, su relación con estos es bastante superficial y no suponen una representación importante en su historial. No sería hasta mediados de década cuando llegaría el filme que cambiaría su posición en la industria y que le valdría su primer reconocimiento de cara al público internacional. La película en cuestión es Mind Game (2004), basada en el manga homónimo de Robin Nishi. Mind Game fue uno de los productos más sonados de Studio 4ºC y no hay duda de que su excelente dirección fue parte del motivo. A día de hoy, sigue siendo un título de culto entre los aficionados a la animación y su estilo alocado y frenético encajó estupendamente con el carácter tan peculiar del estudio, motivo por el que hace poco lanzaron una campaña de micromecenazgo para financiar una edición HD del largometraje y en la que han participado fans de todo el globo.

Así pues, no es de extrañar que poco más tarde fuera seleccionado para dirigir uno de los cortos del proyecto Genius Party (2008), en el que se dieron cita varios de los directores y animadores más prestigiosos del momento. Esta nueva tendencia por el surrealismo le llevó a firmar la extraña Kemonozume (2006), una serie corta de Madhouse en la que dio rienda suelta a su imaginación con una historia llena de humor, horror y erotismo. Vamos, lo que podríamos describir como un completo disparate. La cuestión es que este primer contacto con Madhouse le ayudó a forjar una buena relación con el estudio que en 2008 le llevaría a dirigir y guionizar una de sus series más representativas: Kaiba. Los (pocos, por desgracia) que hayan visto Kaiba sabrán que se trata de un título muy especial, no solo por su historia y su fuerte componente filosófico, sino también por su estilo visual tan característico, que encarna perfectamente el tipo de animación que persigue nuestro artista. La serie ganó el Premio a la Excelencia en el Festival de las Artes de Japón y es uno de los estandartes de la animación experimental en el país nipón. Por supuesto, esta no ha sido su última genialidad: apenas un par de años más tarde, Yuasa presentaba al mundo The Tatami Galaxy (Yojōhan Shinwa Taikei, 2010), una adaptación de la novela de Tomihiko Morimi que es todo un derroche expresivo y visual, donde no solo realza los personajes sino también el entorno en el que se mueven. El anime se llevó el Gran Premio del Festival de las Artes de Japón, convirtiéndose en la primera producción de este tipo en conseguir el galardón.

Posteriormente realizó algunas breves colaboraciones en títulos como Welcome to the Space Show (Uchū Show e Yokoso, 2010), Dandelion no Shoka (2011), Lupin III: Mine Fujiko to Iu Onna (2012), Space Dandy (2014) y quizá de forma más sonada con el episodio «Cadena alimenticia» de Hora de aventuras. No quiere esto decir, claro, que abandonara sus proyectos personales. Gracias al patrocinio de los fans, el director produjo el corto Kick-Heart (2013) con una animación tan fluida como surrealista, muy en la línea de su famoso Mind Game y ganándose el respeto de los presentes en los distintos festivales por los que pasó. Finalmente, su última serie Ping-Pong: The Animation (2014) trasladó de forma magistral la obra de Taiyo Matsumoto, siendo esta una adaptación absolutamente brillante que logra conjugar sin despeinarse el tremendo dinamismo de Yuasa con el diseño tan único del dibujante. Me atrevería a decir que es una de las mejores adaptaciones que se han hecho jamás de un manga.

Yoru wa Mijikashi Arukeyo Otome comparte equipo con su gran éxito The Tatami Galaxy y lo cierto es que no puede ser más prometedora

Tras un tiempo apartado de la atención de los medios, el director ha regresado con más fuerza que nunca presentando este mismo año no uno, sino dos largometrajes son su inconfundible firma. ¡Qué deleite por partida doble! Por un lado, Yoru wa Mijikashi Arukeyo Otome («La noche es corta; sigue andando, moza»), que adapta la novela homónima de Morimi y por consiguiente ha sido producida por el mismo equipo que se ocupó de The Tatami Galaxy, prometiendo las mismas dosis de humor, elegancia visual y locura narrativa. Por otro, la película original Lu Over the Wall (Yoake Tsugeru  Lu no Uta): una vibrante historia musical que algunos describen como una versión juvenil y muy dinámica de la famosa Ponyo en el acantilado de Hayao Miyazaki (Actualizamos: se acaba de alzar con el Cristal du Long Métrage / Cristal for a Feature Film en el Festival de Annecy 2017). Y por si fuera poco, ya anda sumido en un nuevo proyecto en colaboración con Netflix, nada menos que un acercamiento al clásico Devilman de Go Nagai (Mazinger Z) sazonado con su toque personal, convirtiéndose posiblemente en su título más oscuro hasta el momento. Habrá que esperar hasta el año que viene para poder disfrutar de él, pero aquí hay uno al menos que ya se está frotando las manos.

Poco más que añadir salvo que espero haber ayudado a conocer mejor a uno de los miembros más interesantes de la industria del anime y que ojalá os animéis a darle una oportunidad a su obra. Este ha sido sin duda uno de los mejores años en su carrera y merece que reconozcamos por fin su inestimable valor como uno de los creativos más singulares dentro de la animación japonesa.

NOTA: Quiero agradecer este fantástico artículo a David Heredia Pitarch (Vila-real, 1986). David, que cursó estudios de Traducción e Interpretación en la Universitat Jaume I de Castellón, lleva trabajando desde el año 2007, tiempo durante el cual se ha especializado en los campos de la traducción audiovisual y literaria. Actualmente es editor del portal CoolJapan.es, colabora también en la elaboración de noticias y artículos para diversos medios de carácter divulgativo. Es autor del libro “Anime! Anime! 100 años de animación japonesa” que trata la evolución de la animación japonesa desde su concepción hasta nuestros días. En 2010 ayudó a fundar la Asociación Cultural OtakUniverse de Vila-real, con la que ha realizado distintos eventos entre los que destacan las jornadas Ounomachi de cultura japonesa y las jornadas BIT.la-real dedicadas al mundo del ocio electrónico. Así mismo, lleva más de 10 años colaborando con distintas organizaciones en la realización de eventos tanto a nivel regional como nacional, para los que ha realizado actividades, talleres y charlas de todo tipo. Podéis estar al tanto de sus novedades a través de su cuenta en Twitter

Texto: cortesía de David Heredia Pitarch.

Anuncios

2 comentarios el “El nuevo auge del director y animador Masaaki Yuasa (湯浅 政明)

  1. Sin duda el mejor director de anime en lo que llevamos de siglo XXI. Todos sus trabajos son brillantes a su manera, unos más que otros, pero siempre mantiene un nivel altísimo en todo lo que hace. Por no hablar de la animación. Cuando él está al mando, es sorprendente todo lo que hace, el color, la acción, el diseño de personajes, el surrealismo de cada escena.
    Como casi todos los surrealistas es un genio incomprendido o al menos lo era hasta queTatami Galaxy, su obra maestra, se hizo popular para el gran público.
    A una industria como la del anime que está en semicoma (creativamente hablando) desde el 2006 no le viene mal de vez en cuando que genios como él la despierten aunque sea solo durante un tiempo limitado.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Ping Pong (ピンポン) de Taiyō Matsumoto | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s