Biomega (バイオメガ) de Tsutomu Nihei. La humanidad infectada por el virus N5S.

Reseñamos “Biomega” (バイオメガ) de Tsutomu Nihei, el fantástico seinen de ciencia ficción con el que poder deleitarnos con las historias futuristas y esas megaestructuras que solo este mangaka sabe hacer. Gracias a Panini Comics recuperamos esta obra en su “Ultimate Edition” de dos tomos.

SINOPSIS MANGA

Año 3005 d.C. La Humandad regresa a Marte siete siglos después de la última misión tripulada al planeta rojo. Pero lo único que encuentra allí la tripulación de la nave de reconocimiento es la antigua colonia en ruinas, desprovista de toda traza de agua y oxígeno… y a una mujer. Durante su viaje de regreso a la Tierra, la nave de datos de la DRF (Fundación para la Recuperación de Datos) sufre un accidente y, como consecuencia, los despojos de un tripulante infectado por un virus quedan orbitando sobre el planeta y empiezan a esparcir esporas. Dicho virus, el N5S, se propaga rápidamente y la Tierra pronto se llena de drones: humanos infectados que se convierten en una especie de sanguinarios muertos vivientes. Medio año después de la llegada del virus a la Tierra, Zôichi Kanoe, un humano sintético que trabaja como agente de Industrias Pesadas Tôa, se infiltra en territorio administrado por la DRF.

Junto a la I.A. Fuyo Kanoe, se ha propuesto la misión de encontrar y rescatar a “adaptados” al virus para ponerlos bajo su protección. Los “adaptados” son personas que, a pesar de estar infectadas, conservan intacto su aspecto humano y, efectivamente, logran dar con una de ellas: Ion Green. En un catastrófico escenario en que la “calamidad drone” se extiende de manera rauda e implacable por la fax del planeta, la Fundación declara su guerra particular a Industrias Pesadas Tôa. ¿Qué plan se trae entre manos la poderosa DRF? ¿Cuál es el objetivo que tanto se esfuerza por proteger?


¿Qué estás haciendo? Todos los que están en la calle en este momento se consideran infectados por el virus N5S…


El amplio y extenso mundo del manga nos ha dado a lo largo de los años autores cuyas historias no podemos olvidar. Historias que nos han entusiasmado, intrigado, sorprendido. Historias que nos han enamorado. Del mismo modo que además, nos ha dado autores cuyos diseños son de esos que se quedan grabados en nuestras memorias. Algunos más detallados, otros más toscos… El caso es que probablemente muchos de vosotros, por poneros algunos ejemplos, sabéis reconocer a primera vista un diseño de Osamu Tezuka, de Akira Toriyama, de Jiro Taniguchi, de Masasumi Kakizaki, de Inio Asano o de Masashi Kishimito. En el caso que hoy nos ocupa, a título personal me fascinan las historias que nos ha transmitido el autor que hoy tratamos, Tsutomu Nihei. Muchos lo conoceréis a raíz de haber visto la serie de Netflix “Knights of Sidonia” o la reciente película “Blame!”. Quizás, por la tecnología de animación usada en estas producciones (que a mi particularmente me gusta, otra cosa distinta y cuestionable es que con otra técnica hubiese lucido mejor) no se haya sacado el máximo partido al gran punto fuerte de las obras de Nihei. Y es que a pesar de tener unas interesantes historias, es incuestionable que lo que hace grande estos trabajos es la fantástica arquitectura que nos presenta, con unos impresionantes, colosales y grandiosos decorados y fondos.

Es imposible no dejar la vista fijada en esas construcciones, en las edificaciones y paisajes tan brutales. Ya hemos podido podido verlas en “Blame!” (1997), “Biomega” (2004)  o “Knights of Sidonia” (2009), por mencionar algunos de sus trabajos. No en vano, el mangaka estudió arquitectura y es algo que está presente en todos sus trabajos, esas megaestructuras son marca de la casa. Si bien en los diseños de personajes también se aprecia una evolución gráfica, más perfeccionada, el autor sigue manteniendo un estilo muy personal y particular (obvio quizás que así sea), puesto que pese a tener algunos pequeños y sutiles cambios entre ellos, los protagonistas de todas estas historias mantienen muchos aspectos en común, tanto en el aspecto gráfico como en sus personalidades. Obviamente no todo el mundo tiene por qué valorar y apreciar del mismo modo estos diseños y el estilo del autor, pero es innegable que es diferente a los demás y en un mundo tan extenso como decía al comenzar esta reseña, aspectos como este son los que marcan la diferencia. A nivel argumental, suele arrancar con un protagonista masculino, de cuyo pasado no sabemos mucho y del que a medida que avanza la trama iremos descubriendo más, siempre en la justa medida que Nihei considera brindarnos.

Nos encontramos en unos mundos muy diferentes al nuestro. Mundos futuristas, donde el avance y desarrollo  tecnológico es más que notable y fruto de ello, se ha desencadenado o se desencadenó algún conflicto para la humanidad, que debe aprender a convivir en situaciones extremas y especialmente, a sobrevivir en ellas. En “Biomega” (バイオメガ) se nos presenta un mundo apocalíptico, donde ese avance tecnológico ha desencadenado la extinción de la población humana, dando lugar a unos seres que han mutado a consecuencia de un virus o a humanos sintéticos, por citaros algunos ejemplos. Como suele ocurrir en estas historias, hay un elemento que es capaz de contrarrestar la situación y para conseguirlo viviremos una gran aventura con la que Nihei consigue sumergirnos en ese mundo gracias a una espectacular ambientación dada por los entornos plagados de peligros, tanto a nivel estructural, tecnológico como por los propios infectados, esos seres que deambulan en cada uno de esos entornos. Es impresionante la atmósfera opresiva que consigue crearse, donde tenemos unas persecuciones y enfrentamientos trepidantes gracias a unas buenas y bien “coreografiadas” escenas de acción y un ritmo frenético.


Hemos conseguido recolectar bastantes adaptados en distintas ubicaciones. Vamos a purgar la antigua raza y llevaremos el plan de conversión general de la humanidad al siguiente paso…


Del mismo modo, los diseños de Nihei están cargados de contraste, un total juego de luces y sombras, de escenarios donde la oscuridad se nos presenta como lo desconocido, sugiriendo ese sentimiento de suspense y tensión que podemos ver en cualquier película de terror. En este sentido, bien podría haber dejado fondos neutros, blancos, con algunos detalles de relleno. Pero estamos hablando de Tsutomu Nihei y eso no va con este mangaka. No tenemos más que echar un vistazo a cualquiera de sus viñetas para ver esa enorme cantidad de trazos con las que da forma a los fondos, a los personajes de trazos marcados y limpias facciones. Y también a esos enemigos tan elaborados a nivel gráfico. A veces parece que estemos ante unos bocetos recién pintados, la experiencia es aún más enriquecedora sumando todos los aspectos positivos que tienen estas obras, de verdad. Es más, no es una novela gráfica pero debido a que no vamos a encontrarnos una gran cantidad de textos (que los hay), sino que una gran parte de estas páginas no tienen diálogo alguno, juega a la perfección con una narración muy visual y gráfica donde solo recurre al diálogo para explicar, matizar o construir la historia, dando rienda suelta a nuestra imaginación en las batallas, en las escenas trepidantes que antes mencionaba.

De ahí que si tenéis o podéis acceder a algún ejemplar por parte de un amigo, familiar, o en vuestra tienda de referencia, os recomiendo que comprobéis en este pequeño tomo (nótese el sarcasmo, es un tocho de más de 600 páginas) este detalle, la cantidad y la calidad de ese contraste presente. Ojo, normalmente diríamos eso que he mencionado de “uf, menudo tochaco de tomo, eso no se podrá leer fácilmente” pero por contrario que parezca, he de decir que me ha parecido todo un acierto sacar esta serie en dos tomos del mismo tamaño, a un precio bastante bueno considerando tamaño y calidades, y que además como digo, se lee la mar de bien porque los tomos tienen una medida más grande de un manga habitual (A5, 15 x 21 cm), cosa que no hace más que dejarnos más detalle para poder disfrutar de esos impresionantes y contrastados diseños. Hablando de diseños, podéis echarle un vistazo al reportaje fotográfico que le dedicamos al artbook “Blame! and so on“. Como curiosidad final, seguro que muchos os habéis fijado en que algo recurrente en las obras de Nihei, además de la pareja protagonista y “entes deformes” o “engendros” (permitidme referirme a esas cosas así) es que suele aparece un oso que habla y aquí no iba a ser menos -tenemos a Koslov Loewic Grebnev-. No quiero entrar en muchos más detalles de la trama para que podáis disfrutarla por vuestra cuenta, así que como siempre, espero que os haya gustado esta reseña y le deis una oportunidad al manga.

Sin duda alguna, no puedo más que recomendaros que si no lo conocíais, “Biomega” (バイオメガ) es un fantástico seinen de acción, ciencia ficción, aventuras y drama con el que poder deleitarnos con el arte de Tsutomu Nihei. Un manga con el que poder hacer un viaje a través de esos mundos que solo él sabe conseguir, de ese fantástico apartado gráfico y con unas historias que enganchan desde el primer momento, de su estilo cyberpunk, y cuyo argumento no te dejan soltar el tomo hasta terminar. Ojalá desde Panini se animen a recuperar otros trabajos del autor, ahora descatalogados en nuestro país. Si han traído este “Biomega: The Ultimate Edition”, “Blame!” y “Knights of Sidonia” o el curioso “Lobezno: Snikt!”, por qué no intentarlo también con “Noise” o “Abara” (アバラ). Y por pedir, su obra más reciente, “Ningyou no Kuni  (人形の国) – APOSIMZ”. Espero conocer vuestras impresiones sobre la obra en los comentarios de esta entrada o en nuestras cuentas de Facebook y Twitter.


Sigue teniendo aspecto humano y su capacidad de recuperación es inaudita. No me cabe duda, esa chica es una adaptada al virus N5S…


Lo mejor:

  • Una más que interesante historia ambientada en un mundo destruido.
  • Los diseños de personajes están muy currados, tanto protagonistas como antagonistas y secundarios.
  • Esas megaestructuras que solo Nihei sabe hacer. Espectaculares!
  • Acción y ritmo frenético que acompañan muy bien.

Lo peor:

  • A mi me ha encantado, así que no podría ponerle nada como negativo. En todo caso, el no encontrar numeración en las páginas más allá del comienzo del tomo -nada que no se arregle con un marcapáginas a la hora de la lectura-.

analisis edicion MANGA

Comprar tomo 1

Panini Comics recuper, después de haber editado entre 2008 y 2010 en un total de seis tomos, este fantástico manga  “Biomega” (バイオメガ) de Tsutomu Nihei. En esta ocasión, la editorial nos presenta la conocida como “The Ultimate Edition” en un formato espectacular y un total de 2 tomos de 648 y 600 páginas respectivamente. Páginas en blanco y negro a excepción de las primeras, que vienen presentadas a todo color. El formato elegido vuelve a ser el formato  cartoné  (tapa dura) de tamaño 21 x 15 cm. (A5) y un grosor de aproximadamente 5 cm. cada tomo. Como podéis imaginar, estamos hablando de unos “señores tomos” pero como comentaba en la reseña, se dejan leer perfectamente e incluso dan más ganas de terminarse la historia al tratarse de2 en vez de 6 tomos. Sin dudas, una pedazo de edición donde vamos a disfrutar más si cabe con las viñetas y las ilustraciones. La cubierta es bastante rígida -dura- y cuenta con unas ilustraciones en enmarcadas en tonos verdosos.

Comprar tomo 2

Este manga mantiene el sentido de lectura oriental, de derecha a izquierda. En la traducción contamos con Marc Bernabé de Daruma Serveis Lingüístics. Como siempre, un fantástico trabajo en la adaptación y se agradece el contar con profesionales así.

Por su parte, este tomo está dividido en 24 capítulos sin mayores títulos que el número. No contamos con material extra o capítulos extras, más allá de comentar que con cada tomo se incluye un póster tamaño A4 doblado por la mitad, a todo color, como los que podéis ver en la galería al final de esta entrada.

El precio de venta recomendado para cada tomo es de 24,00 € y podéis comprarlo o bien desde su web (tomo 1 y 2) a precio rebajado o bien en tiendas habituales, librerías especializadas o en Amazon, donde cuenta con un 5% de descuento igualmente (tanto el tomo 1 como el tomo 2).

EnlacesPanini Comics España

Anuncios

5 comentarios el “Biomega (バイオメガ) de Tsutomu Nihei. La humanidad infectada por el virus N5S.

  1. Genial reseña, encontre tu blog de casualidad, y me encanta que comentes sobre la edicion de lo que reseñas, ya que no muchos hacen eso y es lo que mas me interesa, un saludo desde Argentina 🙂

    Me gusta

    • Muchas gracias por tus palabras Tiago! Siempre que es posible me gusta comentar sobre las ediciones (ya sea de manga, anime,…) porque además de la obra en sí, es algo en lo que cualquier aficionado se fija a la hora de comprar. Un saludo para ti y todos los amigos que nos seguís desde Argentina y otros países de América Latina ^^

      Me gusta

  2. Pingback: Knights of Sidonia (シドニアの騎士) de Tsutomu Nihei | Blog Visual

  3. Pingback: Sorteo 11 Aniversario (V): Lote de tomos manga de Panini Cómics | Blog Visual

  4. Pingback: Lobezno ¡Snikt!, la extraordinaria fusión Manga-Marvel llegó con Tsutomu Nihei | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.