Los guardianes del Louvre (千年の翼、百年の夢) de Jiro Taniguchi

Jiro Taniguchi nos invita a través de ‘Los guardianes del Louvre‘ (千年の翼、百年の夢) a una travesía temporal y artística, en la que descubrimos el alma de ese lugar, bajo la dirección de algunas figuras tutelares, familiares o desconocidas (pues el Louvre tiene guardianes). Un fantástico álbum en forma de viaje interior que la editorial Ponent Mon ha puesto en el mercado con una imponente edición a todo color.

SINOPSIS MANGA

Al término de un viaje colectivo a Europa y después de participar en un festival internacional de cómic en Barcelona, un dibujante japonés aprovechó la coyuntura para viajar a París tras despedirse del resto del grupo. Es entonces cuando se propone hacer una etapa en solitario por el país galo, con intención de visitar los museos de la capital. Pero, postrado en la cama de la habitación de su hotel por una insidiosa fiebre y un malestar general, se encuentra confrontado ante todo a una forma de soledad absoluta, la de los que sufren en tierra extraña, privados de cualquier recurso inmediato en el corazón de lo desconocido.

Aprovechando la pequeña tregua que le da su enfermedad, lleva a cabo su proyecto y se pierde en los pasillos abarrotados de gente del Louvre. Muy pronto descubrirá facetas insospechadas de este museo-mundo, yendo al encuentro de obras y de artistas de diversas épocas, en un periplo que oscila entre el sueño y la realidad, que le llevará, para terminar, a una encrucijada entre tragedia colectiva e historia personal. Con este álbum en forma de viaje interior, Jirô Taniguchi nos invita a una travesía temporal y artística, en la que descubrimos el alma de ese lugar, bajo la dirección de algunas figuras tutelares, familiares o desconocidas… Pues el Louvre tiene guardianes.


Me estoy empezando a marear, creo que me está subiendo la fiebre otra vez… tenía que haberme quedado quiero en el hotel


Después de pasar un mes en el museo del Louvre, en mayo de 2013, Jiro Taniguchi nos deleitó con un fantástico relato a todo color lleno de delicadeza, una travesía temporal y artística en la que descubrimos figuras tutelares, familiares y desconocidas… y a los los guardianes del Louvre! Uno de los autores seinen que no deja de sorprenderme por sus historias, su narración y su dibujo es sin duda Taniguchi. Sinónimo de calidad y realismo, no duda en sumergirnos en historias que baña con un fascinante halo de ficción, pero más encaminado hacía el mundo onírico que otra cosa (como ya ocurrió con su obra “La montaña mágica”). Y es que una vez más el autor consigue meternos de lleno en su obra, en algo parecido a una matrioska artística pues a la vez que estamos disfrutando de los trazos del autor y de su trama, también estamos viendo otras obras de arte en su interior.

Sin duda alguna, todo esto es debido al interesante repaso de autores y sus diferentes técnicas e inspiraciones para sus obras que nos encontraremos en este libro, autores de todas las épocas y de varias nacionalidades como pueden ser Chu Asai, Camille Corot, Van Gogh, Hokusai, Hiroshige, Eisen o Da Vinci… algunos nombrados de pasada, otros tratados con mayor profundidad. Sin duda alguna, esta obra es el puro reflejo de la admiración que un artista como es Taniguchi siente por otros que antes que él han sido grandes en lo suyo y que han marcado un antes y un después en sus respectivos estilos. Lo mejor es que en lugar de parecer una guía para iniciados, Taniguchi se desenvuelve muy bien y con su narrativa nos traslada dentro de una historia muy real y verosímil, para introducirnos en el mundo de los guardianes del Louvre, que se encuentra en una dimensión entre el sueño y la realidad, donde en cada obra habita un espíritu y donde Niké de Samotracia será la anfitriona.

Especialmente interesante resulta, aparte de los propios autores y el mundo en el que dieron vida a algunas de sus obras más representativas, el retrato que Taniguchi hace de Jaujard y las personas que durante la Segunda Guerra Mundial hicieron todo lo que estuvo en su mano por evacuar y salvaguardar las obras del expolio y las consecuencias de la guerra. Desde luego, es innegable que nos encontramos ante una obra que ha sido mimada y cuidada al máximo detalle con la mayor delicadeza y que nos supone y nos traslada la pasión y admiración del autor japonés por otros autores anteriores a él. Eso sí, estad tranquilos de que no será un repaso agobiante (como el gentío que acude en masa al museo y que tanto agobia al protagonista), sino que será un repaso a lo Taniguchi, a través del misticismo y lo onírico que le aportan la fiebre y las visiones.


El Palacio del Louvre es un laberinto de sueños, un universo situado a caballo entre lo onírico y lo real…


En cuanto al dibujo, que os puedo contar que no os haya contado en otras reseñas del autor… Una vez más la imagen cobra más protagonismo que las palabra, palabras que simplemente nos ayudan a seguir el relato y el paseo por el museo del Louvre. Un paseo por el cual Taniguchi nos deleita con unas fantásticas ilustraciones en las que se dan cita lugares de tal realismo como a la vez seres del mundo onírico o autores ya fallecidos que no dudan en entablar unas interesantes conversaciones con el protagonista de nuestra historia. Sin olvidarnos de la propia estructura del museo, desde la pirámide de cristal hasta las propias salas, su distribución y su arquitectura. Todo ello acompañado con el mayor detalle posible y como podréis imaginar por las imágenes con las que acompaño esta reseña, presentado a todo color (como comprenderéis ya es un gustazo el poder leer a Taniguchi en blanco y negro, pero desde luego el color es un elemento que aporta mayor calidad y realismo al conjunto).

Como contra -pues siempre hay que hablar de las dos perspectivas-, habrá personas a las que quizás el tema no les interese o no les llame la atención, no porque no sea interesante en sí, sino porque les guste más otro tipo de obras que, aún siendo seinen, tengan distinta temática. En mi opinión, merece mucho la pena el darle una oportunidad tanto por ser una obra de Jiro Taniguchi como por la trama y la sub-trama que se desarrolla como por la fantástica edición (de la que os hablaré a continuación) que han editado desde Ponent Mon.

Y no podía terminar de otra forma esta reseña que recordéis esa frase con la que termina la sinopsis de este libro: “En el Louvre habitan sus guardianes”. Si queréis hacer una aproximación a través del manga al impactante museo parisino, ‘Los guardianes del Lovre’ es una más que fantástica opción (que sin profundizar en todos los autores, algo que sería imposible, a los que toca lo hace de una manera muy especial). Y si no, siempre podéis introduciros en la obra de Taniguchi con otros títulos como ‘El sabueso’: St. Mary’s Ribbon y Sidekick,El caminante‘ o ‘Barrio Lejano’, por citar algunos ejemplos. Estoy seguro de que no os defraudará.


Todas las cosas, por pequeñas e insignificantes que puedan parecer, tienen su “vida” y su historia…


Lo mejor:

  • La fantástica edición de Ponent Mon (sin duda alguna se lo están currando mucho y es de recibo decirlo).
  • El color, un gran acierto para conseguir traspasar las páginas y que el sentido de la vista se nos quede perplejo ante tal calidad.
  • El toque místico con el que la historia cobra vida y da lugar al desarrollo de la misma.
  • Te deja con ganas de viajar a París y de visitar ese fantástico museo en busca de sus guardianes.

Lo peor:

  • Habrá personas a las que quizás el tema no les interese o no les llame la atención por su temática.

analisis edicion MANGA

Comprar en Amazon

Ponent Mon vuelve a sorprendernos con una fantástica edición de similares características a las de la Edición Definitiva de “El caminante” (que podéis ver haciendo click en el enlace). Lo primero que nos impacta nada más verla es su formato y dimensiones, pues la edición está presentada en formato cartoné (con tapas duras) y con una medida de 21,6 x 28,6 cm. que como sabéis, no es algo habitual en cuanto a las ediciones manga de nuestro país se refiere.  Todo ello para guardar en su interior un total de 136 páginas presentadas a todo color y en un material de alta calidad (de unos 130 a 180 gramos me atrevería a decir).

Para la traducción contamos con el fantástico trabajo de Víctor Illera Kanaya. En esta ocasión no diré lo que dije del sentido de lectura de ‘El caminante’, porque la editorial ha optado por traernos la obra con el sentido de lectura oriental, como nos gusta a nosotros, de derecha a izquierda. Si bien el tomo no cuenta con un índice propiamente dicho, la obra está dividida en cinco capítulos: 01- Los guardianes del Louvre, 02- El bosque de Corot, 03- El jardín de Daubigny, 04- París, 1939 y 05- Un viajero en el santuario secular.

Y como complemento, contamos al final del libro con unos pequeños añadidos de algunos de los autores mencionados o tratados en la obra, como Vincent Van Gogh, Jean-Baptiste Camille Corot, Asai Chû, Antonio Fontanesi o Tokutomi Roka.

Su precio recomendado es de 26,00€ (aunque en tiendas especializadas como Amazon.es se puede encontrar con un 5% de descuento).

Enlaces: Ponent Mon

Anuncios

4 comentarios el “Los guardianes del Louvre (千年の翼、百年の夢) de Jiro Taniguchi

  1. Pingback: Novedades manga de Ponent Mon para el primer semestre de 2017 | Blog Visual

  2. Pingback: La montaña mágica (魔法の山), fantástico relato de Jirō Taniguchi | Blog Visual

  3. Pingback: El olmo del cáucaso (櫸の木) y otras historias, de Jirō Taniguchi | Blog Visual

  4. Pingback: Sorteo 10 Aniversario (III): Tres manga fantásticos de Ponent Mon | Blog Visual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s